Hesperian Health Guides

Los malos tratos en las instituciones

A veces, cuando se le hace muy difícil a una familia cuidar a una mujer con discapacidad, deciden internarla en una institución o en un hogar social. Piensan que la institución podrá cuidar a su hija o a su madre mejor que ellos mismos. Muchas de las personas que viven en instituciones u hogares sociales sí forman parte de una comunidad y se sienten aceptadas en el grupo. Además, muchas personas con discapacidad sobreviven gracias a los cuidados que reciben en internados, hospitales y hospicios. Sin embargo, a veces en esas instituciones también se maltrata a la gente.

Cuando las personas que viven en instituciones están solas, aisladas e indefensas, son más vulnerables a los malos tratos. Muchas veces viven lejos de sus familias o no tienen parientes en casa que puedan cuidarlas.

4 mujeres mayores están sentadas en una banca y parecen tristes.

A menudo, las personas con discapacidad que viven en instituciones tienen pocas oportunidades de dirigir su vida. Generalmente, se les dice qué hacer y no se les permite tomar muchas decisiones por su cuenta. Las mujeres con problemas de aprendizaje a veces viven aun más aisladas que otras personas a causa de sus dificultades para darse a entender y para entender a los demás.

Otros problemas de los residentes se deben a la administración de las instituciones. Muchas instituciones tienen demasiados residentes y poco dinero. A consecuencia, los trabajadores tienen demasiado qué hacer y por eso se agotan y se frustran. A veces, a los trabajadores se les da demasiado poder: ellos no sólo proporcionan los cuidados, sino que también establecen las reglas y hacen que se cumplan.

Además de los tipos de maltrato ya mencionados, a veces las mujeres con discapacidad enfrentan otras clases de abuso y violencia en las instituciones:

  • relaciones sexuales forzosas con los trabajadores, asistentes u otros residentes
  • malos tratos físicos (golpes, bofetadas o lesiones)
  • falta de actividades para trabajar o divertirse, siempre están aburridas
  • esterilización o abortos forzosos
  • encierro en un cuarto, a solas
  • medicación forzosa (tranquilizantes)
  • tener que desvestirse o estar desnuda frente a otras personas
  • observar cómo maltratan o lastiman a otras personas
  • estar atada o sujetada a una cama o una silla (no poder moverse)

La lucha por el cambIo en las instituciones

Si conoce a una persona que fue enviada a una institución y piensa que no la están tratando bien, use estas ideas para promover cambios:

  • Forme un grupo de padres o de familias y hable con los encargados de la institución. Será más probable que le hagan caso si va con un grupo que si va sola.
  • Para que la comunidad esté más involucrada con la institución, ofrézcales a los residentes oportunidades de relacionarse y hacer actividades interesantes con la gente de la comunidad.
  • Luche para que la institución establezca horas de visita y condiciones que permitan que los residentes salgan con sus visitantes o pasen tiempo con ellos en privado.
  • Promueva el establecimiento de programas comunitarios y servicios a domicilio, para que la gente no tenga que internarse en instituciones.

Create your own user feedback survey