Hesperian Health Guides

Posiciones para vestir al niño

Vista al niño en diferentes posiciones para ver cuál es la más conveniente.

La posición del cuerpo es importantísima para un niño con parálisis cerebral espástica. Por lo general, si se le viste acostado boca arriba, el cuerpo se le entiesará hacia atrás. Casi siempre es más fácil vestir al niño con espasticidad doblándole el cuerpo y las caderas hacia adelante.
Una mala posición:
(El niño se entiesa hacia atrás.)
Una buena posición:
un niño vestido de espaldas: su cuerpo se pone rígido hacia atrás y la mano se dobla con fuerza.
mano doblada rígidamente
un niño vestido boca abajo en el regazo de una mujer, con las caderas dobladas.
boca abajo sobre sus piernas
caderas dobladas
Si necesita voltear al bebé boca arriba, para cambiarlo, póngale una almohada firme bajo la cabeza y manténgale dobladas las rodillas y las caderas. Esto quizás le ayude a relajarse y no entiesarse. Muchas veces, el niño con espasticidad aprende a vestirse más fácilmente acostándose de lado. Quizás necesite rodar de lado a lado para ponerse la ropa—pero debe mantener dobladas la cabeza, la cadera y las rodillas para no ponerse tieso.
Un niño acostado con la cabeza sobre una almohada y las caderas y las rodillas dobladas.
rodillas dobladas
cabeza levantada
Un niño de lado con la cabeza hacia adelante y las rodillas y las caderas dobladas.
cabeza hacia adelante
cadera y rodillas dobladas
Para ayudarle al niño a vestirse sentado, asegúrese que esté en una posición firme. Ayúdele a mantener las caderas dobladas y el cuerpo hacia adelante así. Si el niño aún no tiene buen equilibrio para sentarse o tiende a entiesarse hacia atrás, quizás se pueda vestir sentado en una esquina.
Ilustración de lo anterior: estabilizar al niño por detrás mientras se sienta y se viste.
primero con ayuda
luego solo
Un niño sentado en un rincón y vestirse solo.
Muchas veces, el niño puede jugar y vestirse bien si se sienta con los pies hacia adelante y las rodillas separadas. Si las rodillas se le pegan con fuerza, trate de empujarle lentamente una rodilla hacia afuera, al mismo tiempo que le aprieta el dedo gordo por abajo. DVC Ch37 Page 334-7.PNG
Si un niño con parálisis cerebral atetoide trata de hablar o de alzar los brazos, puede que se le abran las piernas y que se le levanten los pies del suelo.

Manteniendo juntas las rodillas del niño, empújeselas hacia abajo. O póngale presión sobre los pies.
DVC Ch37 Page 334-8.PNG
Ayude al niño a encontrar la posición que le dé el mayor control para vestirse.
DVC Ch37 Page 334-9.PNG DVC Ch37 Page 334-10.PNG DVC Ch37 Page 334-11.PNG



Esta página se actualizó el 01 feb 2021