Hesperian Health Guides

Cómo cuidar de su salud

Si usted tiene una discapacidad, es probable que la mayoría de sus problemas médicos no sean diferentes a los de otras mujeres, y usted podrá encontrar información sobre ellos en otros capítulos de este libro. Pero los siguientes puntos pueden ser de especial interés para las mujeres con discapacidad, sobre todo para aquéllas que han perdido la sensación en partes del cuerpo.

Cómo saber cuando está enferma

Para algunas mujeres con discapacidad puede ser difícil darse cuenta cuándo tienen un problema médico. Por ejemplo, una mujer que tenga una infección de la matriz quizás no pueda sentir el dolor. Pero tal vez note un desecho o un olor vaginal fuera de lo usual que podría deberse a una infección.

Como mujer, usted conoce y entiende su cuerpo mejor que nadie. Así que si siente algo raro, tiene una reacción del cuerpo fuera de lo usual o tiene dolor en algún lado, trate de averiguar lo más pronto posible a qué podría deberse. De ser necesario, pídale a un pariente, amigo o trabajador de salud que le ayude.

El cuidado de la piel

Las llagas de presión son una de las causas más comunes de muerte en las personas que tienen daño de la médula espinal.

Si usted está acostada o sentada todo el tiempo, puede padecer de llagas de presión (escaras o llagas de cama). Estas llagas se empiezan a formar cuando la piel sobre las partes huesudas del cuerpo queda apachurrada contra una silla o una cama. Los vasos sanguíneos se apachurran también, así que no llega suficiente sangre a la piel.

Si usted pasa demasiado tiempo sin moverse, le saldrá una mancha oscura o roja en la piel. Si la piel sigue apachurrada, se puede formar una llaga abierta que se va volviendo más honda. O puede que la llaga se forme por adentro del cuerpo, cerca del hueso, y que se abra poco a poco hacia la superficie. Sin tratamiento, la piel puede morir.

Tratamiento:

Vea más información sobre cómo tratar llagas de presión.

Prevención:
  • Trate de moverse por lo menos cada 2 horas. Si está acostada todo el tiempo, pídale a alguien que le ayude a cambiar de posición.

Si usted está sentada todo el día... ...levante las nalgas empujándose sobre los brazos...
WWHND10 Ch9 Page 142-2.png
WWHND10 Ch9 Page 142-1.png
...o inclínese de un lado a otro.
  • Siéntese o acuéstese sobre una superficie suave que disminuya la presión sobre las áreas huesudas del cuerpo. Puede ser de ayuda una almohada o una colchoneta que tenga ahuecadas las áreas alrededor de las partes huesudas. O usted puede hacer almohadas sencillas llenando bolsas de plástico con arroz o frijole scrudos. Hay que rellenarlas con nuevo arroz o frijoles una vez al mes.
WWHND10 Ch9 Page 142-3.png
Examínese la piel todos los días.
  • Examínese todo el cuerpo a diario. Puede usar un espejo para verse la parte trasera del cuerpo. Si nota una mancha roja u oscura, trate de no poner presión sobre esa área hasta que su piel se vea normal otra vez.
  • Trate de comer suficientes frutas, verduras y comidas ricas en proteína.
  • Durante la regla, no se meta pedazos de tela ni tampones en la vagina. Pueden hacer presión contra sus huesos desde adentro y producirle llagas en la vagina.
  • Trate de bañarse todos los días. Séquese la piel a palmaditas, pero no se la sobe. Evite las cremas y los aceites, porque pueden suavizarle y debilitarle la piel. Y nunca se ponga alcohol en la piel.

El ejercicio

Algunas mujeres—por ejemplo aquéllas que padecen artritis, o que han tenido un derrame cerebral, o que deben guardar cama debido a la vejez o porque tienen SIDA—tienen dificultades para mover los brazos y las piernas lo suficiente como para mantener flexibles las coyunturas. Cuando eso sucede, y un brazo o una pierna permanece doblado por mucho tiempo, algunos de los músculos se vuelven más cortos y el miembro ya no se puede enderezar por completo. O puede que los músculos acortados mantengan recta una coyuntura, de modo que no se puede doblar. A eso se le llama una ‘contractura’. A veces las contracturas causan dolor.

WWHND10 Ch9 Page 143-1.png
contractura

Para evitar las contracturas y mantener los músculos fuertes, usted necesita encontrar a alguien que pueda ayudarle a ejercitar los brazos y las piernas todos los días. Asegúrase de mover cada parte del cuerpo. Si usted ha tenido contracturas por muchos años, le será difícil enderezar las coyunturas completamente. Pero estos ejercicios evitarán que las contracturas empeoren y pueden hacer que las coyunturas estén menos tiesas y que los músculos se mantengan fuertes.

Ejemplos de ejercicios que evitan algunas contracturas y
ayudan a mantener fuertes los músculos
Para ejercitar el frente del muslo
1. doble WWHND10 Ch9 Page 143-2.png 2. enderece WWHND10 Ch9 Page 143-3.png
Para ejercitar la parte trasera del muslo
1. doble WWHND10 Ch9 Page 143-4.png 2. enderece WWHND10 Ch9 Page 143-5.png
Para ejercitar la mitad de abajo de la pierna
1. apunte los dedos hacia arriba
WWHND10 Ch9 Page 143-7.png
2. y luego relájelos
WWHND10 Ch9 Page 143-6.png
Para ejercitar los brazos doble
WWHND10 Ch9 Page 143-8.png
enderece
WWHND10 Ch9 Page 143-9.png
levante derecho hacia arriba
WWHND10 Ch9 Page 143-10.png
¡IMPORTANTE! Si una coyuntura ha estado doblada mucho tiempo, tenga cuidado. No trate de enderezarla a la fuerza.