Hesperian Health Guides

La lucha por el cambio

Cómo lograr un equilibrio entre el tratamiento y la prevención

Es.WWHND10 CH10 Page 163-1.png

Un trabajador de salud, o cualquier persona que esté trabajando para mejorar la salud de las mujeres en la comunidad, puede jugar un papel importante en la prevención de las enfermedades. Pero con frecuencia, lo que una mujer más necesita no es la prevención de una enfermedad, sino la curación de una enfermedad que ya tiene. Por eso, una de las tareas principales del trabajador de salud, debe ser ayudar a curar a la gente.

Sin embargo, el tratamiento puede servir como puerta de entrada a la prevención. Una de las mejores ocasiones para hablar con una mujer acerca de la prevención es cuando ella busque su ayuda. Por ejemplo, si una mujer va a visitarlo porque ella tiene una infección urinaria, atienda primero su problema. Después, tómese tiempo para explicarle cómo evitar esas infecciones en el futuro.

Trate de encontrar un equilibrio entre la prevención y el tratamiento que sea aceptable para las mujeres de la comunidad a quienes usted atiende. Este equilibrio dependerá mucho de las ideas que las mujeres ya tengan sobre las enfermedades, sobre las curaciones y sobre la salud en general. A medida que la lucha diaria por sobrevivir ya no sea un reto tan grande, que las ideas de las mujeres acerca de la salud vayan cambiando y que más enfermedades logren controlarse, puede que usted descubra que las mujeres se van interesando más en la prevención. Se podrá evitar entonces mucho sufrimiento innecesario, y usted podrá ayudar a las mujeres a esforzarse por lograr un cuidado personal más efectivo.

Los trabajadores de salud pueden jugar un papel importante para ayudar a las mujeres a trabajar unidas con el fin de evitar los problemas de salud que las afectan.

WWHND10 CH10 Page 163-2.png