Hesperian Health Guides

Las trabajadoras y los trabajadores de salud son la clave

Las trabajadoras y trabajadores de salud hacen que las campañas de vacunación sean exitosas al aportar sus consejos y ánimo para promover la vacunación. Así ayudan a que toda la comunidad se mantenga sana. La confianza que la comunidad tiene en quienes localmente localmente hacen la labor de salud vale mucho, especialmente cuando las personas que llegan desde fuera para conducir la campaña son desconocidas.

Si usted trabaja en un centro de salud o clínica:

  • Sea amable y dele la bienvenida a todas las personas que reciba. Sin importar qué tipo de preguntas tenga la familia, siempre responda de forma cordial y hágales sentir que sus inquietudes son importantes.
Una trabajadora de salud habla con una mujer y su bebé.
Le voy a poner la inyección rapidito para que duela menos. ¿Puede abrazarlo para que se sienta seguro?
  • Las inyecciones pueden doler así que trate de hacer que esta experiencia sea lo mejor posible para las y los niños. Justo después de dar la inyección, use algo colorido o con sonido para distraerles.
  • Antes de dar la vacuna, hable con cada familia o en grupo para explicar los beneficios de cada vacuna y por que son necesarias. Describa lo que pueden sentir después, como una fiebre leve o dolor en el lugar de la inyección, para que las mamás y los papás sepan qué esperar. Explíqueles las posibles señales de peligro y qué hacer, por ejemplo en el caso de una reacción alérgica.
  • Si se agota alguna vacuna, indique otra clínica que esté abastecida o póngase de acuerdo con la familia para regresar en otra fecha. Anótela en su historia clínica o tarjeta de control de la vacunación.
  • Ayude a la familia a llevar el registro de las vacunas, con una tarjeta de control u otro método. Esto les anime a hacer planes y a tomar decisiones sobre la salud de sus hijas e hijos.


Una trabajadora de salud habla con una mujer y su bebé y niña pequeña.
Lamento mucho que se retrasó su autobús. Todavía puedo ponerle la vacuna a sus hijos si me espera un momentito. ¡Viajaron de tan lejos!

Muchas clínicas no tienen los recursos que necesitan. Si esto lleva a que la familia tenga malas experiencias en la clínica, tal vez ya no regresará para sus vacunas. Aun con poco personal o suministros se puede encontrar la forma de que la gente se sientan bien.

En la comunidad, anime a las familias a vacunarse:

  • Hable con las mamás y los papás por igual. Aunque las mamás generalmente son las que llevan a sus hijas e hijos al centro de salud, si los papás entienden lo importante que son las vacunas, es más probable que las niñas y niños reciban sus vacunas. También puede hablar con las abuelas y los abuelos.
  • Hay mucha información falsa circulando sobre la vacunación y por eso, puede ser un reto explicar cómo las vacunas funcionan y sirven para mejorar a la salud. Si alguien no quiere vacunarse, trate de averiguar sus motivos. Quizás sea un problema con el transporte, el costo o algo que usted puede resolver. Ayúdales a entender que las vacunas son muy seguras además de ser buenas para la salud.
  • Capacite e involucre a las parteras y otras personas que asisten a embarazadas y a nuevas mamás, para que estén preparadas para responder a sus preguntas sobre las vacunas y ayuden a que las personas vayan a vacunarse.
  • Involucre a las niñas y niños para que promuevan las campañas de vacunación. Si se trata el tema en las escuelas, podrán conversar con sus mamás y papás sobre la importancia de vacunar a sus hermanas y hermanos, así como a los demás integrantes de la familia y sus vecinas y vecinos.
  • Haga lo que funcione en su comunidad. Quizás sea bueno ir de casa en casa, o puede ser que las personas prefieran visitar el centro de salud. Busque personas aliadas en las escuelas, iglesias y grupos en la comunidad para alentar a que las personas se vacunen.


 Una mujer realiza una capacitación con adultos con un cartel que dice “¿Por qué las niñas y los niños no reciben sus vacunas?”, seguido de una lista de razones.


Usted conoce mejor a su comunidad. Cuando vaya a organizar una campaña de vacunación, decida a quiénes quiere llegar, qué les motiva, qué les preocupa, quiénes toman las decisiones en cada familia y cómo involucrar a las y los líderes respetados de la comunidad. Averigüe si les es difícil a las personas recibir consejos y servicios de salud, y qué soluciones ayudarían.

Una maestra en un salón de clases frente a una pizarra que dice “¿Cómo funcionan las vacunas?”
Una trabajadora de salud inyecta una vacuna a una niña, mientras otros estudiantes esperan su turno.
En la escuela, las y los jóvenes aprenden la importancia de las vacunas, así como el fundamento científico de cómo funcionan. Las campañas de vacunación pueden realizarse dentro de las escuelas para que lleguen a todas las niñas y niños.

Tres mujeres y un hombre hablan.

Los anuncios de radio en diferentes idiomas son muy eficaces.
Yo soy la portavoz de la vacunación para el consejo municipal. Consigo que la gente se entusiasme y se involucre en esta importante labor.
A las familias les gusta recibir mensajes de texto de la clínica recordándoles cuando les tocan sus vacunas.
Ayudo a las y los integrantes de mi iglesia a encontrar información confiable sobre las vacunas.

Participación pública: Una vacuna para la equidad

Las vacunas reducen o eliminan la propagación de muchas enfermedades que antes causaban serios problemas de salud e incluso la muerte. Llegan a más gente cuando son gratuitas o baratas y el sistema de salud las entrega eficientemente. Las campañas de vacunación son demasiado importantes para dejarlas sólo en manos de las autoridades. Las y los trabajadores de salud, profesoras y profesores y otras lideresas y líderes comunitarios deben trabajar con el gobierno, para garantizar que las vacunas sean siempre seguras, que sean dadas gratuitamente y estén disponibles para todas y todos. Las comunidades deben presionar a sus gobiernos para resolver los problemas de agua potable, la falta de saneamiento, la pobreza, discriminación y la falta de vacunas – factores que llevan a la mala salud.



Esta página se actualizó el 07 jun 2021