Hesperian Health Guides

Covid-19: Cómo cuidar en el hogar de una persona enferma

Muchas personas con COVD-19 solo tienen síntomas leves, como los de una gripa, presentando algunas de estas señas: fiebre, escalofríos, tos seca, fatiga o debilidad, falta de apetito, dolor de músculos o articulaciones, dolor de garganta, congestión de la nariz o dolor de cabeza. A veces hay diarrea o vómitos. A menos que haya señas de peligro, la persona debe descansar, beber muchos líquidos y recuperarse en el hogar.

Con el coronavirus las señas de la enfermedad a menudo empiezan de entre 3 a 5 días después de infectarse y los problemas serios pueden aparecer de entre 2 a 7 días después de tener síntomas leves. Los síntomas pueden durar de entre 2 a 3 semanas. Puede tomar más tiempo para que sus niveles de energía regresen a lo normal.

New covid caring-2.png

Para cuidar en el hogar de una persona que puede tener coronavirus lo más importante es asegurar que ella pueda descansar y dormir, ofrecer bastante agua, tés o caldos para aflojar la congestión y prevenir la deshidratación, y tener paracetamol o aspirina a la mano para bajar la fiebre. Si la persona puede comer, ofrezca alimentos sencillos y nutritivos. Los antibióticos no se toman para el coronavirus porque solo matan las bacterias no los virus. Mantenga a la persona separada del resto de la familia lo más que pueda, para prevenir que otros se enfermen también.

Para ayudar con problemas específicos:

Alt= a man breathing steam by covering his head with a towel over a pan of hot water.

Fiebre: Una fiebre de alrededor de 38° C ó 101° F es seña de que el cuerpo está combatiendo la infección. Use trapos fríos cuando sienta calor y una cobija cuando sienta frío. Dé paracetamol (acetaminofén) para el malestar o para bajar la fiebre. Para una persona adulta, dé 1000 mg cada 6 horas. No dé más de 4000 mg en un día.

Tos: Toser es una forma en que el cuerpo trata de deshacerse de la infección. Las medicinas para la tos no curan la tos y es mejor no usarlas. Hacer gárgaras con agua tibia con sal varias veces al día ayuda a calmar la tos. Respirar vapor de un baño caliente, un humidificador o cubriéndose la cabeza con una toalla encima de una olla de agua caliente también ayudan a calmar la tos.

Dolor de pecho: Una almohadilla térmica o una compresa caliente (un trapo que se mete en agua caliente y se escurre antes de usar) ayudan a reducir el dolor de pecho.

Dolores y achaques: Tome paracetamol (acetaminofén) para el dolor (la misma dosis que para la fiebre), en especial si el dolor dificulta descansar o dormir.

Para la dificultad de respirar: Inhalar vapor (vea Tos, arriba) y tomar líquidos calientes pueden ayudar a aflojar la mucosidad en los pulmones y así abrir las vías respiratorias. Tomar una taza de café o té negro también puede ayudar porque contienen cafeína. No fume ni esté cerca de humo, incluso el humo de otras personas fumando o el humo de una estufa de leña o la quema de basura.

Para prevenir que otras personas en su hogar se infecten:

  • La persona que está enferma debe descansar y dormir en un cuarto separado, si es posible. Si no lo es, debe de usar una cama separada y no usar las áreas comunes que se comparten con los demás. Mantenga por lo menos 1 metro de distancia con la persona enferma al ayudarle. Todas las personas en el hogar deben de lavarse las manos seguido con agua y jabón.
  • La persona que está enferma debe de usar una mascarilla o tapaboca lo más posible, para no esparcir sus fluidos al respirar, hablar, estornudar o toser.
  • La persona que está enferma debe de comer y beber sola, y no hacerlo con el resto de los integrantes del hogar. Debe tener sus propios platos, vasos y utensilios, que deben de lavarse con jabón después de cada uso.
  • Si es posible, solo una persona debe ser la encargada de cuidar a la persona enferma. Esta persona debe de usar una mascarilla o tapaboca cuando esté cuidando de la persona enferma y debe de lavarse las manos muy bien después de brindar cuidados. Use guantes para tocar fluidos corporales y cámbiese la mascarilla o tapabocas o lave el tapabocas seguido. Los guantes reusables pueden lavarse con agua y jabón. Siempre lávese las manos después de quitarse la mascarilla o tapabocas o los guantes.
  • Sin dejar que toquen su ropa o piel expuesta, ponga la ropa sucia de la persona enferma en una bolsa y ciérrela hasta que la vaya a lavar. Lave la ropa, ropa de cama, toallas y tapabocas con detergente regular y agua caliente, si está disponible. Deje todo a secar al sol o seque en la secadora.
  • Tenga un contenedor cubierto en el cuarto de la persona enferma para poner las cosas desechables tales como guantes, mascarillas y batas junto con los trapos que use para limpiar hasta que los pueda desechar de forma segura. Tocar estos desechos puede esparcir el virus.
  • Una o dos veces al día limpie y desinfecte todas las superficies y objetos dentro del cuarto de la persona enferma, en especial los más utilizados. Limpie también las perillas de las puertas, los apagadores de luz, y el baño que usen la persona enferma y la persona que la cuida.
  • Mantenga abiertas las ventanas en los espacios comunes al igual que en el cuarto de la persona enferma. El aire fresco reduce la cantidad del virus en el aire.


Enlaces relacionados