Hesperian Health Guides

Estrategias comunitarias para prevenir las ITS

La educación y la acción comunitaria ayudan a prevenir que se transmitan las ITS. Muchos jóvenes, hombres y mujeres en todo el mundo han empezado a organizarse de muchas formas en escuelas, iglesias, centros sociales, lugares de trabajo y barrios. Estos grupos comunitarios han encontrado maneras creativas para proporcionar condones, crear conciencia sobre el sexo más seguro, ayudar a que las mujeres puedan negociar el sexo más seguro, acercarse a los jóvenes y crear acceso a exámenes y tratamientos para las ITS. Las siguientes páginas ofrecen actividades y ejemplos de diferentes estrategias comunitarias.

Mapas comunitarios de peligros y recursos para la salud sexual

Dibujar un mapa comunitario ayuda al grupo a descubrir y compartir información sobre los recursos que existen para la salud sexual. El mapa puede incluir lugares donde se distribuyen condones, donde se hacen pruebas de ITS y donde hay información disponible sobre las ITS. También se pueden incluir los lugares que se deben evitar, como bares o áreas donde la gente compra y vende sexo. Para un ejemplo sobre cómo hacer mapas comunitarios, vea Un mapa de la maternidad segura.

3 young women speaking as they work together on a map.
Por ahí es seguro de día pero por la noche: ¡ojo! Hay hombres metidos en la trata de mujeres que acosan a las chicas.
En este bar hacen pruebas de VIH gratuitas todos los martes por la noche. Hay que dibujar una manita de ayuda sobre este bar.
Hay un centro de salud junto a esta escuela que organiza una feria de salud todos los meses y reparte condones gratis.
ActividadBúsqueda del tesoro: Encontrar recursos para prevenir las ITS

La gente quizás no conozca todos los recursos en la comunidad que ayudan a prevenir la transmisión de las ITS. El juego Búsqueda del tesoro puede ser útil para explorar los recursos que ya hay y encontrar otros recursos a los que se podría tener más acceso. Esta actividad puede ser adaptada para enfocarse en los recursos que necesitan los grupos vulnerables, como las adolescentes, las mujeres migrantes o las trabajadoras sexuales. (También puede adaptarse para otros temas del libro).

  1. Explique que esta es una competencia para ver qué equipo encuentra la mayor cantidad de recursos que apoyan la prevención de las ITS en la comunidad. Gana el equipo que identifique más recursos.
  2. Forme equipos y pídales que imaginen los recursos o servicios que necesita la gente para prevenir las ITS y en qué lugar de la comunidad pueden encontrar esos recursos. Estos pueden incluir a gente, grupos, organizaciones, escuelas, lugares de trabajo, mercados, farmacias y lugares donde la gente se reúne para transportarse o divertirse. De ser posible, motive a los equipos a que visiten lugares en la comunidad y compartan esa información en la siguiente reunión.
  3. Reúna a todos los grupos para compartir lo que han encontrado y votar por el equipo con el mejor tesoro: ¡el ganador!
  4. a woman and a man speaking.
    Nos enteramos de que hay una casa segura para mujeres que han sufrido violencia doméstica. También descubrimos que hay tribunales favorables para defendernos en contra del matrimonio forzado.
    Nos enteramos que en la escuela hay una Brigada de Acción para Jóvenes que educa a los chicos sobre el uso de los condones y el sexo más seguro.
  5. Hablen en grupo sobre los recursos que han descubierto y después hablen sobre los servicios que faltan. Pregúntele al grupo: ¿La comunidad está bien preparada para prevenir y tratar las ITS? ¿Qué servicios hacen falta? ¿Hay grupos de personas a los que no les sirven los servicios que ya existen? Pídale al grupo que aporte ideas de los recursos que podrían cubrir esas necesidades. (Esta reflexión puede ser el primer paso de un plan de acción).

Mejorar todas las facetas de la vida de las mujeres

Algunas comunidades combinan las actividades de prevención de las ITS con talleres de género y apoyo social o económico para las mujeres, ya que se han dado cuenta de que estos problemas a menudo están entretejidos. Trabajar en una sola área no es suficiente para crear cambios.

Hermanas de por Vida hace la vida de las mujeres más saludable

El proyecto de microfinanciamiento Hermanas de por Vida en Sudáfrica, ayuda a las mujeres a emprender negocios y a ser más autosuficientes. Ellas también se organizan para detener la violencia de género y protegerse a sí mismas de las ITS. Las mujeres que reciben préstamos se organizan en grupos de 5 que se reúnen cada 2 semanas para hablar sobre la violencia doméstica, las violaciones y la importancia de tener sexo más seguro, incluso con el uso de condones. Practican entre sí cómo hablar sobre estos temas con su pareja.

2 women meeting with a man.

Después de varias sesiones, cada grupo elige a una lideresa. Ellas se reúnen con los líderes comunitarios y otros integrantes importantes de la comunidad y les piden su ayuda para organizar talleres y reuniones en el pueblo donde puedan hablar sobre la violencia doméstica y las violaciones. Las mujeres también organizan manifestaciones callejeras sobre el VIH y las ITS, y sobre las violaciones y la delincuencia en la comunidad. Estas reuniones y eventos públicos sirven para que las mujeres tengan el apoyo de su comunidad y no tengan que enfrentar a sus parejas solas.

Este proyecto ha tenido mucho éxito. La mayoría de las Hermanas de por Vida han iniciado sus negocios, pagado sus préstamos y tienen más confianza en sí mismas. Las mujeres llevan dinero a sus hogares y no sienten que tienen que aceptar todo lo que sus parejas quieren. El proyecto ha ayudado especialmente a mujeres jóvenes a negociar mejor el sexo más seguro.

Acabar con el estigma y las creencias dañinas de las ITS

a group of women wearing t-shirts that say, "Your condom is your protection."
Los sindicatos de trabajadoras sexuales exigen protección legal y derechos humanos.

La vergüenza y el estigma son obstáculos muy grandes a la prevención de las ITS. Es más difícil para las mujeres pedirles a sus parejas usar condón o tener sexo de maneras más seguras cuando las hacen sentir avergonzadas de su sexualidad. Cuando se discrimina a los hombres que tienen sexo con hombres, ellos esconden su sexualidad y tienen menos apoyo para poder tener sexo más seguro. Las mujeres que tienen sexo con mujeres también enfrentan discriminación en la comunidad. Aunque las relaciones sexuales entre mujeres normalmente no son de alto riesgo para transmitir ITS, si se ven obligadas a esconder su sexualidad, es más difícil que tengan oportunidades para aprender a usar barreras dentales y otras formas de tener sexo seguro.

Es todavía más difícil para la comunidad prevenir las ITS cuando se suman otros tipos de estigma contra las mujeres, los hombres homosexuales y las lesbianas, tales como la discapacidad, el trabajo sexual, el uso de agujas para inyectarse drogas, tener la piel oscura o pertenecer a una clase o casta “más baja”.

Ayudar a la gente joven a protegerse contra las ITS

El VIH y otras ITS son problemas graves que van en aumento entre la gente joven, especialmente las mujeres. Muchos jóvenes se basan en sus compañeros para definir sus valores, planes y decisiones. En muchas comunidades, especialmente las afectadas por el VIH, las y los jóvenes no cuentan con el apoyo de sus familias.

Los programas que ofrecen lugares de reunión para jóvenes pueden ser útiles. Además de ofrecer información sobre la salud y la educación sexual, pueden ayudar a que la gente joven desarrolle capacidades, como aprender a ganar y administrar su dinero, usar servicios públicos y aprender la defensa personal. También les ayudan a aprender sobre sus derechos legales y lo que pueden hacer si sus derechos son violados. Las y los jóvenes que tienen una conexión con adultos que se preocupan por ellos pueden llegar a tener mayor acceso a apoyo práctico y financiero, a cuotas escolares, a comida y a ayuda para superar alguna enfermedad en la familia. Es menos probable que vendan el sexo por dinero o que recurran a otro tipo de comportamientos de riesgo.

Conversaciones Francas aborda la salud sexual en Uganda

Conversaciones Francas comenzó en Uganda en 1993 como un periódico gratuito escrito por hombres y mujeres jóvenes de entre 15 y 24 años de edad. Su meta principal era dar información sobre el sexo y la salud sexual, el desarrollo de habilidades para la vida cotidiana y los derechos de los niños y adolescentes. El periódico rápidamente se hizo popular y un segundo periódico se creó, Conversaciones entre Jóvenes, dirigido a adolescentes de entre 10 y 14 años de edad. Después, en 1999, empezó un programa de radio llamado Conversaciones Francas. Hoy en día se escucha en todo el país.

the front page of Straight Talk with the headline "Understand Your Changing Body."

El periódico y el programa de radio Conversaciones Francas se producen en varios idiomas regionales y también en inglés. Conversaciones Francas y Conversaciones entre Jóvenes también se publican en escritura braille.

Para motivar a los jóvenes a participar, Conversaciones Francas formó grupos en muchas escuelas y comunidades. Muchos jóvenes le mandan cartas a Conversaciones Francas todos los días, y sus preguntas, comentarios, historias de vida e inquietudes dan forma al contenido de cada publicación. El periódico también ofrece premios, como balones de fútbol, para la escuela que envíe el mayor número de cartas en una semana.

En cierto modo, el periódico es como una gran revista de consejos, con respuestas útiles a muchas preguntas comunes. Al igual que una revista, también está llena de fotografías de jóvenes, dibujos y consejos útiles. Por ejemplo: “Cree en ti mismo: Pensar demasiado sobre lo que otras personas piensan de ti, cambia lo que tú piensas de ti mismo”.

Aunque los jóvenes son el enfoque de Conversaciones Francas, también se incluyen a los padres, las madres y maestros porque ellos son la influencia principal en la vida de los jóvenes. Conversaciones Francas también produce el programa de radio Conversaciones con los Padres y el periódico Conversaciones con los Maestros, y organizan sesiones cara a cara en escuelas y comunidades para hablar sobre los problemas que enfrentan los jóvenes.

Programas escolares que promueven la salud sexual en Colombia

Los jóvenes necesitan aprender sobre la salud sexual, pero también necesitan servicios de salud que les ayuden a tomar decisiones saludables para prevenir las ITS y los embarazos no planeados. Poner un centro de salud dentro de las escuelas hace que sea mucho más fácil para los estudiantes recibir la ayuda que necesitan.

a woman meeting with a small group of teenagers in a school room.


En Bogotá, Colombia, un grupo de escuelas públicas y privadas trabajó con la organización no gubernamental PROFAMILIA para establecer programas en las escuelas. Organizan talleres con jóvenes y adultos sobre la sexualidad, la salud sexual y la prevención del embarazo y las ITS. Los jóvenes pueden visitar a los consejeros de salud sexual para hacerles preguntas sin tener miedo de ser juzgados por su sexualidad o sus inquietudes. El programa también tiene Días de Salud regulares en los cuales los estudiantes pueden hacerse exámenes de salud en privado y recibir métodos anticonceptivos si los solicitan.

Al principio algunas personas de la comunidad sentían que los jóvenes no debían de recibir información o servicios de salud sexual. PROFAMILIA se reunió con estas personas y les compartió información sobre los altos números de embarazos e ITS entre los alumnos y otros adolescentes. Esta información ayudó a cambiar la opinión de la gente. Los padres y maestros querían proteger a los jóvenes y estaban dispuestos a apoyar los programas para prevenir el embarazo y las ITS. El programa también involucra a los padres y maestros, así que todos aprenden sobre la salud sexual y sobre cómo hablar entre sí sobre este tema.

El programa PROFAMILIA también ha tenido éxito porque los jóvenes son capacitados para ser educadores de salud sexual y también participan en la toma de decisiones sobre los programas y servicios de los centros de salud. Al crear una variedad de alianzas entre las escuelas, los grupos comunitarios, los centros de salud y el gobierno, el programa ha podido obtener el financiamiento y los recursos que necesita para continuar por mucho tiempo.


Este página se actualizó el 13 mar 2019