Hesperian Health Guides

Situaciones especiales

Dando pecho a los bebés con necesidades especiales

Bebé pequeño. Si un bebé no puede mamar con suficiente fuerza para alimentarse, usted tendrá que sacarse la leche a mano y darle de comer con una taza. Empiece justo después del parto, y siga aún cuando el bebé pueda mamar un poco por sí mismo. Esto ayudará a sus pechos a producir más leche. Si su bebé pesa menos de un kilo y medio, quizás necesite atención médica especial, incluyendo un tubo que le pase por la nariz y le llegue hasta el estómago. La leche de pecho se le puede dar por ese tubo. Hable sobre esto con un trabajador de salud.

WWHND Ch7 page 118-1.png Mantenga a un bebé que nació antes de tiempo contra su piel.

Bebé que nació antes de tiempo. Los bebés que nacen antes de tiempo necesitan ayuda para mantenerse calientes. Quítele al bebé toda la ropa, excepto un gorrito y un pañal. Póngase al bebé erguido dentro de su ropa, contra su piel y entre sus pechos. (Ayuda usar una blusa, un suéter o un rebozo amarrado en la cintura.) Mantenga al bebé dentro de su ropa, con su piel contra la de él, día y noche, y dele pecho con frecuencia. Si el bebé mama débilmente, también dele leche que se haya sacado a mano.

Bebé con labio o paladar partido. Un bebé con estos problemas puede necesitar ayuda especial para aprender a mamar. Si el bebé sólo tiene el labio partido, puede aprender a mamar bien. (Para que la boca del bebé selle alrededor de su pecho, tápele usted la abertura del labio con un dedo.) Si el bebé también tiene el paladar partido, mantenga una buena posición mientras lo alimenta pero trate de sostenerlo erguido. Tal vez usted necesite conseguir ayuda especial. Usted puede sacarse la leche a mano para que sus pechos sigan produciendo bastante, mientras el bebé aprende a mamar.

Bebé amarillo (ictericia). Un bebé que está amarillo necesita bastante luz del sol y leche de pecho para deshacerse de la ictericia. Algunos bebés con ictericia tienen mucho sueño. Si un bebé tiene tanto sueño que no puede mamar, sáquese la leche a mano y désela al bebé con una taza, por lo menos 10 veces en 24 horas. Asolee al bebé temprano en la mañana y a fines de la tarde. O mantenga al bebé en un cuarto donde entre mucha luz.

La ictericia casi siempre empieza después del tercer día de vida y se quita alrededor del décimo día. Si el bebé tiene ictericia u ojos muy amarillos en cualquier otra temporada, si tiene ictericia y además nació mucho antes de tiempo, o si se pone más amarillo o le da aun más sueño, el bebé podría tener una enfermedad grave. De ser posible, lleve al bebé a un centro médico u hospital.

Gemelos o cuates. A veces un gemelo es más pequeño o débil que el otro. Asegúrese de que cada bebé reciba suficiente leche. Usted tendrá suficiente leche para ambos.
WWHND Ch7 page 118-2.png


Cuando su bebé está enfermo

  • Si su bebé está enfermo, usted no debe dejar de darle pecho. Su bebé se recuperará más pronto si usted le da pecho.
  • La diarrea es especialmente peligrosa para los bebés. Muchas veces no se necesita medicina, pero hay que tener mucho cuidado porque un bebé puede morir rápidamente de deshidratación.
  • Si su bebé tiene diarrea, aliméntelo con más frecuencia y también dele traguitos de suero para tomar.
  • Si el bebé está débil, dele pecho más seguido. Si el bebé está tan débil que no puede mamar, sáquese la leche a mano y alimente al bebé con cuchara. Lleve al bebé a un trabajador de salud.
  • Si el bebé está vomitando, dele pecho por menos tiempo pero con más frecuencia y también dele traguitos de suero para tomar con una taza o una cuchara de cada 5 á 10 minutos. Si puede, llévelo a un trabajador de salud—la deshidratación puede causar la muerte.
WWHND Ch7 page 119-1.png
  • Siga dando pecho al bebé aunque él necesite estar en el hospital. Si usted no se puede quedar en el hospital, sáquese la leche a mano y pídale a alguien que se la dé al bebé con taza.

Cuando la madre está enferma

Si usted tiene VIH, aqui encontrará más información sobre la leche de pecho y el VIH.

Cuando pueda hacerlo, casi siempre es mejor que una madre enferma dé pecho a su bebé a que le dé otros alimentos demasiado pronto. Si usted tiene fiebre alta y suda mucho, quizás produzca menos leche. Para seguir produciendo bastante leche, usted debe tomar bastante líquido y seguir dando pecho a su bebé con frecuencia. Si le es más cómodo, usted puede dar pecho a su bebé acostada.

Si por cualquier razón necesita dejar de darle pecho por unos cuantos días, sáquese la leche a mano. Si es necesario tal vez alguien le puede ayudar.

Consiga tratamiento de inmediato para cualquier enfermedad grave causada por una infección, como tuberculosis, tifoidea o cólera, para no pasársela al bebé.

Para evitar pasarle una infección al bebé, lávese bien las manos con agua y jabón antes de tocar al bebé o de tocarse los pechos.

Cuando la madre necesita tomar medicina

La mayoría de las medicinas pasan a la leche de la madre en cantidades pequeñas y débiles, así que no le hacen daño al bebé. Generalmente es más dañino para el bebé que la madre deje de darle pecho.

Hay unas cuantas medicinas que causan efectos secundarios. En este libro hemos marcado esas medicinas con una advertencia y sugerimos otras medicinas en las “Páginas verdes” que serían más seguras. Si un promotor de salud le pide que tome una medicina, recuérdele que usted está dando pecho a su bebé, para que escoja un medicamento seguro.

WWHND Ch7 page 120-1.png
Una mujer que tiene un bebé chiquito y uno más grande puede dar pecho a ambos sin riesgos

Cuando una mujer se embaraza o da a luz a otro bebé

WWHND Ch7 page 120-2.png
No es riesgoso dar pecho a un bebé durante el embarazo

Si una madre se embaraza en la temporada en que está dando pecho, puede seguir dando pecho a su bebé. Como producir la leche de pecho y el embarazo requieren que su cuerpo trabaje mucho, ella debe comer muchos alimentos nutritivos.

No es riesgoso seguir dando pecho a un niño más grandecito cuando la madre da a luz a un nuevo bebé. Ella debe alimentar al bebé antes que al niño más grande.