Hesperian Health Guides

Otras infecciones sexuales

VIH

El VIH es el virus que causa el SIDA. El VIH se contagia cuando la sangre, el flujo vaginal, el semen o la sangre de una persona ya infectada entra al cuerpo de otra persona. Las llagas en los genitales facilitan la transmisión del virus. El semen y las secreciones de alguien con una infección sexual que tiene VIH contienen una gran cantidad de VIH.

Las mujeres pueden contagiarse con VIH más fácilmente que los hombres durante las relaciones sexuales. A usted la puede contagiar una persona que se vea completamente sana.

No hay manera de curar el VIH, pero el tratamiento puede alargar y mejorar la vida de alguien que tiene el VIH. Practique el sexo seguro para protegerse a usted mismo y a los demás de la transmisión del VIH. Si cree que ha tenido sexo no seguro con alguien que pueda tener el VIH vea aquí.

Hepatitis B

La hepatitis B es una infección peligrosa causada por un virus que daña el hígado. La hepatitis B se contagia cuando la sangre, el flujo vaginal o el semen o raramente la saliva (baba) de una persona ya infectada entra al cuerpo de otra persona. Esta infección pasa fácilmente de una persona a otra, sobre todo durante las relaciones sexuales.

Si su compañero ha tenido algunas de estas señas, no tenga relaciones sexuales con él hasta que se haya curado por completo. Pregúntele a un trabajador de salud si puede darle a usted una vacuna.

Señas:
  • fiebre (calentura)
  • falta de ganas de comer
  • cansancio y debilidad
  • piel y/u ojos amarillos
  • dolor en la barriga
  • orina oscura y excrementos blancuzcos
  • ninguna seña
WWHND10 Ch16 Page 277-1.png
Tratamiento:

No hay medicina que ayude. De hecho, el tomar medicina podría dañar el hígado aun más.

La mayoría de la gente se recupera de la hepatitis B. Unas cuantas personas pueden tener problemas del hígado que nunca se quitan, incluyendo cáncer. Descanse lo más que pueda y coma alimentos que sean fáciles de digerir. No tome nada de alcohol por al menos 6 meses.

Temas relacionados
vacuna para la hepatitis B

La hepatitis y el embarazo. Si usted tiene cualquiera de las señas mencionadas cuando esté embarazada, consulte a un trabajador de salud. Quizás pueda vacunarse para evitar que su bebé tenga hepatitis B.