Hesperian Health Guides

Acepte las debilidades del niño y desarrolle sus habilidades

Casi siempre, los niños que tienen discapacidades en ciertas áreas, son muy capaces o hábiles en otras. Al capacitar a un niño para trabajar, conviene enseñarle destrezas que caigan en su ‘área fuerte’. Por ejemplo:

Niño que se mira fuerte.
Chico de aspecto fuerte ordeñando una vaca.
Niño escribiendo cartas en un escritorio.
Probablemente le irá mejor siendo campesino que escritor o contador.
Un niño con retraso mental que físicamente es fuerte... ....quizás adquiera más fácilmente ciertas destrezas físicas y sea más feliz... ... que si se pasa mucho tiempo tratando de dominar ciertas destrezas mentales.
Niña con discapacidad que afecta a manos y piernas.
Niña con discapacidad que afecta a las manos y las piernas sentada en el escritorio escribiendo.
Niña con discapacidad que afecta manos y piernas con dificultades para moler algo.
Probablemente le irá mejor siendo maestra o promotora de salud que molinera.
Una niña que tiene una discapacidad física, pero es inteligente... ... quizás adquiera más fácilmente ciertas destrezas mentales y sea más feliz... ... que si trata de hacer ciertos trabajos físicos que siempre se le dificultarán.
Niño con torso fuerte usando muletas.
Hombre haciendo zapatos en una mesa.
Niño con muleta trabajando en la cosecha con dificultad.
Probablemente le irá mejor siendo zapatero o soldador que agricultor.
Un niño con las piernas débiles, pero los brazos y manos fuertes... ... quizás pueda desarrollar más fácilmente algunas destrezas manuales y sea más feliz... ... que si trata de desarrollar destrezas que requieren del uso de las piernas y los pies.
Niño ciego extendiendo sus manos.
Niño ciego tocando guitarra.
Niño con bastón subiendo la colina.
Probablemente le irá mejor siendo músico que pastor.
Un niño ciego, con un buen sentido del oído, del tacto y del ritmo ... ... quizás pueda desarrollar más fácilmente destrezas que dependan sobre todo del oído y del tacto y sea más feliz... ... que si trata de llevar a cabo ciertos trabajos que son mucho más difíciles de hacer sin ver.


¡PRECAUCIÓN! En general, tiene sentido ayudar al niño a desarrollar destrezas especializadas en sus áreas de mayor habilidad. Pero también es importante que el niño desarrolle lo mejor que pueda las habilidades para el cuidado personal y la vida diaria—aunque le cueste trabajo. Así, por ejemplo, el niño con retraso mental necesita aprender ciertas formas de comunicación básicas; la niña con espasticidad debe aprender, si es posible, a preparar la comida y a cuidar la casa; y el niño con las piernas débiles y el niño ciego necesitan aprender a ir de un lugar a otro.


Esta página se actualizó el 01 feb 2021