Hesperian Health Guides

Diferentes maneras de tener relaciones sexuales

Las personas tienen relaciones sexuales y se complacen mutuamente de muchas maneras. Cuando piensan en el sexo, muchas personas sólo se imaginan a un hombre metiéndole el pene en la vagina de una mujer. Pero las personas se expresan su amor y gozan de sus relaciones sexuales de muchas otras formas. Las relaciones sexuales no sólo tienen que ver con los genitales sino también con besarse, abrazarse, hablar y acariciarse la cara, las manos, la espalda o el cuello. Muchas personas disfrutan del sexo oral (cuando una o ambas personas ponen la boca en los genitales de la otra persona y los lamen o los chupan) y de la masturbación mutua (cuando se tocan y se frotan los genitales, sin que el pene penetre el cuerpo de la pareja).

una mujer acostada en su espalda toca sus genitales; sus muletas están a su lado.

La masturbación

Usted puede tocarse a sí misma para sentir placer sexual. Eso puede ser una buena forma de aprender más acerca de su cuerpo y de descubrir los tipos de caricias sexuales que más le gusten. También puede ayudarle a tener más confianza en sí misma y en su propia sexualidad. En muchas comunidades, la gente cree que es malo que una persona se toque a sí misma, así que a muchas personas les da vergüenza hacerlo. Pero no es dañino que una mujer se toque a sí misma y tampoco afecta su deseo sexual. Puede ser una buena manera de sentir placer y de satisfacer sus deseos sexuales, tenga o no tenga una pareja.

Las relaciones sexuales en pareja

La mayoría de las mujeres quiere tener una relación íntima y amorosa con alguien que las quiere. Una mujer con discapacidad puede tener una relación con otra persona con discapacidad o con alguien sin discapacidad. Algunas mujeres con discapacidad están casadas y otras no. Muchas mujeres con discapacidad tienen relaciones con hombres y algunas tienen relaciones con otras mujeres. Algunas son madres y otras no.

Las relaciones sexuales probablemente serán más agradables para usted y para su pareja si ambos están dispuestos a experimentar y encontrar nuevas formas de hacer las cosas. En vez de concentrarse en lo que no pueden hacer (o lo que es difícil de hacer), dedíquense a las cosas que les dan placer a ambos.

Hable con su pareja

A muchas mujeres les da pena hablar sobre sus deseos —o inclusive sentirlos. Pero es natural que usted tenga deseos y que quiera una relación que pueda gozar. Antes de tener relaciones sexuales con alguien, sería conveniente que hablara con esa persona sobre lo que cada quien espera y necesita, y también sobre cosas como la protección contra las ITS y la planificación familiar (vea el Capítulo 9).

un hombre y una mujer en sillas de ruedas se abrazan.

Si usted tiene movilidad reducida, hable con su pareja y explíquele cómo podría reaccionar su cuerpo a la estimulación sexual. A veces, la pareja de una mujer con discapacidad teme que le haga daño tener relaciones sexuales o que sean peligrosas para ella debido a su discapacidad. Eso puede quitarle el deseo de tener relaciones sexuales. Para disfrutar más las relaciones sexuales, cada persona necesita saber cómo le gusta a su pareja que le hable y le toque. Cada quien tiene deseos diferentes, así que la mejor forma de averiguar lo que le gusta a la otra persona es hablar con ella y probar diferentes cosas.

Sería bueno que usted y su pareja hablaran de cosas como éstas:

  • dónde pueden tener relaciones sexuales más fácilmente, por ejemplo: en la cama, en su silla de ruedas, en una silla, o en el piso.
  • cuáles posiciones le duelen o cuáles podrían ser más cómodas.
  • cómo su discapacidad afecta lo que usted puede hacer con el cuerpo.
  • cómo pueden complacerse mutuamente.
  • si usted se cansa fácilmente, cuáles días de la semana o a qué horas del día tiene más energía para las relaciones sexuales.

Si su pareja es además su asistente, quizás sería conveniente que hablaran de la diferencia entre el tiempo que pasan juntos cuando la está atendiendo y el tiempo que pasan juntos en su vida íntima.

¡IMPORTANTE! No importa si usted tiene relaciones sexuales con un hombre o con otra mujer —siempre debe protegerse contra el VIH y otras infecciones de transmisión sexual. Si usted o su pareja alguna vez ha tenido relaciones sexuales con otra persona, también es importante que se hagan la prueba del VIH antes de que ustedes empiecen a tener relaciones sexuales. Además, si no desea embarazarse, vea el Capítulo 9 para información sobre la planificación familiar, y también lea sobre los anticonceptivos de emergencia.

La sexualidad después de quedar con discapacidad

Cuando una mujer queda con discapacidad debido a un accidente o una enfermedad, a veces cambia la forma en que vive su sexualidad. Algunas mujeres tienen menos deseos sexuales o pierden el interés en el sexo por algún tiempo. Otras piensan que nunca más podrán sentir placer o disfrutar las relaciones sexuales. Todas las mujeres necesitan información para entender cómo su discapacidad afectará su sexualidad. Si la mujer tiene una pareja, ambas personas necesitarán la información.

una mujer con una sola pierna y su esposo piensan mientras comen juntos.
Me da mucha pena lo
que le pasó a Sok Chhim. Fue gravemente herida por la mina terrestre. Pero mi familia quiere que me vuelva a casar. Dicen que ella ya no va a poder tener hijos y nos traerá mala suerte.
Espero que Hem Kiri quieraque sigamos casados. La trabajadora de salud me dijo que sí puedo tener relaciones sexuales y puedo tener hijos.

Si usted ya tenía una pareja sexual antes de quedar con discapacidad, quizás tenga miedo de volver a tener relaciones sexuales con esa persona. Tal vez le preocupe que usted ya no le guste a su pareja. O quizás ambos teman que ya no podrán complacerse mutuamente. Sería bueno que hablaran sobre sus sentimientos y las adaptaciones que quizás necesiten hacer. Es posible que tengan que encontrar formas diferentes de tener relaciones sexuales. Si ustedes se tenían confianza y se comunicaban bien antes de que usted quedara con discapacidad, entonces es muy probable que vuelvan a disfrutar sus relaciones sexuales.

La intimidad

una mujer de mayor edad habla con una mujer más joven que usa muletas.
Vamos juntas a hablar con tu suegra y decirle que quieres estar a solas un rato con tu esposo cuando él llegue a casa, y que necesitan estar en un lugar privado.

A muchas mujeres con discapacidad les cuesta trabajo encontrar un buen momento y un buen lugar para tener relaciones sexuales, sobre todo si necesitan que otra persona les ayude a prepararse, o si viven con sus padres u otros parientes.

No hay una solución fácil para este problema, sobre todo si sus parientes o sus asistentes opinan que usted no debería tener relaciones sexuales. Una sugerencia es que hable con sus asistentes o con otra persona de confianza y les pide que le ayuden a cambiar la opinión de los otros. También sería conveniente que consultara a otras mujeres con discapacidad para que conversen sobre sus experiencias.

Algunas personas encuentran maneras de valerse por sí mismas. Por ejemplo, algunas mujeres descubren que pueden tener relaciones sexuales con su pareja en su silla de ruedas. Así no necesitan que nadie más les ayude a pasarse a una cama. Otras personas tienen asistentes que entienden sus necesidades y que apoyan sus decisiones.

Posiciones sexuales cómodas

Si tiene movilidad reducida, pruebe diferentes posiciones hasta que encuentre una que sea cómoda. Si tiene parálisis cerebral, debilidad muscular, contracturas o espasmos musculares, artritis, o una discapacidad que le causa debilidad o dolor, pídale ayuda a su pareja. Quizás sea más fácil acomodarse si apoya las piernas o las caderas con almohadas o mantas enrolladas. Si le duele que su pareja se acueste encima de usted, acuéstense los dos de lado o siéntense juntos en una silla. Tal vez sea fácil que se besen y se toquen, pero difícil que tengan relaciones con el pene en la vagina o en el ano. Para que el sexo oral sea fácil, ambas personas tendrán que encontrar la posición adecuada.

una mujer en silla de ruedas hablando.
Ahora me siento como reina porque siempre tenemos relaciones sexuales en mi silla de ruedas y ¡me gusta mucho así!

Si tiene parálisis, ya sabrá cuánto puede mover el cuerpo y en cuáles posiciones puede ponerse. Dígale a su pareja o a un asistente de confianza si necesita ayuda para moverse.

Las posiciones que se usan para el examen pélvico también se pueden usar para las relaciones sexuales. Además, a veces también sirven las posiciones para el sexo “con protección”.

Create your own user feedback survey