Hesperian Health Guides

Trabajar por el gusto de trabajar

En este capítulo:

Si quiere que otras personas pongan de su parte para mejorar sus vidas y cuidar de su salud, usted misma necesita disfrutar esas actividades. Si no, ¬Ņqui√©n querr√° seguirle el ejemplo?

Una partera escoge caminar por el camino marcado ‚ÄúAmistad‚ÄĚ en vez del camino marcado ‚ÄúDinero‚ÄĚ.

La mayoría de las parteras hacen su trabajo por amor y como un servicio a la comunidad. Aunque su trabajo es muy valioso, es raro que las parteras ganen mucho (una triste realidad para muchos trabajadores de salud y para las trabajadoras en general). Sin embargo, si una partera es muy trabajadora y pone en primer lugar las necesidades de la comunidad, generalmente se ganará el respeto y el aprecio de la gente que atiende.

Tal vez a usted le paguen por su trabajo y tal vez no, pero no se niegue nunca a atender a una persona que es pobre o que no le puede pagar. Toda la gente se merece sus cuidados y atención.

El trabajo de una partera muchas veces es dif√≠cil. Las parteras trabajan muchas horas, a veces no duermen, y hacen trabajo que cansa el cuerpo y desaf√≠a la mente. Las parteras sienten una gran responsabilidad, que les puede causar tensi√≥n o dolor emocional muy profundo. A la mayor√≠a de las parteras les parece que vale la pena enfrentar esos retos porque su trabajo tambi√©n les da mucha satisfacci√≥n. Las parteras hacen algunas de las tareas m√°s importantes y satisfactorias que cualquiera puede hacer en la vida. Por ejemplo, les ense√Īa a las mujeres y a sus familias sobre el cuerpo y la salud, tratan problemas de salud graves y ayudan a traer nuevas vidas al mundo. El mundo necesita el trabajo valioso de las parteras porque las parteras hacen que el mundo sea un lugar m√°s sano, m√°s seguro y m√°s humano.

MW Ch1 Page 11-2.png