Hesperian Health Guides

La lucha por el cambio

Negociación del uso de condones

Para lograr que más hombres usen condones, ellos necesitan entender que el uso de condones para evitar las infecciones sexuales, incluyendo el SIDA, les conviene a ellos y también a sus parejas. La manera más fácil de hacer llegar esta información a los hombres es a nivel comunitario.

Como trabajadora de sexo, usted puede ayudar uniéndose a otras trabajadoras de sexo para lograr que el uso de condones sea la práctica más común y esperada. Entonces los clientes empezarán a querer usar condones.

Use sociodramas para practicar a negociar el uso de condones con sus clientes. Pida a otras trabajadoras de sexo que practiquen con usted.

WWHND10 Ch20 Page 348-1.png

La actitud que usted tenga con sus clientes es importante. Si usted tiene fé en sí misma y sabe de lo que está hablando, será más probable que pueda convencer a un hombre de que tiene sentido usar condones. Aquí tiene algunas ideas:

  • Explique que los condones pueden...
    • proteger a ambos de ustedes contra infecciones.
    • reducir el riesgo de que él le pase una infección sexual a su esposa.
    • prolongar el placer que él sentirá.
  • Asegúrele de que usted se encargará de que el sexo sea igual de agradable para él.
  • Si usted ofrece sexo oral, aprenda a poner condones con la boca.


Una trabajadora de sexo en una ciudad de Camerún, en África, relata la siguiente historia:
En la discoteca donde yo trabajo, entendemos los riesgos que el SIDA representa para nuestra salud y para nuestras vidas, así que todas nosotras usamos condones. Nosotras les enseñamos a nuestros clientes que a ellos les conviene protegerse a sí mismos. La mayoría de ellos ahora están de acuerdo. Nosotras nos aseguramos de que el sexo sea divertido, para que ellos nos vuelvan a contratar.

Pero siempre hay hombres que no quieren usar condones porque piensan que no hacerlo es ser de veras ‘macho’. Lo que casi siempre pasa es que un tipo trata de convencer a 4 ó 5 de nosotras de que tengamos relaciones sin protección, pero sin éxito. Entonces, él, o se va, o acepta tener relaciones con condón para ver si puede disfrutar el sexo igual de bien. Si insiste en tener relaciones sexuales sin protección, nosotras nos juntamos y ¡lo corremos de aquí!

A nosotras no nos gusta perder clientes, pero apreciamos nuestras vidas y nuestra salud. Poco a poco, las cosas están cambiando. En mi trabajo, ahora todas reconocemos que lo inteligente es usar condones.


WWHND10 Ch20 Page 349-1.png
SUFICIENTE DINERO
COMIDA Y VIVIENDO
UNA VIDA
LIBRE DE VIOLENCIA
PROTECCIÓN CONTRA
INFECCIONES SEXUALES Y VIH
Las trabajadoras de sexo se están organizando para mejorar sus vidas. Ellas quieren las mismas cosas que otras mujeres.


La unión hace la fuerza

Yo solía trabajar en un club donde no siempre usábamos condones. Había mucha presión por NO usarlos. Así que me fui. Ahora trabajo en una casa donde tienen por NORMA usar condones. Esto me ha ahorrado muchas preocupaciones y discusiones. —Anita

Las trabajadoras de sexo ocupan una condición social muy baja por ser pobres y por vender sexo. Esto a veces hace que ellas sientan que no valen nada y que no pueden cambiar sus vidas.

Para una mujer que trabaja sola puede ser muy difícil lograr que sus clientes usen condones. Protegerse de la violencia también puede ser un reto. Pero en muchos lugares, las trabajadoras de sexo se están dando cuenta de que pueden mejorar sus vidas si trabajan unidas. En algunos lugares, las trabajadoras de sexo se están organizando para mejorar las condiciones en que trabajan, por ejemplo, insistiendo en que sus clientes usen condones o defendiéndose del mal trato que les da la policía. En otros lugares, con la ayuda de otros miembros de la comunidad, las trabajadoras de sexo han iniciado programas para adquirir nuevas aptitudes que les permitan depender menos de la venta de sexo.

A continuación describimos algunas de las formas en que las trabajadoras de sexo de diferentes partes del mundo están trabajando unidas, y trabajando con otras personas, para mejorar sus vidas. Usted y otras trabajadoras de sexo también podrían hacer estas cosas:

Enséñese unas a otras cómo protegerse más en el trabajo. Puede reunir a un grupo de trabajadoras de sexo para hablar sobre cómo...

  • usar condones para evitar infecciones sexuales, incluyendo el VIH, y cómo obtener tratamiento para las infecciones sexuales, cuando sea necesario.
  • obtener y usar métodos anticonceptivos
  • escoger a un cliente y evitar situaciones peligrosas.
  • apoyarse mutuamente para lidiar con las exigencias indeseables de un cliente.
  • limitar la cantidad de tiempo que una trabajadora de sexo pasa con sus clientes.
WWHND10 Ch20 Page 350-2.png

Organizarse para protegerse más. El trabajar unidas y apoyarse mutuamente puede ayudar a las trabajadoras de sexo a disminuir el riesgo de que sus clientes, sus alcahuetes o la policía las maltraten o las violen. Únase con otras trabajadoras de sexo para planear formas de apoyarse y protegerse mutamente.

Adquirir nuevas aptitudes. Usted puede trabajar para organizar programas de alfabetización o programas de capacitación para diferentes empleos. A veces, algunas trabajadoras de sexo pueden instruir a otras, o quizás sea posible conseguir la ayuda de otros miembros de la comunidad.

WWHND10 Ch20 Page 350-1.png
Le dije “o condón o nada”, y ahora que gano algo de dinero arreglando pelo, puedo perder algunos clientes sin tener que preocuparme.


Cuando una trabajadora de sexo tiene otras aptitudes, ella puede ganar algo de dinero haciendo otros trabajos. Así ella puede decidir con cuáles hombres tener relaciones sexuales y puede rechazar a un cliente que la haga sentirse amenazada.

Crear un fondo para dar préstamos. Un grupo de trabajadoras de sexo en Nairobi, Kenya (una ciudad en África), juntó su dinero para crear un fondo para dar préstamos a sus miembros. Muchas de las mujeres usan los fondos para pagar las cuotas de la escuela de sus hijos. Otros grupos han usado este tipo de fondos para ayudarse mutuamente a crear pequeños negocios que les permitan ganar dinero de modos no relacionados con la venta de sexo.


Muchas organizaciones de trabajadoras de sexo están tratando de cambiar las opiniones negativas que la gente tiene de las prostitutas. Por ejemplo, una organización de trabajadoras de sexo en Calabar, Nigeria (en África) no permite que sus miembros se peleen en las calles ni el burdel. Tampoco permite que ellas digan groserías o que se vistan de formas que ofenden a la comunidad. Cambiando las cosas que son fáciles de criticar, las organizaciones esperan que la gente se vaya dando cuenta de que las trabajadoras de sexo son mujeres que simplemente están trabajando para sobrevivir.


La comunidad puede prestar su ayuda

Es.WWHND12 Ch 20 Page 351-1.png

Los miembros de la comunidad pueden ayudar a las trabajadoras de sexo a organizarse para trabajar bajo condiciones más seguras. Usted puede...

  • exigir que se aprueben leyes para castigar a quienes explotan a las trabajadoras de sexo. Esto incluye a los dueños de los burdeles, a los alcahuetes e intermediarios, a la policía, a los clientes y a los vendedores de drogas.
  • presionar a la policía para que dejen de maltratar a las trabajadoras de sexo.
  • trabajar por la aprobación de leyes que animen a los clientes de las trabajadoras de sexo a usar condones. Por ejemplo, el Ministerio de Salud de Tailandia requiere que las trabajadoras de sexo usen condones. Si no lo hacen, las autoridades pueden cerrar el burdel o cobrar un multa. Esta ley ha ayudado a las trabajadoras de sexo a insistir en que se usen condones. Esto protege a las trabajadoras, a sus clientes y a las esposas de ellos.

Usted también puede trabajar para evitar que las niñas se vean forzadas a comerciar en sexo:

  • Hable con los padres de familia de su comunidad sobre los peligros de vender a sus hijas para el trabajo en otros países.
  • Proporcione ayuda (por ejemplo, empleos, asesoramiento y vivienda) para las jóvenes que se fuguen de su hogar. Con su ayuda, no se verán forzadas a vender sexo para sobrevivir.