Hesperian Health Guides

Capítulo 10: Aprender a convivir

WikiSalud > Ayudar a los niños sordos > Capítulo 10: Aprender a convivir

Una niña y su hermanita miran a un niño jugando en un columpio de rueda.

Las personas que se llevan bien con los demás tienen buenas habilidades para la convivencia. Estas habilidades se desarrollan cuando las personas se relacionan unas con otras, aprenden cómo son ellas mismas y toman en cuenta los sentimientos de los demás.

Es importante para todos saber convivir con cualquier grupo—sea una familia, un grupo de amigos o incluso los compañeros de curso en la escuela.

No basta tener buenos modales para lograr una buena convivencia. Las personas que saben convivir con los demás, saben:

  • dar y recibir atención, afecto o ayuda.
  • expresar sus necesidades, sus sentimientos y sus derechos de una manera aceptable.
  • comunicarse eficazmente
5 niños juegan juntos afuera de un granero.
Cuando aprenden desde pequeños a convivir con los demás, los niños hacen amigos y se relacionan mejor con otras personas.

Es importante que los niños que son sordos o que no oyen bien aprendan a convivir. Su habilidad para llevarse con los demás les ayudará a estar menos aislados.

Al igual que los niños oyentes, los niños sordos tendrán que desarrollar habilidades para la convivencia observando a las personas a su alrededor y relacionándose con ellas. Eso les ayudará a aprender diferentes cosas, como por ejemplo, tratar con respeto a las personas mayores, pedir permiso para usar las cosas que les pertenecen a otras personas y esperar su turno para participar en una actividad.