Hesperian Health Guides

Capítulo 9: Protección de las cuencas hidrográficas

WikiSalud > Guía comunitaria para la salud ambiental > Capítulo 9: Protección de las cuencas hidrográficas

Es EHB Ch9 Page 155-1.png

Estemos donde estemos, en una zona urbana o rural, siempre nos encontramos dentro de una cuenca hidrográfica. Una cuenca hidrográfica, o simplemente cuenca, es el territorio donde toda el agua de lluvia y de la nieve se drena cuesta abajo hasta una sola masa de agua, por ejemplo un arroyo, río, lago o humedal. Una cuenca también se conoce como zona de captación, porque el terreno alto y corriente arriba “recoge” toda el agua que luego fluye cuesta abajo y río abajo.

Las cuencas pueden ser muy grandes y extenderse miles de kilómetros, o pueden ser tan pequeñas como un solo valle. Dentro de una cuenca grande, en la que el agua de las montañas altas fluye hacia los valles (como sucede en una cordillera) hay muchas cuencas pequeñas (arroyos y otros canales que fluyen cuesta abajo hacia los ríos y el mar). Ver un dibujo de una cuenca.

Una cuenca saludable protege el abastecimiento de agua, alimenta los bosques, las plantas y la vida silvestre, mantiene el suelo fértil y respalda la autosuficiencia de las comunidades. Los cambios grandes y repentinos que ocurren cuando se cortan los árboles, se eliminan los matorrales, se vacían desechos y se construyen caminos, casas y represas pueden dañar las cuencas y sus recursos de agua, alterando la capacidad de los terrenos para sostener comunidades saludables, lo que puede dar lugar a problemas de salud, hambre y migración. Si se planifican debidamente para los cambios en el flujo del agua a través de las cuencas y el desarrollo y utilización que se dará al agua y a los terrenos podrán evitarse problemas en el futuro.