Hesperian Health Guides

Palabras al trabajador de salud:

Infórmese sobre la discapacidad

una trabajadora de salud habla a una mujer con muletas.
¡Qué bueno que usted me sugirió que le examinara el pecho! Descubrí que se ha estado quedando sin aliento porque tiene asma. Es un problema que no tiene nada que ver con su discapacidad.
Preste atención a lo le diga una mujer con discapacidad acerca de su salud. Luego pregúntele si ella piensa que su discapacidad está afectando su estado de salud.

Los doctores y otros trabajadores de salud generalmente se capacitan para tratar solamente a personas sin discapacidad. Tal vez su único contacto con personas con discapacidad sea para tratar de ‘curarlas’ de su discapacidad.

Los trabajadores de salud necesitan aprender cómo ciertas discapacidades pueden afectar diferentes aspectos de la vida de una mujer, como por ejemplo, el embarazo o el envejecimiento. Una buena manera de impartir estos conocimientos es incluir a mujeres con discapacidad en los programas de capacitación. Además de recibir información, los trabajadores de salud aprenderán a atender a las personas con discapacidad con más confianza. A la vez, las mujeres aprenderán la mejor forma de enseñarles a los trabajadores de salud cómo adecuar sus servicios a las necesidades de las personas con discapacidad.

Trabajadores de salud aprenden de mujeres con discapacidad

El Ministerio de Salud de Uganda encuestó y habló con parteras y comadronas tradicionales de todo el país para averiguar qué información necesitaban para mejorar su trabajo. Varias de ellas dijeron que necesitaban más información para atender a las mujeres con discapacidad.

un médico habla con un grupo de trabajadoras de salud; una de ellas le responde.
La próxima semana hablaremos con la Asociación de Mujeres Ciegas.
¡Excelente! Necesito saber cómo ayudar a una mujer ciega a conseguir información sobre la planificación familiar.


Entonces, el Ministerio empezó a organizar jornadas de capacitación sobre la salud de las mujeres con discapacidad dirigidas por estas mismas mujeres. Para responder a preguntas sobre las mejores maneras de tratar a las mujeres con discapacidad, ellas relatan sus propias experiencias. Además, las mujeres con discapacidad y los trabajadores de salud aprenden las unas de los otros.

Cuando una mujer con discapacidad le consulta a usted por un problema de salud, recuerde que ella es, sobre todo, una mujer como cualquier otra. Primero pregúntele por qué vino a la consulta y cómo usted le puede ayudar. No tome por sentado que la consulta está relacionada con su discapacidad.

Usted puede ayudar a las mujeres con discapacidad a sentir menos temor, confiar más en sí mismas y obtener la información y la atención que necesitan. A veces, una mujer con discapacidad no siente suficiente confianza para hacer preguntas sobre lo que realmente le preocupa. O tal vez necesite hablar más en privado. Respete sus opiniones. Recuerde que ella entiende sus problemas de salud mejor que nadie y puede tomar buenas decisiones en cuanto a su tratamiento. Ayúdele a relajarse y anímela a que le haga preguntas. Es importante preguntarles a las personas con discapacidad cómo les gustaría que usted las atendiera.

una mujer empleando lenguaje de señas.

En mi clínica ideal, la trabajadora de salud me preguntaría: —¿Hay algo sobre su discapacidad que yo debería saber? ¿De qué manera afecta su discapacidad la atención de salud que usted recibe?
No es necesario que usted tenga respuestas para todas las preguntas. Cuando no sepa algo, simplemente debe reconocerlo y ofrecer buscar la información.

Consejos para ayudar a mujeres con diferentes discapacidades

Una mujer que es ciega o que no puede ver bien

una mujer ciega hablando.
Explíqueme dónde estoy y guíeme a una silla o a una mesa de examen. No me deje parada en medio del cuarto.
  • Antes de tocarla, dígale quién es usted, a menos que sea una emergencia.
  • No suponga que ella no puede ver nada.
  • No grite ni exagere su forma de hablar.
  • Si ella usa un bastón, no se lo quite.
  • Despídase antes de irse o alejarse.


Una mujer que es sorda o que no puede oír bien

una mujer empleando lenguaje de señas.
Míreme a mí y no a mi intérprete.
  • Asegúrese de que ella le esté prestando atención antes de dirigirle la palabra. Si ella no le está dando la cara, tóquele el hombro suavemente.
  • No grite ni exagere su forma de hablar.
  • Mírela directamente y no se tape la boca con nada.
  • Pregúntele cuál es la mejor forma de comunicarse con ella.


Una mujer que tiene dificultad para movilizarse o para controlar los movimientos de su cuerpo

una mujer en silla de ruedas hablando.
Hable directamente conmigo y no con la persona que me acompaña.
  • No tome por hecho que ella tenga una discapacidad mental.
  • Si puede, siéntese de modo que ustedes dos se den la cara.
  • No mueva las muletas, bastón, andadera o silla de ruedas de la mujer sin pedirle permiso y asegúrese de que se le devuelvan esas cosas después.
  • Si ella usa silla de ruedas, no toque la silla ni se recargue en ella sin pedir su permiso.


Una mujer que no habla claramente

una mujer hablando.
Si no me puede entender, no finja que sí me entiende.
  • Aunque ella hable despacio o de una forma difícil de entender, eso no quiere decir que tiene problemas de aprendizaje o comprensión.
  • Pídale que repita todo lo que usted no entienda.
  • Hágale preguntas que puede contestar con “sí” o “no”.
  • Dele todo el tiempo que necesite para explicar su problema. Tenga paciencia.


una mujer hablando.
Dígame una sola cosa a la vez y, si es necesario, repítala.

Una mujer que tiene problemas de aprendizaje o comprensión

  • Use palabras sencillas y oraciones breves.
  • Sea cortés y tenga paciencia. No la trate como si fuera una niña.

Create your own user feedback survey