Hesperian Health Guides

Problemas de la cadera debidos al deslizamiento o destruccion de la gorra de la cabeza del femur

Hay 2 problemas diferentes de la cadera que ocurren sobre todo en los niños muy activos (usualmente varones).

  1. A la destrucción de esta ‘gorra’ se le llama enfermedad de Legg-Perthe. Usualmente empieza entre los 2 y los 12 años de edad. Ocurre en menos de 1 de cada 1.000 niños.
  2. El deslizamiento de la gorra es menos común. Sucede de repente o poco a poco, usualmente entre los 11 y 16 años (cuando el niño está creciendo rápido).

No se sabe la causa de estos problemas.

La destrucción de esta gorra del fémur resulta cuando no llega sangre al centro de crecimiento, lo cual hace que se muera el hueso.

La destrucción del centro de crecimiento generalmente no está relacionada con otras enfermedades. Pero en algunos casos, una destrucción parecida puede deberse a la tuberculosis de la cadera, la anemia de células falciformes, el VIH, el hipotiroidismo o el uso de los corticosteroides. Es aconsejable hacer un estudio médico cuidadoso.

‘gorra’ de la cabeza del fémur normal (centro de crecimiento)
a normal hip bone and a damaged hip bone
pedazos de la gorra dañada (Enfermedad de Legg- Perthes)
‘huecos’ del hueso de la cadera


Diagnóstico: Si un niño tiene señas de uno de estos problemas, trate de sacarle una radiografía para determinar la causa.

Progreso y tratamiento de una gorra que se deslizó
DVC Ch18 Page 157-5.png
gorra que se deslizó

Si es posible, hay que volver a acomodar una gorra que se haya deslizado con una operación y asegurarla con clavos especiales. Si no es posible operar al niño, él debe evitar toda clase de ejercicios bruscos, y no debe correr ni brincar, con la esperanza de que la gorra no se siga deslizando y se pegue bien al hueso (normalmente entre los 16 y 18 años de edad). Sin una operación y sobre todo si el deslizamiento es grave, es probable que al niño le dé una artritis destructiva, progresiva.

DVC Ch18 Page 158-1.png
Centro de crecimiento aplanado y deformado
Progreso y tratamiento de la enfermedad de Legg-Perthes

Cuando la sangre no llega al centro de crecimiento, el hueso de la gorra muere y empieza a quebrarse. Al mismo tiempo, el cuerpo empieza a hacer un hueso nuevo. En 2 ó 3 años, la gorra se forma de nuevo completamente y el niño camina más o menos normalmente otra vez, por lo general sin dolor. Pero la nueva gorra usualmente está más plana que antes y no se acomoda tan bien en el hueco de la cadera. Por eso, después de varios años más, la coyuntura de la cadera empieza a desgastarse y puede comenzar una artritis dolorosa, destructiva y progresiva.

DVC Ch18 Page 158-2.png
yeso
DVC Ch18 Page 158-3.png
DVC Ch18 Page 158-4.png
aparatos de pierna entera aparatos de media pierna

Se han probado muchos métodos para tratar el problema de Legg-Perthes. Con casi todos, se trataba de mantener la pierna en una posición que ayudara a la gorra a rehacerse en su forma redonda y normal.

El niño tiene que aguantar estos yesos o aparatos hasta que se formara por completo la gorra nueva—¡usualmente por 2 ó 3 años! Esto es muy duro tanto para el niño como para su familia.

Tres diferentes tipos de cirugías de la cadera pueden hacer que la cabeza del hueso del muslo encaje mejor en el hueco de la cadera, y así permitir que el nuevo centro de crecimiento sea más redondo y normal.

La cirugía es cara y tiene más riesgos pero es mucho más rápida: solo 6 semanas en cama con un yeso. Luego el niño puede llevar una vida más o menos normal. Aún así, todavía toma 2 años para que el nuevo centro de crecimiento se forme y, durante este tiempo, el dolor y/o cojera pueden continuar.

Se pueden usar bastones o muletas para mantener menos presión en la coyuntura de la cadera y reducir el dolor. El ejercicio moderado, como nadar, puede ayudar a mantener e incrementar el rango de movimiento.

Hay un gran debate acerca de si alguno de estos métodos—yesos, aparatos ortopédicos o cirugía— valen la pena; especialmente en el caso de los niños menores de 6 años de edad ya que el dolor y la cojera desaparecen gradualmente con o sin tratamiento. El mejor consejo en estos casos puede ser no hacer nada. (Esta es una decisión difícil de aceptar para los padres pero hará que la vida sea más feliz para el niño y la familia.) Deje que el niño sea activo, pero no lo haga correr, saltar o caminar mucho si le molesta. Para los niños mayores, la cirugía puede ser la mejor opción.

Si el centro de crecimiento sana y es redondeado, y encaja perfectamente en la cavidad de la cadera, el niño probablemente no tendrá problemas con la artritis más adelante en la vida. Pero, si el centro de crecimiento no cambia de forma lo suficientemente bien, y, sobre todo, si no encaja bien en el hueco de la cadera, podría desarrollar artritis más temprano y con mayor severidad.

Los rayos X pueden ayudarles a decidir qué hacer y qué esperar cuando un niño tiene la enfermedad de Legg-Perthes.



Esta página se actualizó el 20 nov 2019