Hesperian Health Guides

La lucha por el cambio

Para lograr cambios, la gente necesita dejar de pensar que la violencia en contra de las mujeres es culpa de las mujeres o simplemente que ‘así es la vida’. He aquí algunas ideas que podrían ayudarle a acabar con la violencia en su comunidad.

Hable del problema

¡Tenga cuidado! En algunos lugares puede ser peligroso combatir la violencia.

El primer paso que hay que tomar para derrotar el abuso, es hablar acerca de él. Trate de encontrar a otras mujeres que tengan los mismos problemas con hombres violentos y abusivos, e intercambien ideas. Encuentre a hombres que piensen que está mal ser violento. Consiga que en su comunidad se hable abiertamente de la violencia. Consiga que sea algo que la gente considere que es malo.

Establezca servicios para mujeres que huyan

WWHND10 Ch18 Page 324-1.png
  • Establezca un asilo o un refugio tan pronto como sea posible. Éste debe ser un lugar secreto y escondido.
  • Obtenga apoyo—sobre todo de organizaciones más grandes y poderosas. Por ejemplo, averigüe si en su país hay una red de organizaciones de la salud que pueda prestar ayuda. Busque apoyo también de personas que son respetadas por la comunidad entera. Consiga que se involucren tantos hombres como sea posible.
  • Ayude a las mujeres a entender sus derechos legales. Tal vez haya leyes especiales sobre las familias y la violencia que las mujeres puedan usar.
  • Encuentre formas de enseñarles nuevas destrezas a las mujeres para que tengan alguna forma de ganarse la vida.

Use la presión social

¿Cuáles son las presiones que evitan que la gente en su área haga las cosas que la mayoría cree que están mal? En algunos lugares es la policía. En otros puede ser el ejército, la familia o la religión. En la mayoría de los lugares, es una combinación de estas cosas.

Anime a los líderes de la comunidad y a otros hombres a decir en público que se oponen a la violencia en contra de las mujeres y a mostrar que desaprueban a los hombres que golpean a las mujeres. Trate de usar todas las presiones que funcionan donde usted vive para evitar que los hombres maltraten a las mujeres.

En algunos países, las mujeres se han organizado para hacer que se aprueben leyes que castigan a los hombres que maltratan a sus esposas. Pero las leyes no siempre funcionan bien para las víctimas del abuso. En algunos lugares, no se cuenta con la ayuda de la gente encargada de ver que las leyes se cumplan: en particular, la policía, los abogados y los jueces. Pero, si donde usted vive, el sistema legal y la policía sí se encargan de proteger a las mujeres, trate de aprender todo lo que pueda sobre las leyes y sobre los derechos de las mujeres.
WWHND10 Ch18 Page 324-2.png


Enséñeles a sus hijos a vivir sin violencia. Usted puede luchar por el cambio en su hogar ayudando a sus hijos a encontrar maneras pacíficas de resolver sus problemas. Enséñeles a sus hijos varones a respetarse a sí mismos y a respetar a las mujeres y a las niñas.