Hesperian Health Guides

El abuso sexual

Las niñas son particularmente vulnerables al abuso sexual porque son más pequeñas y débiles que otras personas, y porque están menos conscientes de las costumbres y las normas sociales relacionadas con el sexo. Una niña puede sufrir abuso a manos de su padre o su madre, de un tío u otro pariente, de un hermano o de otros niños. Si la niña acusa con su familia a la persona que se aprovechó de ella, a veces la familia defiende a esa persona—y culpa a la niña. Pero jamás hay que culpar a quien sufrió el abuso—sobre todo si se trata de una niña o un niño.

Las niñas y mujeres con discapacidad son aun más vulnerables al abuso —sobre todo si su discapacidad las debilita o les causa dificultad para comunicarse, o si su comunidad no las acepta completamente. Bajo esas circunstancias, es posible que alguien capaz de cometer el abuso también crea que las mujeres con discapacidad son un blanco fácil y que a la comunidad no le importará lo que les suceda.

Una mujer con discapacidad puede sufrir abuso sexual a manos de su esposo, otros parientes, alguien que la cuida o un desconocido. Generalmente, las mujeres son violadas por hombres que ellas conocen. Si la familia de la mujer con discapacidad no le ha permitido estar en situaciones sociales donde hubiera podido hacer amigos y aprender sobre las relaciones sexuales entre los hombres y las mujeres, tal vez ella piense que no tiene otra opción que acceder al abuso. Quizás inclusive crea que ella no le interesaría a nadie más.

La violación y la agresión sexual no son las únicas formas de abuso sexual. El abuso sexual se refiere a cualquier tipo de contacto sexual que la mujer no desea. Por ejemplo, el abuso sexual de una niña o una mujer ocurre cuando:

  • alguien la viola o la obliga a tener relaciones sexuales indeseadas.
  • alguien le toca los pechos o los genitales, u otras partes del cuerpo, sin que ella le dé permiso.
  • ella se ve forzada a tener relaciones sexuales con alguien para no perder su trabajo, o con un maestro para recibir una buena calificación.
  • alguien la obliga a tener relaciones sexuales a cambio de cuidados.
  • ella vende sexo a cambio de comida o dinero, porque no tiene ninguna otra forma de ganarse la vida.
  • ella tiene que posar para fotos sexuales (pornografía) a cambio de comida, dinero o cuidados.
  • ella tiene que escuchar o ver las relaciones sexuales entre otras personas.
  • ella se siente incómoda porque alguien la importuna a oír chistes sexuales o le habla de temas sexuales que le desagrada.
  • alguien la obliga a ver pornografía.

Cualquier niña o mujer puede sufrir abuso sexual. Ella nunca tiene la culpa.


Create your own user feedback survey