Hesperian Health Guides

Manejo de vacunas

Guardar las vacunas a la temperatura adecuada (manteniendo la cadena de fríos)

Es muy importante que las vacunas se mantengan a temperaturas adecuadas. Hay vacunas que se malogran y pierden su efecto si están fuera de refrigeración. Hay otras vacunas que deben permanecer frías pero no congeladas. Las vacunas deben permanecer a la temperatura correcta desde que las fabrican hasta que llegan a la comunidad donde se van a poner. Si la vacuna no se mantuvo fría o se congeló, ya sea en la fábrica, durante el transporte o en el almacenamiento, puede malograrse.


Ejemplos de vacunas que sí se pueden congelar sin malograrse:
Sarampión
MR
MMR
BCG
OPV (oral poliovirus)
Fiebre amarilla

Encefalitis japonesa

Ejemplos de vacunas que se guardan a temperaturas muy frías pero que no se deben congelar:
Cólera
Pentavalente
Hepatitis B (Hep B)
Hib (líquido)
VPH (vacuna que protege del virus del papiloma humano)
IPV (vacuna de la polio inactivada)
Influenza
Neumococo
Rotavirus (líquido y congelado al seco)
Tétanos (DT, Td)

Un refrigerador que dice “Solamente para vacunas”. Sobre el enchufe un letrero dice “Advertencia: no desenchufar. Almacenamiento de vacunas.”

Se usan unidades de refrigeración y cajas frías paratransportar las vacunas así como los líquidos usados para su disolución. Hay que saber a qué temperatura debe permanecer almacenada cada vacuna y en qué estante o compartimento le corresponde a cada una.

En general, las vacunas están almacenadas a una temperatura de no más de los 8 grados C y de no menos de los 2 grados C. Algunas vacunas, como la BCG o la MMR pueden malograrse si están expuestas a la luz solar o de otras fuentes, por eso se mantienen en frasquitos oscuros de vidrio, con envolturas adicionales.

Aún después de mezclar la vacuna con el diluyente se debe guardar a temperatura baja hasta que se use. El personal que maneja las vacunas sabrá cuántas horas pueden durar las vacunas ya mezcladas y si deben desecharse al final del día.

Aprender a almacenar, preparar y poner vacunas

Una campaña de vacunación ocurre al aire libre. Muchas personas esperan su turno. Un trabajador de salud hace notas en los registros de vacunas. Una trabajadora de salud le pone una vacuna a una persona.

Todas las personas pueden ayudar a promover la vacunas y las trabajadoras y trabajadores comunitarios de salud también pueden aprender a ponerlas. Si usted pone o manipula vacunas, recibirá capacitación para saber:

  • cómo preparar las vacunas.
  • cómo determinar la dosis correcta para personas de diferentes edades.
  • dónde encontrar la fecha de vencimiento y cómo desechar las vacunas que ya no sirven.
a box labelled "Sharps" with a hand putting a syringe in it.
  • cómo elegir el tamaño correcto de aguja, el ángulo de la inyección y en qué parte del cuerpo poner cada vacuna.


Por su propia salud y de quienes atienda, siempre lávese bien las manos antes de vacunar a cada persona. Cada aguja se usa sólo una vez y luego de desecha de forma segura según las instrucciones de la clínica. Con el COVID, también es importante usar cubrebocas y visor (careta). Manejar con éxito una campaña de vacunación contra el COVID requiere de atención especial para aprender y seguir los cuidados según la marca de la vacuna que se use y también asegurar que la vacuna le llegue a todas las personas.

Asumir la responsabilidad por los desechos de la vacunación

una campaña de vacunación es a menudo el que siempre se nos olvida: deshacerse de los desechos apropiadamente. Las sobras plásticas, agujas y materiales biológicos causan serios problemas de salud a las personas y al medioambiente, especialmente al ser quemados, mal enterrados o dejados al alcance de niñas y niños. Un programa de inmunizaciones puede llevar a cabo la eliminación segura de los desechos al:

NWTND vacc Page 17-3.png
  • usar los mismos vehículos que entregaron los suministros para que transporten lejos los desechos para su tratamiento y segura eliminación.
  • establecer centros regionales de tratamiento de desechos que los entierran en fosas seguras.
  • ayudar a las clínicas comunitarias a organizar un sistema básico de eliminación de desechos médicos, incluyendo separarlos por categorías y enterrarlos de forma segura (Ver Guía comunitaria para la salud ambiental, capítulo 19: Desechos médicos).



Esta página se actualizó el 07 jun 2021