Hesperian Health Guides

Palabras a las promotoras de salud

Ayudando a las mujeres a ayudarse a sí mismas

En este capítulo, Don Pedro y Valeria jugaron un papel importante en la ayuda que les dieron a las mujeres de la comunidad de Juanita para resolver un problema médico. La razón por la cual Don Pedro y Valeria tuvieron tanto éxito fue porque no les dijeron a Juanita y a sus amigas qué hacer. En vez de eso, Don Pedro y Valeria ayudaron a las mujeres a aprender a ayudarse a sí mismas.

Usted también puede ayudar a las mujeres en su comunidad siguiendo el ejemplo de Don Pedro y Valeria:

  • Comparta sus conocimientos. Para poder ayudarse a sí mismas, las mujeres necesitan información. Muchos problemas médicos se pueden evitar si la gente sabe cómo hacerlo. Pero recuerde que, para ayudar a la gente, usted no necesita tener todas las respuestas a sus preguntas. Muchas veces no hay respuestas fáciles. Es bueno admitir cuando uno no sabe algo. Las personas con quienes usted trabaje le agradecerán su honestidad.


WWHND10 Ch2 Page 30-1.png

No estoy segura de eso, pero lo puedo averiguar.

Comparta sus conocimientos con otras mujeres, otros promotores y las personas que toman las decisiones en su comunidad.

  • Trate a las mujeres con respeto. Cada persona debe ser tratada como alguien que puede entender su problema médico y tomar buenas decisiones con respecto a su tratamiento. Nunca culpe a una mujer por un problema, ni por decisiones que haya tomado antes.

WWHND10 Ch2 Page 30-2.png

Lo qu hemos discutido es privado. Yo no hablaré de esto con nadie.
  • Recuerde que los problemas médicos son privados. Los problemas médicos no deben discutirse donde alguien pueda oír. Nunca hable con alguien sobre el problema de otra persona, a menos que esa persona le haya dado permiso de hacerlo.
  • Recuerde que es más importante escuchar a una persona que darle consejos. Una mujer muchas veces necesita que alguien la escuche sin juzgarla. Escuchándola, usted le hace saber que ella es importante y le demuestra su interés. Y a medida que ella tenga una oportunidad de hablar, quizás se dé cuenta de que ya tiene algunas de las soluciones para su problema.
  • Ayude a las personas a resolver sus problemas, no se los resuelva usted. Aun cuando los problemas de una mujer son muy grandes y no se pueden resolver completamente, ella generalmente tiene opciones de lo que puede hacer. Como trabajadora de salud, puede ayudarle a darse cuenta de sus opciones y a obtener la información que ella necesita.
WWHND10 Ch2 Page 31-1.png
Aprenda de las personas a quienes ayuda, y esas personas pueden aprender de usted.
  • Aprenda de las personas a quienes ayude. Si usted aprende cómo otras personas solucionan sus propios problemas, podrá ayudar mejor a otras personas más (y a veces ayudarse a sí misma también).
  • Respete las tradiciones y las ideas de la gente. La ciencia moderna no puede resolver todo. Y muchas medicinas modernas provienen del estudio de las plantas medicinales y de los métodos curativos tradicionales. Por eso es importante respetar y usar lo bueno de cada método—y estar consciente de que ambos métodos pueden ser dañinos.
  • Averigüe lo que la gente realmente quiere aprender. Es fácil dar información sin antes investigar si será útil, especialmente cuando da pláticas preparadas de antemano. Pero si averigua exactamente qué es lo que las personas quieren saber, ellas obtendrán conocimientos que les serán útiles. Además esto les ayudará a expander sus propios conocimientos.

</td>

Es.WWHND10 Ch2 Page 31-2.png
El hierro se encuentra en la hemoglobina, la mioglobina y diferentes enzimas. Durante sus años de fertilidad, las mujeres necesitan 18 mg. de hierro a día, para satisfacer las necesidades creadas por la menstruación, el embarazo y la lactancia.
Parece que la alimetación no les interesa.
Yo no tengo idea de qué está hablando. ¡Qué manera de perder el tiempo!
Es.WWHND10 Ch2 Page 31-3.png
¿Por qué tantas mujeres mueren desangradas durante el parto? Bueno, una razón es la anemia. Muchas mujeres no comen suficientes alimentos ricos en hierro, como carne.
Pero la carne es muy cara. ¿Hay otras formas de que las mujeres pobres obtengan suficiente hierro?
  • Ayude a las personas a hacer planes, no haga los planes por ellas. Cuando planee su trabajo, asegúrese de hablar primero con las mujeres y los hombres de su comunidad. Averigüe cómo perciben el problema que usted está tratando de resolver. Pregúnteles a qué creen ellos que se deba el problema y cómo les gustaría resolverlo. ¡Los mejores resultados se dan cuando la gente trabaja unida!