Hesperian Health Guides

Metodo 2: Con yesos

Este método es parecido a la técnica para corregir contracturas. (Vea el Capítulo 59.) Un pie zambo se endereza gradualmente en 3 pasos:

Paso A
NWTND bag arrow.png
Paso B
NWTND bag arrow.png
Paso C
Enderezar la curva de adentro para que el pie apunte hacia abajo. Todavía no empiece a levantar el pie. Corregir el pie demasiado para que apunte hacia abajo y afuera. Mantenga el pie en esta posición hasta que el talón ya no esté metido sino que esté derecho o un poco salido. Ahora suba el pie, asegurándose de que la parte de afuera quede más alta que la de adentro. Corrija de más.
Club foot angled to the right, arrow in semicirle pointing left.
Foot with arrrow pointing to inner ankle and another outward
talón doblado hacia adentro
talón doblado hacia afuera
Foot with arrow pointing to outer ankle, arrow at the toes pointing outward
Foot with arrow pointing upward from below.
DVC Ch60 Page 568-1.jpg DVC Ch60 Page 568-2.jpg Esta niña nació con un pie zambo. Los promotores de rehabilitación lo enderezaron con una serie de yesos. Primero corrigieron la curva de adentro del pie.
DVC Ch60 Page 568-3.jpg DVC Ch60 Page 568-4.jpg DVC Ch60 Page 568-5.jpg
Luego fueron subiendo el pie, sacándole anillos al yeso, cerrando el espacio y manteniéndolo cerrado con una nueva tira de yeso.
Después de 4 meses de enyesamiento, el pie quedó en buena posición. DVC Ch60 Page 568-6.jpg
¡IMPORTANTE! Después de corregir un pie zambo, hay que asegurarse de que no se vuelva a doblar.

Los ejercicios y aparatos ortopédicos son indispensables. Después de quitar la cinta o los yesos, siga haciendo los ejercicios recomendados, 2 veces al día. Vea Los aparatos que se necesitan después de corregir el pie.

Muchos niños necesitan usar aparatos hasta que dejan de crecer (entre 13 y 18 años). Si el problema sigue regresando, probablemente habrá que operar.
DVC Ch60 Page 568-7.png
Este niño, que tenía los pies zambos, necesita usar aparatos día y noche, por lo menos hasta que empiece a caminar, y después durante la noche.
Revísele los pies a menudo, por años, para asegurarse de que el pie no se esté doblando otra vez. Quizás hay a que mejorar sus aparatos.



Esta página se actualizó el 27 may 2020