Hesperian Health Guides

Metales

Aunque los metales son generalmente sólidos, el mercurio es un metal líquido. En cantidades grandes los metales causan daños para la salud. Los metales pesados son peligrosos a cualquier nivel de exposición porque se acumulan en el cuerpo. Aunque usted se exponga solamente a cantidades pequeñas todos los días, estas se acumulan con el tiempo hasta alcanzar niveles peligrosos.

La exposición tóxica a los metales ocurre principalmente cuando se respira el polvo de metal y de sus vapores cuando estos se calientan, se sueldan o se cortan. Después de trabajar con ellos, las partículas o el polvo metálico presentes en los dedos o las manos pueden también desprenderse y caer en los alimentos o el agua, y así meterse en el cuerpo. Los metales se utilizan más que todo en la industria electrónica en baterías, soldadura, reciclaje y revestimientos. En las industrias de ropa y calzado, los metales se utilizan para darle color a las telas y el curtido del cuero.

En las tablas se incluyen solo algunos de los metales que existen. Vea en Infórmese sobre las sustancias químicas en su fábrica y Las fuentes que consultamos cómo obtener información sobre otros metales. Vea el Índice de nombres químicos para obtener otros nombres de los metales.

Para prevenir o reducir el contacto con estas sustancias:

  • Utilice sistemas de ventilación que eliminen el polvo y los vapores, y cambien el aire contaminado por aire limpio.
  • Encierre las operaciones siempre que sea posible.
  • Póngase guantes especiales para el trabajo con metales cuando trabaje con ellos. Utilice un protector facial cuando caliente, suelde o corte metales. Póngase respiradores adecuados y a su medida, especialmente al calentar metales. Toda la ropa de protección debe estar limpia y disponible cada día, debe ponérsela antes del trabajo y no debe llevársela nunca a casa.
  • Tenga un plan de emergencia que incluya el tratamiento de primeros auxilios y el equipo de protección en caso de derrames, salpicaduras y exposición accidental. Mantenga los suministros de emergencia necesarios en el lugar de trabajo, en cantidades suficientes y accesibles para los trabajadores.
  • Lávese las manos y la cara cuidadosamente antes de comer, beber o fumar.
Metales

banned

Cadmio (Cd) CAS No. 7440-43-9

fire or explosive

Harms reproductive health

Known to cause cancer


banned

Cobre (Cu) CAS No. 7440-50-8


Might harm reproductive health



banned

Cromo hexavalente (Cr(VI), (cromo(VI), hexavalente cromo) CAS No. 18540-29-9

fire or explosive


Known to cause cancer



Estaño (Sn) CAS No. 7440-31-5






Mercurio (Hg) CAS No. 7439-97-6


Might harm reproductive health




Níquel (Ni) CAS No. 7440-02-0

fire or explosive


Known to cause cancer


banned

Plomo (Pb) CAS No. 7439-92-1


Might harm reproductive health

Known to cause cancer


¿Qué son?
Los metales son sólidos de diversos colores y sin olor aunque algunos metales como el mercurio son líquidos. Otros como el cromo hexavalente pueden ser sólidos o líquidos. El cromo hexavalente sólido es generalmente amarillo, anaranjado o rojo. El cadmio tiene un tinte azul y brillante. El cobre es de un color rojizo anaranjado pero se vuelve marrón y sin brillo cuando se expone al aire. El plomo es azul blancuzco pero se vuelve gris cuando se expone al aire. El mercurio es un pesado líquido inodoro de color blanco plateado. El níquel es un metal plateado y brillante. El estaño viene como sólido blanco plateado o como polvo gris verdoso.
¿Trabaja usted con ellos?
Los metales se utilizan en las industrias de productos electrónicos, ropa y calzado. El cadmio, cromo hexavalente, cobre y plomo se utilizan en productos electrónicos y en colorantes para ropa y calzado. El mercurio, el níquel y el estaño se utilizan en productos electrónicos. El níquel se utiliza también en los botones metálicos de los jeans, en hebillas, cremalleras (cierres) y broches.
Qué sucede si entran en contacto con el cuerpo
Piel:

Irritan la piel. El cobre, el mercurio y el níquel causan sarpullido y picazón. El mercurio posiblemente decolore la piel volviéndola gris o marrón. Vea Primeros auxilios.

Ojos:

Irritan los ojos. El cromo hexavalente daña los ojos. Vea Primeros auxilios.

Nariz/pulmones:

Irritan la nariz, la garganta y los pulmones, y causan tos, sibilancias y dificultad para respirar. Respirar cromo hexavalente causa una sensación de quemazón. Respirar los vapores causa mareos y dolores de cabeza y acumulación de líquido en los pulmones (edema pulmonar). Los vapores causan fiebre por vapores metálicos, con síntomas parecidos a los de una gripe. El plomo causa una intensa irritabilidad, dolor de pecho, pérdida de memoria, trastornos del sueño y cambios en el estado de ánimo y la personalidad. El envenenamiento grave por mercurio causa temblores, pérdida de la memoria, dificultad para concentrarse, pérdida de peso, cambios de la personalidad y alucinaciones. Vea Primeros auxilios.

Boca/barriga:
Dañan el sistema gastrointestinal y la barriga. Algunas señas incluyen la pérdida de apetito, náusea, vómitos, diarrea y dolor abdominal. El aumento de la salivación y el sabor metálico son también señas de estar expuesto a los metales. Vea Primeros auxilios y busque atención médica.
Qué sucede si usted se expone a lo largo del tiempo:

Todos los metales dañan el hígado, riñones, huesos y pulmones.

El cadmio y el plomo causan hipertensión (alta presión arterial).

El cadmio también causa bronquitis, anemia, pérdida del olfato y decoloración de los dientes. El cadmio daña al bebé antes de nacer y al sistema reproductivo del hombre y la mujer. Causa cáncer de riñón, próstata y pulmón.

El cromo hexavalente causa cáncer de pulmón. Daña el sistema respiratorio y causa llagas en la nariz y sangrado nasal. Causa ampollas y úlceras en la piel.

El cobre causa decoloración de la piel, cabello y dientes, y posiblemente cause la baja fertilidad en hombres y mujeres.

El plomo posiblemente cause defectos de nacimiento, posiblemente dañe al bebé antes de nacer y posiblemente baje fertilidad en hombres y mujeres. Causa cáncer de pulmón, estómago, cerebro y riñón.

El mercurio causa problemas psicológicos y neurológicos permanentes. Posiblemente cause abortos espontáneos, posiblemente baje fertilidad en hombres y mujeres y posiblemente dañe al bebé antes de nacer.

El níquel posiblemente cause cáncer de pulmón.

El estaño daña al sistema nervioso causando agitación y temblores.
Si usted corre riesgo de exposición:

Use guantes internos Silver Shield o de látex, y guantes externos de nitrilo o neopreno, con manga larga.

Use un respirador que pueda filtrar el polvo y los vapores del metal.