Hesperian Health Guides

Cuidados para el recién nacido

La leche materna es el mejor alimento para su bebé. Mantenga limpio y calientito al bebé y déjelo que mame cuando quiera.

A los bebés muchas veces les sale un poco de moco amarillento de los ojos durante sus primeras semanas de nacido. Si es necesario, límpiele los ojos a su bebé con leche materna o agua hervida que ya esté tibia y un trapito limpio. Si los ojos del bebé se enrojecen, se hinchan, o tienen mucho pus, consulte a un trabajador de salud.

Cuidado del cordón

Mantenga limpio y seco el pedacito del cordón que queda en el ombligo del bebé. Si puede, límpielo con alcohol para curaciones y un trapito limpio cada vez que le cambie el pañal al bebé. El pedacito de cordón se volverá negro y se caerá la primera semana. No necesita taparlo con nada, a menos que haya moscas o polvo. En ese caso, tápelo con un pedazo muy limpio de gasa o de tela, sin apretarlo. La gasa o tela debe quedar muy suelta.

Si nota que la zona del cordón está enrojecida o tiene pus, es posible que el bebé tenga una infección. Llévelo a un trabajador de salud para que le dé medicinas de inmediato. Esté pendiente de los signos del tétanos (trismo), una infección que a veces le da a un bebé cuando se le cortó el cordón con algo que no estaba limpio.

El tétanos en el recién nacido

¡TRANSPORTE!

Lleve al bebé a un hospital de inmediato. Si el hospital queda a más de 2 horas de distancia, déle al bebé una inyección de 100000 unidades de bencilpenicilina antes de partir.

Signos del tétanos en el recién nacido
WWD Ch11 Page 251-1.png
  • tiene fiebre
  • no puede mamar
  • llora todo el tiempo
  • respira rápidamente
  • se le pone rígido el cuerpo

Create your own user feedback survey