Hesperian Health Guides

Infórmese sobre las sustancias químicas en su fábrica

Muchos trabajadores no saben con qué sustancias químicas trabajan. Quizás reciban sustancias químicas en envases sin etiquetas, o conocen una sustancia química por el uso que se le da (“limpiador de vidrios”) o por su apodo (“el amarillo apestoso”), pero no por su nombre real.

Dos hombres hablan con el jefe mientras que un tercer hombre alza una lata que dice “solvente”.
No usaremos sustancias químicas si no sabemos cómo pueden dañar nuestra salud.
Usted debe protegernos y darnos la capacitación y las herramientas para utilizarlas sin peligro.

Usted tiene derecho a saber con qué sustancias químicas trabaja. Si entiende más sobre las sustancias químicas, puede buscar ayuda médica o profesional, organizarse con sus compañeros de trabajo a favor de sustancias químicas menos peligrosas y trabajar junto con el patrón para reducir la exposición a sustancias químicas tóxicas y eliminarlas de la producción.

Hable con otros trabajadores

Pregúnteles a otros trabajadores lo que saben o lo que podrían averiguar sobre las sustancias químicas en su trabajo. Obtenga los nombres de todas las sustancias químicas: marcas comerciales, nombres genéricos e incluso apodos. Escriba cualquier característica que pueda ayudar a identificar la sustancia química, como, por ejemplo, cómo se usa y el lugar donde se usa, su color, olor y cualquier instrucción que el patrón le haya dado sobre cómo manejarla, por ejemplo: “Hay que agregar la sustancia química al agua, ¡no al revés!”. Hable con los trabajadores en las áreas de envío y recepción, y las personas encargadas del inventario, almacenamiento, mezcla y desecho de las sustancias químicas y sus envases. Muchas veces ellos conocen los nombres de las sustancias químicas o pueden averiguarlo.

Anote cualquier problema de salud que usted o los demás tengan mientras trabajan con las sustancias químicas o las transportan. Pregúnteles lo siguiente: ¿Se sienten enfermos en el trabajo o después del trabajo? ¿Hay ciertas áreas del trabajo que son mejores o peores que otras? ¿Se siente mejor cuando pasa unos días fuera del trabajo?

Wgthas Ch8 Page 178-2.png
Enséñeles cómo mantener un cuaderno de salud y ver si se repiten las mismas experiencias: ¿Se enferma con más frecuencia cuando trabaja en ciertas áreas? ¿Cuándo trabaja con ciertas sustancias químicas? ¿Inmediatamente, o después de salir del trabajo?


una mujer habla mientas alza una lata con etiqueta que dice “desgrasante”.
Apenas empezamos a entender cómo usar una sustancia química con seguridad ¡y el patrón lo cambia por otra de la que no sabemos nada!

¿De qué sustancia química se trata?

Si conoce el nombre de la sustancia química generalmente es posible averiguar sus efectos para la salud buscando información sobre ella. Si no conoce su nombre, quizás pueda averiguar cuál es fijándose en su color, olor, el uso que se le da y otras características. Para obtener ayuda sobre cómo hacerlo y entender los peligros de sustancias químicas específicas, vea el Apéndice B: Sustancias y productos químicos comunes.

ISOPROPANOL (IPA)

Contiene: alcohol isopropílico. . . . . . 70%

Componente inerte: agua. . . . . . . . . 30%
¡PELIGRO!

Líquido y vapores altamente inflamables. Las salpicaduras causan irritación ocular grave. Puede provocar somnolencia o mareo en caso de inhalación.

Precauciones durante su uso: Mantener alejado del calor, las chispas y las llamas descubiertas. No fumar. Mantener el envase herméticamente cerrado. Evitar la inhalación de los vapores. Utilizar en un área bien ventilada. Utilizar protección para los ojos.

Primeros auxilios: Inhalación: Retire a la persona a un lugar con aire fresco y manténgala en una posición cómoda para respirar. Llame al médico si no se siente bien. Ojos: Enjuague cuidadosamente con agua durante varios minutos. Retire los lentes de contacto si es posible. Continúe enjuagando. Si persiste la irritación ocular, consulte a un médico.

Urgencias: En caso de incendio, utilice agua rociada, espuma resistente al alcohol, sustancia química seca o dióxido de carbono para extinguir el fuego.

Fabricado por: T.E. Nvenena, S.A., P.O.Box 555, Colinas Sucias, CA, EE.UU.

CAS #67-63-0

Pero lo cierto es que nadie sabe hasta qué punto son peligrosas muchas sustancias químicas, ya que son pocas las que se han estudiado a fondo para determinar sus efectos en las personas. Las investigaciones científicas tardan mucho tiempo, y crear leyes que protejan a las personas tarda aún más. Para complicar más las cosas, es poco usual que los científicos estudien la manera en que una mezcla de sustancias químicas puede afectar la salud de las personas. Piénselo: ¿con qué frecuencia utiliza usted solo una sustancia química? Por eso es importante que las empresas utilicen solo sustancias químicas cuya seguridad ya se ha demostrado.

Lea la etiqueta

Todos los envases de sustancias químicas deberían traer una etiqueta. Si los envases con los que trabaja no traen etiquetas, pídale al supervisor que le brinde esta información. También puede preguntarles a los trabajadores del departamento de envíos que compartan las etiquetas del envase grande del que se sacó la sustancia química, o puede intentar obtener más información usted misma. En algunos países, la ley exige que estas etiquetas lleven la información en varios idiomas.

Obtenga la ficha de datos de seguridad

Las empresas que fabrican sustancias químicas publican una ficha u hoja de información para cada uno de los productos que fabrican. Estas fichas se llamaban anteriormente fichas de datos de seguridad del material pero se conocen actualmente como fichas de datos de seguridad. En inglés se llaman Safety Data Sheets o SDS.

una mujer habla.
Nos dividimos en grupos y cada grupo lee una sección. Nos preguntamos unas a otras cuando no entendemos un término o un número. Luego repasamos todo juntas.

Estas fichas generalmente son largas y difíciles de entender. Aunque en cada ficha se deben utilizar las mismas categorías, el contenido de las fichas de empresas distintas puede ser muy diferente, incluso para la misma sustancia química. Para obtener más información, lea varias fichas de diferentes fabricantes de la misma sustancia química.

Obtener y leer una ficha de datos

Su fábrica debe tener una ficha de datos para cada sustancia química que se usa en la fábrica. Su jefe debe darle ejemplares de estas fichas en su propio idioma (vea El derecho a saber sobre las sustancias químicas).

Mientras se movilizan para hacer que el jefe les entregue fichas actualizadas, puede intentar obtenerlas de otras maneras:

  • Pregunte a los trabajadores que reciben, firman el recibo o almacenan los envases de la sustancia química si tienen la ficha y pueden darle una copia.
  • Obtenga el nombre y los datos de contacto de la empresa fabricante de la sustancia química mirando en la etiqueta del envase, y solicite que le envíen una ficha en su idioma.
  • Pida ayuda del personal de los sindicatos, centros de trabajadores, organizaciones ambientales o universidades para obtener la ficha o la información de la sustancia química.
  • Busque en el Internet datos sobre la sustancia química. Haga búsquedas según el nombre y el número CAS. Busque en los sitios web de las empresas que producen las sustancias químicas y en sitios que ofrecen fichas de varias fuentes. Compare las diferentes fichas, ¡es posible que tengan información distinta!

En el Apéndice B: Sustancias y productos químicos comunes encontrará enlaces a los sitios web en los que puede obtener más información sobre sustancias químicas. Pero ¡muchos de los sitios web con información sobre sustancias químicas son tan difíciles de leer como las propias fichas!


una muestra de una ficha con datos de seguridad.

FICHA DE DATOS DE SEGURIDAD (FDS) ALCOHOL ISOPROPÍLICO
1. Nombre de la sustancia y empresa que lo fabrica:
Alcohol isopropílico
Otros nombres: 2-propanol,
Isopropanol, IPA
T.E. Nvenena, S.A
P.O Box 555
Colinas Sucias, CA, USA
(900) 800-0008
Incluso las mezclas industriales secretas deben decir los ingredientes químicos (componentes) tóxicos.
Resumen de los peligros para la salud y de incendio. Hay más información en las secciones 4, 5 y 11. Aunque aquí diga que no hay peligros para la salud, no quiere decir que la sustancia es segura.
Qué hacer y utilizar para contener y limpiar un derrame. Vea la sección 8 para obtener información sobre el equipo de protección y de limpieza.
El manejo y almacenamiento seguro de las sustancias evita los incendios y accidentes en la fábrica. Hay más información en la sección 10.
2. Composición o información sobre los ingredientes
Alcohol isopropílico     100%                                 CAS # 67-63-0
Información sobre los componentes: Este producto se considera peligroso por la
Norma de Comunicación de Riesgos de la OSHA (20 CFR 1910.1200).
Una sustancia química puede tener muchos nombres diferentes pero tiene solo un número CAS. El número CAS es la mejor manera de identificarla.
3. Identificación de peligros
Esta sustancia es un líquido transparente, volátil e inflamable. Altamente inflamable.
Efectos agudos: Irritación de la piel o las vías respiratorias altas, o ambas. Somnolencia, dolor de cabeza.
Efectos crónicos: Ligeramente peligroso en caso de contacto con la piel (sensibilizador).
Efectos carcinogénicos: A4 (no clasificable para humanos o animales)
por ACGIH, 3 (no clasificable para humanos) por IARC.
Inhalación: Leve irritación de los ojos, la nariz y la garganta.
Ingestión: Somnolencia, dolor de cabeza.
Contacto con la piel: Piel seca y agrietada.
4. Medidas de primeros auxilios
Ojos: Enjuague con agua durante al menos 15 minutos. Obtenga atención médica.
Piel: Lave con agua y jabón. Quítese la ropa y zapatos contaminados.
Obtenga atención médica.
Inhalación: Saque a la víctima a un lugar con aire fresco. Si respira con dificultad, dé oxígeno. Busque atención médica.
Ingestión: No vomite. Busque atención médica.
Para la piel, vea si enjuagarla con agua es suficiente o si se recomienda otro tratamiento. En caso de ingestión, ¿se recomienda vomitar o no?
5. Medidas de extinción de incendios
Inflamabilidad del producto: Inflamable.
Punto de inflamación: 12 °C (53.6 °F)
Temperatura de ignición espontánea: 339 °C (750 °F) Peligro
de incendio:
Altamente inflamable ante la presencia de chispas o calor.
PRECAUCIÓN: PUEDE QUEMAR CON UNA LLAMA CASI INVISIBLE.
Peligros de explosión: Explosivo ante la presencia de chispas o calor.
Instrucciones para la extinción de incendios: Es posible que el agua no sea eficaz. No utilice un chorro contínuo de agua porque esto podría extender el fuego. Enfríe con agua los envases expuestos al fuego o al calor.
INCENDIOS PEQUEÑOS: Utilice polvo químico SECO.
INCENDIOS GRANDES: Utilice espuma resistente al alcohol, dióxido de carbono,
agua pulverizada o nebulizadores de agua.
Si el producto químico es inflamable qué causaría que se incendie o explote. Si se siguen estas instrucciones se pueden evitar los incendios en las fábricas.
Qué materiales o sustancias químicas pueden extinguir un incendio. Si no tiene los materiales adecuados, será difícil detener el incendio.
6. Medidas para controlar un derrame o un escape accidental
Derrames pequeños: Diluya con agua y trapee. Botar en un recipiente para desechos.
Derrames grandes: Mantener alejado del calor y las chispas. Utilice tierra o arena secas para absorberlo.
7. Manejo y almacenamiento
Precauciones: Mantener alejado del calor. Mantener alejado de agentes oxidantes y ácidos. Compruebe que todo el equipo esté puesto a tierra.
Recomendaciones de almacenamiento: Mantener en un área fresca y bien ventilada. Mantener en un área separada. Almacenar en envases herméticamente cerrados.

una muestra de una ficha con datos de seguridad.

8. Controles de exposición y protección personal
Controles de ingeniería: utilice un equipo de ventilación a prueba de explosiones.
Proporcione una ventilación local y general con conducto de extracción para retirar los vapores y el rocío. Conecte a tierra los envases para evitar las chispas por electricidad estática. Compruebe que los puestos de lavado de ojos y las duchas de seguridad estén cerca a las estaciones de trabajo.
Equipo de protección personal:
Piel: Póngase guantes impermeables y ropa de protección antiestática con
retardador de llama.
Ojos: Póngase gafas de protección con cubiertas laterales. Para las fugas, derrames u otras emergencias utilice gafas de seguridad para productos químicos y máscaras.
Respiratoria: Si los niveles son altos, utilice protección respiratoria aprobada por NIOSH.
Equipo de protección personal para limpiar derrames grandes: Gafas de seguridad especiales para las salpicaduras. Traje completo. Respirador para vapores. Botas. Guantes.
Límites de exposición: OSHA PEL=400 ppm OSHA STEL=500 ppm IDLH=2000 ppm
TWA: 983 STEL: 1230 (mg/m3) [Australia] TWA: 200 STEL: 400 (ppm) de ACGIH (TLV) [Estados Unidos] [1999]
Qué ventilación se necesita: local, general, encerrada.
Estos niveles, medidos en partes por millón con equipos costosos, podrían no ser suficientemente seguros para protegerle, pero son un punto de partida para exigir al menos esos niveles.
Sustancias químicas y condiciones que deben evitarse para prevenir reacciones peligrosas.
Busque información sobre los órganos afectados por la sustancia química.
Cómo y por cuánto tiempo daña el medio ambiente.
Cómo eliminar el producto químico de manera segura.
Obtenga una FDS actualizada.
9. Propiedades fisicoquímicas
Estado físico y aspecto: Líquido.
Olor: Agradable. Olor parecido al de una mezcla de etanol y acetona.
Sabor: Amargo (ligeramente).
Color: Sin color.
Umbral de olor: 22 ppm (Sittig, 1991) 700 ppm para quienes no lo han olido antes (Versch, 1983)
Tipo de guantes, protección para los ojos, ropa y máscaras para todos los días y para los accidentes.
10. Estabilidad y reactividad
Estabilidad: El producto es estable.
Condiciones que deben evitarse: Calor, fuentes de ignición, materiales incompatibles
Incompatibilidades: Reacciona violentamente con la combinación de hidrógeno + paladio, nitroformo, óleum, COCl2, triisopropóxido de aluminio, oxidantes.
11. Información de toxicología
LD50 – Ruta: Inhalación; Dosis: 72.6 mg/L/4H
LD50 – Ruta: Oral; Dosis: 4396 mg/kg
LD50 – Ruta: Ingestión; Dosis: 12,800 mg/kg
Efectos agudos: Causa irritación de los ojos, la piel y las membranas mucosas. Nocivo en caso de inhalación o ingestión. Causa dolores de cabeza y otros efectos al sistema nervioso.
Efectos crónicos: La exposición repetida puede causar daños a la vejiga, los riñones y el hígado.
EFECTOS CARCINOGÉNICOS: A4 (no clasificable para humanos o animales) por ACGIH, 3 (no clasificable para humanos) por IARC.
TOXICIDAD PARA LA REPRODUCCIÓN: Puede causar efectos adversos teratógenos o para la reproducción (fertilidad, toxicidad para el feto, anomalías del desarrollo, según estudios en animales. Se ha detectado en la leche materna en humanos).
TOXICIDAD PARA EL DESARROLLO: Clasificado como tóxico para el sistema reproductivo en mujeres.
Esta sección podría ayudarle a identificar una sustancia química por su aspecto, sabor u olor.
12. Información ecológica
Ecotoxicidad: ecotoxicidad en agua (LC50): 100000 mg/l 96 horas [pimephales promelas]. 64000 mg/l 96 horas [pimephales promelas].
LD50 significa Dosis Letal: la cantidad necesaria para matar a la mitad de las personas expuestas. Entre más bajo el número, más peligrosa es la sustancia.
¿Puede causar cáncer?
Toxicidad para la reproducción: afecta la capacidad para tener hijos sanos. Efectos teratogénicos: causa defectos de nacimiento. Toxicidad para el feto: puede hacerle daño al bebé antes de nacer. Toxicidad para el desarrollo: puede afectar el desarrollo del bebé.
13. Consideraciones para su eliminación
Eliminar como un desecho especial cumpliendo las normas locales y nacionales. Considere la mezcla de combustibles como alternativa a la incineración.
14. Información sobre el transporte
Información sobre las etiquetas que deben incluirse durante el transporte.
15. Información regulatoria
Fecha de revisión. 13 de enero de 2014. Cualquier otra información importante.
El derecho a saber sobre las sustancias químicas Es Wgthas black-ilo.png

El Convenio sobre los productos químicos (núm. 170) de la OIT respalda la protección de las trabajadoras y los trabajadores y el medioambiente contra las sustancias químicas dañinas. El convenio indica que los patrones deben dar:

Información: el dueño de la fábrica debe darle información y las fichas de datos de seguridad para todas las sustancias químicas usadas en la fábrica a cualquier persona que las solicite. Los trabajadores tienen el derecho a solicitar esa información.

Protección: el dueño de la fábrica es responsable por la seguridad de las personas que trabajan en la fábrica y debe monitorear los niveles químicos para asegurarse de que se mantengan dentro de lo establecido por la ley. El dueño también debe darles a los trabajadores ropa y equipo de seguridad sin costo y cambiarlas cuando dejen de funcionar.

Desechos seguros: el dueño de la fábrica es responsable por el desecho seguro de todas las sustancias químicas peligrosas y sus envases.

Capacitación: los trabajadores de la fábrica deben ser capacitados para usar y desechar las sustancias químicas, y qué hacer en caso de emergencia.

Primeros auxilios y atención de urgencia: todas las fábricas que utilizan sustancias químicas deben tener duchas de emergencia y estaciones de lavado de ojos en las áreas donde se utilizan las sustancias químicas. Todos los trabajadores y supervisores deben saber qué hacer en caso de emergencia.

Si usted teme que hay un riesgo inminente y grave para su seguridad o salud o la de otras personas, tiene derecho a retirarse del área de trabajo y decirle a su supervisor. Este convenio protege a los trabajadores que hagan esto, para que no sean castigados.

El Convenio sobre el cáncer profesional (núm. 139) de la OIT establece que los gobiernos deben:

  • Cambiar las sustancias químicas que causan cáncer por sustancias que no lo causan.
  • Evitar que los trabajadores entren en contacto con sustancias químicas que se sabe causan cáncer.
  • Informar a los trabajadores sobre las sustancias químicas que causan cáncer y cómo protegerse contra ellas.


La ONU, OIT y otras organizaciones internacionales que promueven los derechos de las trabajadoras y los trabajadores se explican más en el Apéndice A: Las leyes y la lucha por un trabajo digno, saludable y justo.

Recursos comunitarios

Los sindicatos, organizaciones de mujeres y organizaciones ambientales pueden ayudarle a obtener información. Si conoce el nombre de una sustancia química, podrá encontrar información en las bibliotecas y en el Internet. Aunque no sepa el nombre, puede encontrarlo basándose en otra información como su uso, color, olor, etc. Toda información puede ser útil.

Exigimos saber qué sustancias químicas se usan en la fábrica

A principios de la década de 80s, un grupo de trabajadoras y trabajadores, activistas medioambientales y miembros de la comunidad en New Jersey, EE.UU., se reunieron para exigir que el gobierno aprobara la ley del “derecho a saber”. Esta ley les daría a los trabajadores el derecho a saber qué sustancias químicas se utilizaban en sus lugares de trabajo.

Muchos trabajadores y sus sindicatos llevaban tiempo exigiendo que los patrones les dijeran exactamente con qué sustancias químicas trabajaban. Pero los patrones se rehusaban, y los respaldaba el gobierno. Los patrones ni siquiera estaban obligados a decir el contenido de las mezclas químicas cuando a los trabajadores les salían ronchas o tenían problemas para respirar. Según los patrones, si les decían los contenidos a los trabajadores o a los inspectores de salud, revelarían sus secretos industriales y no podrían seguir compitiendo. Preferían dejar que murieran los trabajadores que revelar la composición de esos productos químicos.

Aunque los trabajadores eran los primeros en entrar en contacto con las sustancias químicas, no eran las únicas personas que se estaban enfermando a raíz de sustancias químicas que desconocían por completo. La contaminación del aire y el agua, el enterramiento de desechos tóxicos en las comunidades y las fugas tóxicas e incendios estaban exponiendo a todas las personas de Nueva Jersey a todo tipo de sustancias químicas. ¡Y ellos también estaban furiosos!

Vincular a los trabajadores dentro de las fábricas con las personas afuera fue una estrategia muy eficaz que logró reunir a activistas de diferentes sectores: madres de familia, políticos, ambientalistas, sindicalistas, todos bajo una sola bandera: ¡Tenemos derecho a saber!

La crisis ambiental influyó a que más personas prestaran apoyo y se movilizaran para establecer una nueva ley. En 1983 se aprobó la Ley del Derecho a Saber.

habla un hombre.
No pensamos que podríamos hacer mucho para cambiar lo que pasaba en el trabajo. Uno aceptaba el trabajo sabiendo que había sustancias químicas verdaderamente tóxicas, pero no teníamos poder para cambiar esa situación. Tómalo o déjalo. Nunca se nos ocurrió que las personas afuera de la fábrica podrían causar cambios drásticos en las políticas dentro de la fábrica.

La Ley del Derecho a Saber fue un gran paso, aunque no ha protegido lo suficiente a los trabajadores y a la comunidad contra la exposición a sustancias químicas. Mientras el sector industrial sigue atacando la ley, la comunidad sigue organizándose para que haya más información pública sobre las sustancias químicas, que se usen de forma segura en el trabajo, que se desechen de forma segura y para que haya leyes que impidan los accidentes y capacitación para responder adecuadamente cuando ocurran.