Hesperian Health Guides

Medicinas para tratar las infecciones sexuales

En este capítulo aparecen advertencias para las medicinas que no deben ser tomadas por las mujeres que están embarazadas o que están dando pecho. Si una medicina no tiene una advertencia, es seguro tomarla.

WWHND10 Ch16 Page 264-1.png

Antes de tomar cualquier medicina, usted debe leer la información que aparece respecto a ella en las “Páginas verdes”. Puede que haya más información que usted necesite saber.

Si no está segura de cuál medicina será más eficaz para un problema, trate de consultar a un trabajador de salud o a un boticario, quien sabrá cuáles son las mejores medicinas donde usted vive.

En este capítulo recomendemos medicinas para tratar diferentes infecciones sexuales.Recuerde que la mayoría de las personas tienen más de una infección sexual o infección en los genitales al mismo tiempo, y quizá sea necesario tomar más de una medicina. Con cualquier medicina que decida tomar, debe seguir las indicaciones correctamente.

En diferentes partes del mundo se venden diferentes medicinas, y los precios pueden variar. Así que puede que una de estas medicinas no se consiga donde usted vive, o puede que haya otra medicina que también sea eficaz y más barata.

También puede ser que usted necesite tomar una medicina diferente si…

  • usted está embarazada o dando pecho y no es seguro tomar la medicina durante estos períodos.
  • la infección sexual que usted está tratando de combatir se ha vuelto resistente a la medicina.
  • usted tiene una alergia a la medicina. Algunas personas son alérgicas a las medicinas como la penicilina o las sulfas. Si es necesario, a veces puede sustituir un antibiótico por otro.

La resistencia a los medicamentos

Al usar medicinas para tratar una infección sexual u otros males, es muy importante tomar toda la medicina. Si una persona no toma una cantidad suficiente de la medicina apropiada—o si deja de tomar la medicina antes de completar el tratamiento—no mueren todos los microbios responsables de la infección. Los microbios más fuertes sobreviven y crean tipos más resistentes de la infección. Entonces, una medicina que antes funcionaba para esa infección, ya no la cura. A esto se le llama resistencia.

En muchos lugares la gonorrea se ha vuelto resistente a las medicinas que generalmente se usan para tratarla. Hable con un trabajador de salud para averiguar si en su área hay infecciones sexuales que son resistentes a ciertas medicinas, y cuáles son las mejores medicinas que se consiguen en su área para tratar esas infecciones.