Hesperian Health Guides

Sensibilidad química múltiple (SQM)

Para algunas personas, los efectos combinados de muchos productos químicos o las exposiciones prolongadas, aunque sea a una sola sustancia química, pueden ocasionar la enfermedad conocida como sensibilidad química múltiple (SQM) o enfermedad ambiental. Las personas con SQM sufren fuertes reacciones a toxinas comunes de la pintura, los perfumes, los autos y las materiales de construcción.

Las señas de SQM pueden incluir escurrimiento de la nariz, comezón en los ojos, dolor de cabeza, irritación en la garganta, dolor de oídos, dolor en el cuero cabelludo, confusión mental o cansancio, latido del corazón acelerado, dolor de estómago, náusea, retortijones abdominales, diarrea y dolor de las articulaciones.

Ya que la gente muestra diferentes señas de SQM, muchos promotores de salud no creen que sea una enfermedad de verdad, causada por los productos químicos. Creen que se debe a preocupaciones emocionales. A la SQM también se la confunde con alergias comunes, pero es diferente por estas razones:

  • Las señas aparecen cada vez que la persona está expuesta a los químicos.
  • Los efectos duran mucho (son crónicos) y no son sólo de temporada.
  • Las señas aparecen con cada vez menos exposición.
  • Las señas desaparecen cuando ya no están los químicos que las produjeron.
  • Las señas aparecen en presencia de diferentes sustancias que no tienen relación (tales como pintura y perfume, o plástico y humo de los cigarrillos).
Prevención y tratamiento

La mejor forma de prevenir la SQM es mantenerse fuera del contacto de los productos químicos que puedan causarlo. Ya que cada persona reacciona de diferente manera, el tratamiento de SQM depende de la persona que lo padece, aunque todos mejoran cuando se retiran las toxinas de su entorno.

Create your own user feedback survey