Hesperian Health Guides

Medicinas para las quemaduras

Las quemaduras pueden ser muy dolorosas. Dé un medicamento fuerte para calmar el dolor tal como la codeína o la morfina, particularmente antes de limpiar la herida o cambiar la venda.

Las quemaduras suelen infectarse, por lo que se debe dar un antibiótico como dicloxacilina, clindamicina, cefalexina, o ciprofloxacina si se presenta alguna seña de infección.

A medida que sane la quemadura, dé un antihistamínico como clorfeniramina o difenhidramina para calmar la comezón.

Dé la vacuna contra el tétanos si la persona no está al día con esas vacunas. Vea "Las vacunas" (en proceso de redacción).

Si hubo un incendio y la persona aspiró mucho humo, el salbutamol puede ayudarle a respirar mejor.