Hesperian Health Guides

La lucha por el cambio

Si usted es trabajadora de salud, no basta con que hable sobre dar pecho. Las mujeres necesitan información y apoyo. Enséñeles a las mujeres a no dar nada a sus bebés más que leche de pecho durante los primeros 6 meses. Enséñe a ellas y sus familias qué otros tipos de alimentación pueden ser dañinos para el bebé.

Ayude a las mujeres a dar pecho antes de que tengan problemas. Ayúdeles a confiar en que tienen suficiente leche. Para los problemas comunes, el mejor apoyo es aquél que las madres se pueden dar entre sí. Trate de formar un grupo de apoyo en su comunidad. El grupo puede ser dirigido por mujeres que sólo hayan dado pecho a sus hijos, los cuales estén creciendo bien.

Prepare su centro de salud para que sea cómodo para las mujeres que están dando pecho. Ayude a las madres a dar pecho a sus bebés durante la primera hora después del parto. Deje que los bebés duerman junto con o cerca de sus madres. Cuando una madre esté enferma, permita que su bebé se quede con ella.

Si usted también es madre, dé pecho a su propio bebé para demostrarles a otras mujeres que trabajan fuera del hogar, que pueden seguir haciendo eso sin dejar de dar pecho a sus bebés.

No tenga carteles ni materiales educativos que promuevan la leche enlatada. No les pase a las madres las muestras y regalos de las compañías que producen leche enlatada para bebés, y no deje que los representantes de esas compañías visiten su clínica.

Eduque a los empleadores sobre la importancia de la leche de pecho. Anímelos a que provean un lugar en el cual las mujeres puedan amamantar a sus bebés o sacarse la leche.

WWHND Ch7 page 121-1.png