Hesperian Health Guides

Compartir sus conocimientos

En este capítulo:

Además de aprender de los libros y los maestros, una partera aprende mucho de lo que sabe de otras parteras y también de las familias que atiende. Y las parteras pueden mejorar la salud de la gente al compartir lo que saben con la comunidad.

Comparta sus conocimientos con otros trabajadores de salud y parteras

Las parteras pueden colaborar para ayudarse mutuamente. Si una partera se enferma o no puede trabajar, otra partera puede atender a las mujeres que ella estaba cuidando. Las parteras tambi√©n pueden ense√Īarse muchas cosas y aprender unas de otras. En algunas comunidades, las parteras y otros trabajadores de salud comparten informaci√≥n entre s√≠ y hablan abiertamente sobre su trabajo. Algunas parteras se re√ļnen cada 2 √≥ 3 meses, comparan informaci√≥n y comparten recursos. En una reuni√≥n de parteras, usted puede:

Una partera conversa con dos otras.
La pr√≥xima vez le voy a tomar la temperatura a la madre durante el parto. As√≠ podr√© notar una infecci√≥n m√°s pronto.
  • turnarse con las otras parteras para contar historias de los partos que ha atendido. No olvide hablar sobre los partos dif√≠ciles y sus errores. Aunque cuesta mucho trabajo admitir los errores, el hacerlo puede ser un gran regalo cuando hay oportunidad de aprender de ellos. Las dem√°s parteras pueden explicar lo que habr√≠an hecho igual o de diferente manera. Para proteger la vida privada de la madre, no mencione su nombre.
  • pedirles a otros trabajadores de salud que vengan a reunirse con el grupo. Por ejemplo, un hierbatero o curandero podr√≠a venir a hablar sobre las plantas de la regi√≥n que sirven para curar infecciones. O un grupo de parteras podr√≠a hablar con algunas de las enfermeras de un centro de maternidad de la zona para averiguar c√≥mo pueden colaborar las parteras y las enfermeras.
MW Ch1 Page 3-2.png


  • compartir libros educativos (¬°como √©ste!) con las otras parteras. Si nadie tiene mucho dinero, tal vez puedan juntar el dinero entre varias parteras para comprar un libro que todas puedan usar.
  • ensayar formas de ayudar a mujeres con diferentes problemas (sociodrama).
    3 mujeres miran a 2 otras mientras act√ļan los papeles descritos a continuaci√≥n.

    Por ejemplo, una persona podr√≠a hacer el papel de una mujer embarazada que no est√° comiendo suficientes alimentos nutritivos. Otra persona podr√≠a hacer el papel de la partera, que la escucha y le da consejos. Despu√©s, cada una de las actrices puede describir lo que sinti√≥ y el resto del grupo puede dar sugerencias de las cosas que podr√≠an hacerse de otra manera. Aseg√ļrese de que todas las personas tengan oportunidad de actuar.
  • aprovechar las habilidades de cada quien. Si una de las parteras sabe leer, les puede leer libros en voz alta a las otras parteras. Una partera que sabe c√≥mo esterilizar instrumentos les puede ense√Īar a las dem√°s.

Comparta sus conocimientos con la comunidad

Como partera, usted da consejos, trata problemas e incluso salva vidas. Pero la salud general de las personas a su alrededor no s√≥lo depende de usted. Eso se debe, en parte, a que las personas deciden por s√≠ mismas qu√© comer, c√≥mo hacer su trabajo y qu√© decisiones tomar. Cuando ense√Īan y comparten informaci√≥n, las parteras pueden ayudar a que la gente tome decisiones con m√°s conocimiento. √Čsa es la raz√≥n por la cual la ense√Īanza es el trabajo principal de las parteras.

La ense√Īanza puede ocurrir en cualquier lado y a cualquier hora. Tiene lugar durante un control de embarazo, cuando usted le explica a la mujer por qu√© le est√° haciendo cada pregunta. Tambi√©n tiene lugar cuando usted le explica a un hombre porque a √©l tambi√©n le toca la responsabilidad de la planificaci√≥n familiar. Usted incluso tiene la oportunidad de ense√Īarles algo a los dem√°s cuando est√° en el mercado, en una reuni√≥n comunitaria o junto con otras personas por cualquier raz√≥n.

Dé clases

Es probable que haya temas que convendr√≠a que la gente de la comunidad entendiera mejor. Si puede, re√ļnase con mujeres embarazadas, familias u otros miembros de la comunidad, para darles informaci√≥n sobre la salud y el parto. Usted podr√≠a ense√Īarle a la gente:

  • c√≥mo funciona el cuerpo.
  • c√≥mo escoger y usar m√©todos de planificaci√≥n familiar.
  • c√≥mo comer bien y c√≥mo cuidarse durante el embarazo.
  • c√≥mo tener un parto con menos riesgos.
  • c√≥mo cuidarse despu√©s del parto y c√≥mo dar el pecho.


MW Ch1 Page 4-2.png
Sus o√≠dos son 2 de sus herramientas m√°s importantes.

La ense√Īanza es una habilidad y hay que ensayarla. Una buena forma de empezar es escuchar a los dem√°s. Cuando descubra lo que otras personas ya saben, podr√° ayudarles a aumentar esos conocimientos. Adem√°s, cuando usted escucha, aprender√° de la misma gente a la que est√° ense√Īando.

Por ejemplo, si un grupo de mujeres quiere información acerca de las infecciones de transmisión sexual, usted primero le puede pedir a cada persona que diga lo que sabe sobre esas infecciones. Es posible que las mujeres tengan conocimientos al respecto porque leyeron libros, tomaron clases, hablaron con otras mujeres o tuvieron infecciones ellas mismas.

Una vez que las mujeres hayan dicho lo que saben, averig√ľe cu√°les son sus preguntas. Tal vez ellas mismas las puedan contestar. Usted probablemente puede a√Īadir informaci√≥n m√©dica importante y tambi√©n hacer notar cu√°ndo la gente tiene creencias equivocadas. Si anima al grupo a hablar, averiguar√° lo que realmente necesita saber. Adem√°s, podr√° ayudar a las mujeres a darse cuenta de todo lo que ya saben. Una persona que se siente segura de que entiende un problema puede trabajar mejor para solucionarlo.

Trate con respeto a las personas que vengan a aprender de usted y aseg√ļrese de que les d√© informaci√≥n que tenga sentido para sus vidas.

  • Si√©ntese en un c√≠rculo con el resto del grupo, de modo que todos est√©n al mismo nivel. As√≠ usted estar√° en la misma posici√≥n que los dem√°s y mostrar√° que no es la √ļnica persona que tiene conocimientos.
  • Prep√°rese. Piense en la informaci√≥n que desea compartir antes de empezar la ense√Īanza.
  • Use muchos m√©todos de ense√Īanza. La gente aprende de diferentes formas y todos aprendemos mejor cuando aprendemos la misma cosa de diferentes maneras. Despu√©s de que hable con el grupo acerca de las infecciones de transmisi√≥n sexual, el grupo podr√≠a montar una peque√Īa obra teatral sobre ese tema. O ustedes podr√≠an hacer carteles para compartir la informaci√≥n con la comunidad.


un grupo de mujeres sentadas conversan entre sí.
Todas ustedes me dijeron que quer√≠an aprender lo que deben comer durante el embarazo y despu√©s de que el beb√© nazca. ¬ŅQu√© es lo que ya saben de la buena alimentaci√≥n?
Yo he o√≠do que es malo comer carne cuando se est√° dando el pecho. Le hace da√Īo al beb√©.
¬°Eso no es cierto! ¬°Hay que comer carne para tener la sangre fuerte!
Pero, ¬°no podemos comprar carne porque es muy cara!
Las preguntas que usted haga le ayudarán a entender qué es lo que la gente ya sabe, qué es lo que necesita aprender y qué obstáculos enfrenta.


Recuerde que algunas personas est√°n acostumbradas a hablar cuando est√°n en un grupo. Otras podr√≠an tener miedo. Anime a las mujeres, a las personas que tienen poca educaci√≥n escolar y a las personas que normalmente se quedan calladas a decir lo que piensan. Para otras ideas sobre la ense√Īanza que ayuda a la gente a aprender, vea el libro Aprendiendo a promover la salud.

Comparta sus conocimientos con la gente que atienda

Con la información correcta, cada mujer tiene la capacidad de entender su cuerpo y de tomar decisiones sabias acerca de su salud. Cada vez que atienda a una mujer durante el embarazo o por alguna otra razón, explíquele lo que le haga y la razón de hacérselo. Conteste las preguntas que la mujer tenga acerca de su cuerpo y su salud.

Cuando no sepa algo, admítalo

Nadie sabe todas las respuestas. ¡Algunos problemas no tienen soluciones fáciles! Cuando no sepa algo, admítalo. Así la gente confiará en los conocimientos que usted sí tiene.