Hesperian Health Guides

Palabras al padre

WWHND10 Ch6 Page 100-1.png

El embarazo

Usted puede ayudar a su esposa física y emocionalmente demostrándole que la quiere y que ella es importante para usted. Asegúrese de que alguien le ayude a ella con su trabajo. Si usted mismo no puede hacer parte del trabajo, trate de conseguir que otra persona le ayude. Asegúrese de que su esposa coma alimentos nutritivos y que reciba atención prenatal. Realice el exámen y reciba tratamiento para las infecciones sexuales, incluyendo el VIH. Si usted tiene VIH, use condónes en las relaciónes sexuales.

El parto

Puede ayudarle a su esposa a que el trabajo de parto y el parto mismo sean seguros haciendo lo siguiente:

Durante el embarazo, el parto y después, esté pendiente de las señas de peligro para la madre y el bebé. Consiga ayuda si piensa que hay algún problema.

  • asegurándose de que haya suficiente agua y comida en la casa.
  • trayendo a su partera a la casa para que ayude con el parto y asegurando que haya transporte en caso de una emergencia.
  • encargándose de cuidar a los otros niños.

Si se queda con ella durante el parto, puede ayudarle dándole apoyo físico y emocional. Anímela y dígale que está haciendo bien las cosas. Dele agua para beber. Ayúdele a caminar o a acuclillarse durante las contracciones o sóbele la espalda.

Después del parto

WWHND10 Ch6 Page 100-2.png

Las primeras 6 semanas después del parto son las más importantes para que la mujer recobre su fuerza y se sienta sana otra vez. Durante esta temporada, necesita muchos alimentos nutritivos y reposo. Usted puede ayudarle a descansar más haciendo algo de su trabajo, como acarrear el agua o la leña, cuidar a sus otros niños o preparar la comida. Si usted no puede ayudar, trate de encontrar a alguien que sí pueda.

Si usted se toma tiempo para cuidar y cargar a su bebé, su esposa podrá dormir y usted forjará una relación más estrecha con su nuevo hijo.

No tenga relaciones sexuales con su esposa hasta que ella deje de sangrar. Así evitarán una infección de la matriz.

Planificación familiar

Para que una madre y sus bebés sean saludables, es mejor esperar por lo menos dos años entre cada embarazo. Una de las maneras más importantes en que usted puede ayudar a su familia a ser más sana es usando planificación familiar. Vaya a la clínica de planificación familiar con su esposa y decidan juntos qué método les servirá mejor. Luego compartan la responsabilidad para su uso.