Hesperian Health Guides

El dolor de barriga, la diarrea y las lombrices intestinales: medicinas

Medicinas para la diarrea

La rehidratación es el tratamiento más importante para la diarrea, cualquiera que sea la causa. En muchos casos, la rehidratación y la alimentación bastan para que la persona se mejore. Si la persona tiene giardiasis, amebiasis, shigellosis o cólera, es posible que necesite tomar antibióticos u otras medicinas, especialmente si es un niño pequeño o un adulto mayor.

Giardiasis

Metronidazol es la mejor opción; dé durante 5 a 7 días. La quinacrina también funciona y podría ser más barata.

Amebiasis

Metronidazol durante 7 a 10 días. Puede dar además diloxanida.

Shigellosis

La shigella es resistente a varios antibióticos, por lo que es importante saber cuáles medicinas funcionan en su zona. Es bueno averiguar la recomendación de las autoridades sanitarias locales. A veces se trata la shigellosis con ampicillina, ceftriaxona, o ciprofloxacina. Si la persona no se mejora después de 2 días de tomar la medicina indicada, cambie a otro antibiótico.

Cólera

La rehidratación es lo más importante para salvarle la vida a una persona enferma de cólera. Dé suero de tomar constantemente hasta que pare la diarrea y la persona no tenga más señas de deshidratación. Después, siga dando una taza de suero después de cada defecación. El suero de tomar preparado con arroz o harina de maíz puede ser aún más efectivo.

A las personas con diarrea severa, sea por cólera u otra enfermedad, deles además suplementos de cinc.

Los antibióticos no son el tratamiento más efectivo contra el cólera, y en muchos lugares el cólera es resistente a varios antibióticos. Use antibióticos solamente si sabe cuáles funcionan contra el cólera en su zona. Inicie el tratamiento con antibióticos que se toman por la boca una vez que la persona deje de vomitar. Los antibióticos que pueden ser provechosos son doxiciclina, tetraciclina, cotrimoxazole, ciprofloxacina y eritromicina. La eritromicina es la más segura para las mujeres embarazadas y los niños.

Existen vacunas que ayudan a prevenir el cólera. Funcionan mejor cuando todas las personas en la comunidad reciben la vacuna al mismo tiempo a fin de evitar la propagación de un brote. Si hay riesgo de cólera en su comunidad, pida a las autoridades sanitarias que distribuyan la vacuna.