Hesperian Health Guides

Respiración de rescate (respiración boca a boca)

Una persona puede morir en 4 minutos si no respira. Si una persona deja de respirar por cualquier razón, comience inmediatamente a darle respiración boca a boca. Si la persona ingirió productos químicos, la respiración boca a boca también puede exponerle a usted a éstos, así que antes de comenzar a aplicar la respiración boca a boca, es importante que usted se cubra su propia boca con una máscara de bolsillo, un pedazo de tela o un plástico grueso con un hueco en el medio.


EHB appendixA page 557-1.png

Paso 1: rápidamente, con un dedo, retire cualquier elemento que se haya atascado en la boca o la garganta. Tire la lengua del afectado
hacia adelante. Si hay moco en la garganta,
rápidamente trate de sacarlo.


EHB appendixA page 557-2.png

Paso 2: rápidamente pero con suavidad recueste a la persona con la cara hacia arriba. Suavemente incline su cabeza hacia atrás y tire la quijada hacia adelante.

EHB appendixA page 557-3.png

Paso 3: presione el orificio nasal con los dedos para mantenerlo cerrado, ábrale la boca, cúbrale la boca con la suya, y sople fuertemente con sus pulmones de modo que el pecho del afectado se eleve. Haga una pausa para que el aire salga, y vuela a soplar. Repita esta operación cada 5 segundos. Con los bebés y los niños pequeños, cubra tanto la nariz como la boca con su boca, y respire muy suavemente una vez cada 3 segundos. Continué la respiración de rescate hasta que la persona pueda respirar por sí misma, o hasta que no exista duda de que ha fallecido. En ciertos casos hay que seguir intentándolo durante una hora o más.


Nota: salvo que haya una herida abierta o sangrado en la boca, es imposible contraer o transmitir el VIH debido a la respiración boca a boca.

Create your own user feedback survey