Hesperian Health Guides

Cómo proteger a los trabajadores contra las sustancias químicas

En este capítulo:

Utilizar sustancias químicas menos peligrosas y en menor cantidad es la mejor manera de asegurarse de que las trabajadoras y los trabajadores, la comunidad y el medio ambiente no sufran daños por las sustancias químicas. Mientras luchamos por lograr este objetivo a largo plazo, podemos organizar nuestro trabajo de manera diferente para reducir los peligros químicos.

una trabajadora limpia una placa de circuitos. Las flechas señalan cómo proteger a los trabajadores.
gafas de
protección
delantal que cubre la ropa
brocha
pequeña
guantes
pies
recubiertos
extractor de escape local
envase tapado
sustancia química menos peligrosa
Formas de reducir el contacto con sustancias químicas.

Proteja la piel y los ojos de las sustancias químicas

Cuando las máquinas están mal puestas o no funcionan bien, causan fugas, derrames y accidentes. El patrón debe brindar el equipo de protección adecuado y contratar y capacitar a suficientes trabajadores para protegerlos de las fugas, salpicaduras y accidentes químicos. Pero incluso si las condiciones en su fábrica no son ideales, los trabajadores también pueden organizar el área de trabajo y las tareas para evitar las salpicaduras, los goteos y las fugas de sustancias químicas.

un trabajador utiliza un baño químico caliente, las flechas señalan los equipos de protección personal.
herramienta de mango largo
guantes
barrera contra salpicaduras
protector de cara y gafas de protección
ropa de protección
Use varias medidas de protección a la vez para proteger mejor a los trabajadores.

Use herramientas

Evite tocar las sustancias químicas con las manos. Use brochas, cucharones y herramientas de mango largo para mezclar, medir o aplicar las sustancias químicas. El jefe debe darle estas herramientas, aunque a veces puede adaptar la herramienta que ya tiene o crear una nueva para un trabajo específico. Use además herramientas que se ajusten a su cuerpo. Si una herramienta es demasiado grande o pesada, es probable que cause más derrames y desperdicio.

Use ropa y equipo de protección

Proteja la piel del polvo, el material pulverizado y otras sustancias químicas sólidas. Use guantes y delantales de tela, cuero y goma, mangas largas y cúbrase las piernas y los pies. Estos pueden protegerle contra las salpicaduras muy pequeñas de sustancias químicas líquidas. Vea el Capítulo 18: El equipo de protección personal - en proceso de redacción. Si usa equipo de protección, el jefe debe de entregarle gratuitamente la ropa de protección adecuada para los peligros que usted enfrenta, y debe cambiarla gratuitamente cuando se desgaste o dañe.

El equipo de protección no elimina los peligros, solo reduce el daño que pueden causar La ropa de protección puede ser sofocante e incómoda, y los guantes, delantales, máscaras o gafas de seguridad pueden ser peligrosos si no le quedan bien. Si la ropa de protección es demasiado grande o le queda demasiado suelta, es posible que no brinde ningún tipo de protección. Cuando los guantes son demasiado grandes es difícil agarrar las herramientas y hacer tareas precisas. La ropa larga y holgada puede enredarse en las máquinas o hacer que usted se tropiece y se caiga.

Si le caen sustancias químicas en la ropa, quítesela y lave la piel de inmediato.

Reduzca la cantidad de sustancias químicas en el aire

Las sustancias químicas en el aire pueden entrar fácilmente en los pulmones cuando respiramos. Las sustancias en los rocíos y en los polvos pueden entrar en contacto con la piel, absorberse a través de los ojos o meterse por la boca. Aunque no podemos eliminar por completo las sustancias químicas en el aire, hay maneras de reducir la cantidad que se mete en nuestros cuerpos.

Reduzca los vapores que salen de envases abiertos

Cubra todos los envases cuando no los utilice, para evitar que los vapores salgan al aire. Haga aberturas más pequeñas que se ajusten al tamaño de las herramientas que usa. Intente usar una herramienta más pequeña que aplique solo la cantidad necesaria de la sustancia química. Entre menos cantidad de sustancia química use, menos serán los vapores que llegan al aire que respira.

Un trabajador aplica limpiador de una lata abierta y con una brocha ancha. Respira los vapores. Una flecha señala cómo el hombre cambia, y ahora usa una brocha pequeña para sacar limpiador de una lata con una pequeña apertura.
Respirar demasiados vapores químicos es peligroso. Tape los envases y use una cantidad pequeña de la sustancia química.

Reduzca los vapores que salen de los baños químicos

2 trabjadores cubren una tina con una plancha grande de triplay.
Si cubre un baño químico que no está en uso, los vapores no entran en el aire.

Los baños químicos sueltan rocío y vapores que pueden meterse por la nariz, los ojos, la boca y la piel. Cuando los baños no tienen ventilación en los bordes, algunas fábricas les añaden sustancias químicas antiespumantes para reducir el rocío que se forma. Otras cubren la superficie del baño con bolitas de plástico, para reducir la cantidad de rocío que escapa. Hay menos vapores cuando no se deja que los baños en caliente alcancen una temperatura muy alta y se dejan enfriar cuando no están en uso.

Reduzca los vapores de la soldadura y el moldeo de plástico

una máquina de soldar que también controla la temperatura.
Si la temperatura máxima de soldadura se mantiene entre 200° y 250°C se evitan los vapores de plomo.

La soldadura y el fundente producen vapores y humo cuando las máquinas para soldar o las máquina por ondas están demasiado calientes. Si hay plomo en la soldadura, los vapores son muy peligrosos. La ventilación extractora local puede eliminar los vapores justo cuando salen. En las máquinas de soldadura más nuevas los trabajadores pueden controlar la temperatura para evitar que la soldadura se caliente demasiado. Los vapores son menos peligrosos si la soldadura se hace a temperaturas más bajas.

Para evitar que el plástico cree vapores peligrosos, los trabajadores necesitan tiempo para ajustar y darle mantenimiento a las máquinas.
illustration of the above: a worker setting the temperature on a machine.un trabajador programa la temperatura a una máquina.

Las máquinas de procesamiento de plásticos derriten el plástico y lo presionan o inyectan dentro de un molde. Para reducir los vapores, el plástico debe calentarse solo lo suficiente para derretir y moldearlo. Las máquinas deben configurarse para cada lote de plástico nuevo y se les debe prestar un cuidadoso mantenimiento para controlar la temperatura y el tiempo de procesamiento.

Wgthas Ch8 Page 167-3.png

Limpie frecuentemente las áreas de trabajo

Las sustancias químicas en forma de polvo, hollín y rocío caen sobre las mesas de trabajo, paredes y pisos de toda la fábrica. Si no se limpian de inmediato, pueden llegar hasta la piel o la ropa de cualquier trabajadora o trabajador que los toque. Limpiar con frecuencia reduce la cantidad de sustancias químicas en toda la fábrica. Esta limpieza es especialmente importante en los lugares donde se utilizan sustancias tóxicas.

Reduzca los rocíos y polvos

Cuando usted usa una sustancia química en forma de aerosol, gran parte de ésta se desperdicia en el aire o en otras áreas que están debajo o detrás del objeto rociado. Si usa el aerosol para pintar o recubrir una pieza, use la cantidad mínima para cubrirla. Una cabina de rociado ayuda a mantener la sustancia química fuera de otras áreas de trabajo.

El rociado de sustancias químicas inflamables puede crear vapores explosivos que podrían explotar o incendiarse. Rocíe las sustancias químicas inflamables solamente dentro de una cabina de rociado o cabina de trabajo con fuerte ventilación extractora.

una trabajadora aplica sellador en aerosol.
una trabajadora aplica sellador con brocha.
El rociado llena el aire con la sustancia química. Use una brocha o una esponja para aplicar la sustancia química solo donde se necesite

No use sustancias químicas inflamables cerca de procesos que pueden producir chispas o donde hay altas temperaturas, tales como la soldadura, los baños en caliente, los hornos o las máquinas de moldeo de plástico.

La ventilación reduce las sustancias químicas en el aire que respira

una mujer de pie en la mesa de trabajo entre un ventilador y una ventana abierta.

Quizás usted no pueda evitar que haya sustancias químicas en el aire de la fábrica. Pero la ventilación puede ayudar a reducir la cantidad de sustancias químicas que usted respira. Los extractores de escape locales eliminan los vapores químicos antes de que estos se esparzan dentro de la fábrica. Las salidas de aire en el techo y los extractores de aire ayudan a desplazar el aire que contiene polvo y sustancias químicas, sacándolo del edificio de la fábrica. Esta ventilación ayuda a proteger a las trabajadoras y los trabajadores dentro de la fábrica, pero si no se filtra y se limpia cuando sale, el peligro químico pasa a la comunidad afuera de la fábrica. Para más información, vea el Capítulo 17: La ventilación.

Encierre las máquinas

Las máquinas grandes que producen una gran cantidad de vapores o rocío químicos son más seguras si se encierran dentro de una caseta grande y ventilada. La caseta se mantiene cerrada cuando la máquina está en uso, y solo se abre para cargar, ajustar, limpiar y reparar la máquina. La ventilación extractora elimina los vapores de la máquina y la fábrica. Algunas casetas recogen los vapores en lugar de sacarlos, y filtran el aire antes de liberarlo.

Wgthas Ch8 Page 169-1.png

Muchas de las máquinas en las fábricas de productos electrónicos, zapatos y ropa se encuentran encerradas, como, por ejemplo, las máquinas de soldadura automáticas, máquinas de procesamiento y moldeo de plástico, y los hornos. Estas máquinas recogen los vapores, el rocío y los sólidos. Es necesario que las limpien personas capacitadas en limpiar y eliminar los desechos. Las personas que hacen mantenimiento deben usar el equipo de protección de nivel más alto disponible para las sustancias químicas a las que se exponen.

Utilice los respiradores si debe hacerlo

un respirador con filtros.
Pruébese el respirador para ver si le queda. Vea Asegúrese de que el respirador le quede bien y funcione.

Es posible que los respiradores sean necesarios en ciertos casos, pero no son la mejor manera de protegerse de las sustancias químicas. Las mejores maneras son: utilizar sustancias químicas que no son peligrosas, encerrar las máquinas para que no suelten vapores y tener una ventilación buena. Si debe utilizar un respirador, los que más protegen son aquellos que incluyen un filtro o un suministro autónomo de aire. Son sofocantes, incómodos y dificultan la respiración. Los filtros y otras piezas deben limpiarse y reemplazarse con frecuencia.

Los respiradores son el último recurso; utilícelos solo si cree que hay una posibilidad de que esté respirando sustancias químicas. Los trabajadores de mantenimiento y los que trabajan con las sustancias químicas más peligrosas necesitan respiradores con los filtros o el suministro de aire adecuados. Vea los diferentes tipos de respiradores y sus usos.

trabajadores se lavan las manos en el lavamanos.
Lávese las manos con agua y jabón para eliminar las sustancias químicas.

Evite que las sustancias químicas se le metan a la boca y a la barriga

Ninguna persona tiene la intención de meterse una sustancia química en la boca. Pero es muy fácil que las sustancias químicas lleguen a las manos o la ropa, y de ahí pasen a la boca. Incluso si se pone guantes, las sustancias químicas pueden estar en sus manos cuando se los quita, o si tienen agujeros. Cuando tiene una sustancia química en las manos, la puede pasar a cualquier cosa que toque.

Para evitar que las sustancias químicas le entren por la boca, lávese las manos antes de tocar alimentos, platos o cigarrillos. Esto es particularmente importante para los trabajadores expuestos a plomo, asbesto (amianto), pigmentos, soldadura y el polvo tóxico que sale de moler, fundir y moldear metal.

Nuestra agua es un veneno
un hombre habla mientras sostiene una botella en la mano.
La gente toma agua embotellada porque no confía que el agua del grifo sea potable. Pero el agua embotellada no es la solución, ya que el plástico contamina y no es sostenible.

En Estados Unidos, el agua del grifo debería de ser segura para beber. Pero en Silicon Valley, California, el agua potable fue contaminada por las prácticas descuidadas de la industria electrónica. Cuando en la década de 80s las empresas electrónicas empezaron a fabricar semiconductores en esta región, no sabíamos mucho de ellos. Tampoco el gobierno. Así que las empresas hicieron lo que quisieron: arrojaron desechos tóxicos al agua y dejaron que miles de litros de sustancias químicas escaparan de los recipientes de almacenamiento y contaminaron el suelo.

Al principio, dijeron que nada de esto había sucedido. Luego dijeron que no era un problema porque las sustancias no se habían dispersado y no eran tóxicas. Pero todo lo que dijeron era mentira. Descubrimos que las sustancias químicas habían envenenado el agua. Combatimos arduamente para que las empresas se responsabilizaran. El gobierno y las agencias independientes le hicieron pruebas al agua y encontraron muchos problemas. Y ahora en Silicon Valley hay más zonas tóxicas que en cualquier otro lugar de EE. UU. Después de 30 años, aún tiene una de las aguas más tóxicas del país, los disolventes presentes en el agua se están moviendo hacia arriba y limpiar todo tardará décadas.

Proteja el agua potable de las sustancias químicas

Para tener buena salud se debe tomar bastante agua. Pero si hay sustancias químicas en el agua que bebemos o en los vasos que usamos, también pueden entrar en nuestro cuerpo y enfermarnos.

  • Asegúrese de que la fábrica dé suficiente agua limpia para beber.
  • Mantenga tapados los recipientes del agua para que las sustancias químicas y el polvo no puedan entrar en ellos.
  • Coloque las botellas de agua en un lugar seguro. Lávese las manos antes de abrirlas.

Nunca coloque una sustancia química dentro de un envase que se usa para alimentos o bebidas, o que se parezca a un envase para alimentos o bebidas. La gente espera que una botella de refresco contenga refresco y no una sustancia química peligrosa. Alguien podría beber por error de esta botella.

Nunca ponga alimentos ni bebidas en un envase utilizado para sustancias químicas. Aunque el envase se haya lavado, es posible que aún contenga pequeñas cantidades de sustancias químicas que podrían pasar a los alimentos o bebidas, ¡y a usted!

Cuando usted fuma, se mete sustancias químicas en la boca

Fumar cigarrillos en el lugar de trabajo añade varias sustancias químicas peligrosas al aire que respiran todos los trabajadores, fumadores o no.

Wgthas Ch8 Page 171-1.png

Las sustancias en el trabajo se pegan a los cigarrillos

Las sustancias químicas presentes en el trabajo pasan a los cigarrillos. Si usted tiene sustancias químicas en las manos y agarra un cigarrillo, esas sustancias pasarán al cigarrillo. Luego, al ponerse el cigarrillo con sustancias químicas a la boca, usted las ingiere. Cuando usted fuma un cigarrillo que tiene sustancias químicas también respira su humo.

El humo del cigarrillo es peligroso

El humo de cigarrillos y cigarros contiene peligrosas sustancias químicas que salen al quemar el tabaco, el papel y las sustancias químicas que se usaron en su elaboración. El humo tiene pequeñas partículas que irritan los ojos y la garganta. Cuando las respiramos, las sustancias químicas penetran profundamente en los pulmones y causan cáncer de pulmón, enfisema, asma y otras enfermedades graves; también empeoran otros problemas de salud. Cada año mueren millones de trabajadores por ser fumadores y las grandes empresas tabacaleras ganan millones de dólares causando sus muertes.

un hombre toca la guitarra y canta.
El cigarrillo es la desgracia de toda la raza humana.
El hombre parece mono con un cigarrillo en la boca.
Date cuenta, querido amigo.
Date cuenta, querido hermano:
¡En una punta se quema y en la otra hay un tonto que da pena!

Evite los derrames y fugas

Es mucho más fácil y menos peligroso prevenir los derrames químicos que limpiarlos.

  • Diseñe salas de almacenamiento y mezclado de sustancias químicas a prueba de incendio, bien ventiladas, con control de temperatura y fáciles de limpiar.
un hombre saca trementina de un recipiente grande para colocarla en recipientes pequeñas.
Transfiera el disolvente a envases más pequeños y etiquetados.
  • Transporte las sustancias químicas en envases cerrados que no se rompen ni quiebran. Si transporta los envases con líquidos o polvos en carritos, use carritos que tienen una caja con bordes y bandejas de derrame para recolectar las fugas.
  • En las áreas de trabajo, use envases pequeños para las sustancias químicas. Prevenir y detener las fugas es más fácil si las sustancias químicas a granel y los envases grandes se mantienen en un área de almacenamiento aparte.
  • Guarde los envases de las sustancias químicas de modo que sus aperturas o válvulas estén ubicadas en la parte superior.
  • Para transferir las sustancias químicas de un envase a otro use un pico contra goteos para los líquidos, y cucharones u otras herramientas para los sólidos como pastas, polvos y gránulos. Ponga una bandeja debajo de los envases para recoger las fugas y derrames.
  • Para impedir que la electricidad estática los haga explotar, coloque esteras de control estático en toda el área de almacenamiento de disolventes inflamables. Al transferir los disolventes, se pueden también prevenir las explosiones si cada uno de los envases se pone a tierra con un cable de conexión. También puede poner a tierra solo uno de los envases y conectar un cable desde este hasta los demás, para que sirva de conexión a tierra común.
  • Controle la temperatura durante el procesamiento de plásticos. Cuando el plástico fundido se sobrecalienta, puede causar fugas o desbordarse.
  • Inspeccione y dele mantenimiento a los envases, tubos, bombas, válvulas y máquinas que puedan causar fugas de sustancias químicas, en particular sus válvulas de desconexión manual y automática. Si las piezas averiadas y desgastadas se descubren pronto, se pueden reparar o reemplazar antes de que causen una fuga.
Limpiar un derrame pequeño

Lo más importante después de un derrame químico es protegerse a sí mismo y a sus compañeras y compañeros. Si usted no puede limpiar el derrame de manera segura, ayude a todas las personas a salir del área.

  • Si hay alguien mejor preparado que usted para limpiar el derrame (una persona capacitada para hacer este tipo de trabajo), llame primero a esa persona.
  • Antes de limpiar un derrame químico, póngase siempre ropa de protección, incluidas botas de goma, gafas de protección y guantes.
1. Controle el derrame
Descubra la causa del derrame y deténgala. Apague los equipos con fugas. Ponga boca arriba los envases que se hayan volcado. Ponga los envases con fugas dentro de otros envases.
a un trabajador se le cae un recipiente abierta con líquido que se derrama por el piso.
2. Contenga el derrame
Absorba la sustancia química colocando tierra, arena, aserrín, arcilla o un material semejante sobre el derrame. Si es posible que el viento se lleve el material, cúbralo con una lona de plástico.
un trabajador usa pala para colocar material absorbente encima de un derrame.
3. Limpie el derrame
Saque a paladas el material y póngalo en tambores de metal o en recipientes de plástico grueso. Etiquete claramente los recipientes con el nombre de la sustancia química y “¡Desechos!” No elimine la sustancia química lavando el área con agua. Esto solo lo dispersaría y empeoraría el problema. Es responsabilidad del jefe eliminar debidamente los desechos químicos. Si no lo hace, usted puede denunciarlo (de manera anónima) ante las autoridades ambientales locales.
un trabajador usa una pala para levantar material absorbente contaminada y lo coloca en un bidón grande que dice “desechos tóxicos”.

    Su fábrica debe tener:

  • Capacitación para limpiar los derrames.
  • Prácticas de evacuación.
  • Un lugar donde las herramientas, equipo de protección, materiales de limpieza y envases se puedan mantener cercanos al lugar donde se almacenan o utilizan las sustancias químicas.
  • Los números telefónicos de la agencia para reportar un derrame o accidente, y de los servicios de urgencia a los cuales llamar para solicitar ayuda.


Create your own user feedback survey