Hesperian Health Guides

Prepararse para las emergencias

En este capítulo:

La mayoría de las madres tienen partos saludables. Si usted usa la información en los siguientes capítulos, podrá prevenir muchos problemas. Sin embargo, toda mujer, aunque esté muy sana, puede tener problemas graves.

Las parteras ayudan a prevenir los problemas de salud de 3 maneras:

  1. Las parteras est√°n pendientes de los signos de advertencia, es decir, las se√Īales que indican que puede haber un problema.
  2. Las parteras tratan las emergencias cuando pueden.
  3. Las parteras llevan a las mujeres que tienen problemas de salud o signos de advertencia graves a un doctor o un hospital.

Estar pendiente de los signos de advertencia

2 health workers speaking.
Me pareció que algo no andaba bien, así que traje a la madre aquí al hospital.
Me da mucho gusto que la hayas traído porque tiene una infección.

Los siguientes capítulos sobre el parto mencionan muchos signos de advertencia. La mayoría de los signos le indican que debe vigilar a la madre y esperar a ver qué pasa. Es posible que algunos desaparezcan. Otros signos de advertencia son muy graves. Si una mujer tiene un signo muy grave o si los signos no desaparecen, hay que conseguir ayuda de inmediato.

Tal vez usted conozca signos de advertencia que no aparecen en este libro. Piense en los problemas de salud que afectan a las mujeres embarazadas de su comunidad. Generalmente, ¬Ņa las mujeres les dan signos que indican que tienen esos problemas?

A veces, las parteras no notan un signo de que algo anda mal, pero tienen la sensación de que podría haber un problema. Si a usted le da esa sensación, pida ayuda a otras parteras, trabajadores de salud o doctores. Tal vez ellos descubran un problema que usted no notó.

Tratar las emergencias

A veces se presentan problemas durante el parto que las parteras no pueden tratar en casa o en una cl√≠nica peque√Īa. Si el parto se ha prolongado demasiado, o si la madre tiene sangrado muy abundante, preeclampsia, fiebre alta u otros problemas graves, es posible que la partera no le pueda salvar la vida. En esas situaciones, la madre est√° en grave peligro y la partera debe llevarla a un hospital de inmediato.

un hospital con una puerta marcada ‚ÄúUrgencias‚ÄĚ.

Una mujer o un bebé que tiene un problema grave necesita un hospital bien equipado, donde haya instrumentos, medicinas y trabajadores de salud que tengan experiencia. Aunque usted atienda en casa a una mujer que tiene un problema grave, es una buena idea conseguir ayuda médica para asegurarse de que esté bien.

Antes del parto, ayude a la madre y a su familia a hacer un plan para transportarla al hospital. Sepa d√≥nde est√° el hospital m√°s cercano. Aseg√ļrese de que haya alg√ļn tipo de transporte (como una camioneta y una persona que sepa manejarla) y dinero para pagar la gasolina y los servicios. (Si la madre no tiene dinero, usted de todas formas debe conseguir ayuda m√©dica en una emergencia). Para m√°s informaci√≥n sobre c√≥mo trabajar con los hospitales y otros trabajadores de salud, vea el Cap√≠tulo 24.