Hesperian Health Guides

Los hombres comparten la responsabilidad de prevenir las ITS

Las ideas sobre la masculinidad a menudo hacen que los hombres crean que ellos deben tener todo el control sobre cómo y cuándo tienen sexo. Algunos hombres piensan que para ser machos deben tener varias parejas sexuales o tener secretos que no comparten con sus esposas o novias. Quizás sientan que no es de machos preocuparse por las ITS o cuidar de su salud. También pueden sentir vergüenza si no se identifican con el rol de género masculino que se espera de ellos, como por ejemplo, si tienen relaciones con otros hombres o prefieren resolver los problemas sin usar la fuerza o la violencia.

Pero algunos hombres también promueven la igualdad de género al trabajar para prevenir la violencia y mostrar cómo los hombres y las mujeres pueden tener relaciones sexuales más saludables. Hay ejemplos de estas actividades en la mayoría de los otros capítulos de este libro, en especial el Capítulo 3: El género y la salud, el Capítulo 4: La sexualidad y la salud sexual, el Capítulo 6: Eliminar la violencia de género, y el Capítulo 8: Embarazos saludables y partos seguros. Estos son algunos ejemplos de cómo los hombres se han organizado para prevenir las ITS, especialmente el VIH.

Los hombres como educadores comunitarios y ejemplos a seguir

Una forma efectiva de involucrar a los hombres para promover la salud sexual es que tengan a alguien que los aconseje y que sus esfuerzos sean reconocidos y admirados. Muchos proyectos en todo el mundo capacitan a los hombres para que piensen y hablen con otros hombres sobre el tipo de personas, esposos y padres que quieren ser.

Los hombres en Tanzania luchan para prevenir el VIH

El proyecto CAMPEÓN en Tanzania motiva a los hombres a involucrarse más en la salud de sus familias para así prevenir el VIH y otras ITS. El proyecto promueve un diálogo nacional sobre el rol de los hombres, la toma de decisiones compartidas en pareja y el sexo seguro.

Los hombres toman las decisiones en la política y en la vida pública de Tanzania. Pero muchas personas creen que los hombres no participan en el cuidado de la salud de sus familias. Los organizadores de CAMPEÓN se dieron cuenta de que esto no era tan cierto, así que decidieron reunirse con líderes comunitarios en varios distritos del país para preguntarles cuáles hombres en sus comunidades se destacaban por sus esfuerzos para promover la salud de sus familias y de su comunidad. En casi todos los pueblos mencionaron por lo menos a 2 ó 3 hombres. Este puede parecer un número pequeño de hombres, pero el proyecto CAMPEÓN lo tomó como un buen punto de partida.

illustration of the below: a man helping a man and woman who seem angry with each other.
illustration of the below: a man with 1 wife.
Uno de los hombres que mencionaron los líderes se enfocaba en detener la violencia familiar y restaurar la paz en los hogares donde habían peleas. Otro de los hombres había decidido tener una sola esposa y serle fiel, a diferencia de la mayoría de los hombres de su pueblo.

CAMPEÓN organizó reuniones comunitarias donde estos hombres compartían lo que habían hecho para promover la salud en sus comunidades. Después de escuchar sus testimonios, cada comunidad eligió a uno de esos hombres como el representante local.

illustration of the below: pictures of the 12 CHAMPION men.

Para mostrar que en Tanzania había hombres así, CAMPEÓN seleccionó a un grupo de 12 hombres y organizó una campaña nacional en torno a sus vidas, motivaciones y esfuerzos. La campaña incluyó una exposición de fotografías en la que se compartieron sus historias, así como un evento en la capital para atraer la atención de todo el país. También hicieron un calendario con fotografías de los hombres y sus historias y lo distribuyeron por todo Tanzania.

Al concientizar a los hombres sobre el género, CAMPEÓN ha convocado tanto a jóvenes como a adultos en la labor que incluye la consejería de parejas, hablar con otros hombres sobre la prevención del VIH y otras ITS, y ayudar a que otras vean cómo los roles de género pueden dañar su salud y la de sus familias.

Educación comunitaria en lugares donde los hombres se reúnen

La mejor manera de involucrar a la gente en cualquier actividad para crear cambios, es acercarse a ellos en las actividades en las que ya están involucrados. Los eventos deportivos o religiosos, los centros de trabajo, centros de tránsito y lugares de reunión social de hombres, tales como bares, cafés, paradas de camiones y burdeles, son buenos lugares para ofrecerles a los hombres información sobre el VIH o para hablar sobre las ITS.

También es importante llevar los proyectos de educación a lugares donde los hombres de la comunidad buscan a otros hombres para tener sexo o inyectarse drogas. Ellos van a empezar a confiar en usted si va seguido y les demuestra no los está juzgando, ni pretende cambiarlos, y tampoco los va a denunciar con la policía. Repartir condones gratuitos o enseñarles a esterilizar agujas son buenas maneras de empezar una conversación.

a dance instructor speaking to his students while holding a box of condoms.
No se les olvide agarrar condones antes de irse.
Los integrantes de BEMFAM, una organización en Río de Janeiro en Brasil, decidieron visitar una escuela de samba popular donde los jóvenes del barrio ensayan y se preparan para bailar en el Carnaval. Al capacitar a los instructors de danza para que hablaran sobre la prevención de las ITS y del VIH durante las clases de samba, llegaron a un público más amplio.

Estar en contra de la violencia de género

El sexo violento y la violación dañan a las mujeres de muchas maneras y propagan las ITS. Además, tener una ITS pone a las mujeres en riesgo de ser víctimas de más violencia. Muchas mujeres con VIH son golpeadas y abandonadas por sus familias. Los hombres que están en contra de estas actitudes y acciones juegan un papel importante en la lucha para acabar con la violencia contra las mujeres.

Hombres Aliados

Hace algunos años en Sudáfrica, un grupo de personas estaban preocupadas por el aumento en el número de personas infectadas con VIH, así como por el aumento en la violencia de género. Veían cómo cada uno de estos problemas empeoraba al otro. Sabían lo importante que era involucrar directamente a los hombres para reducir la violencia y el VIH, así que iniciaron un grupo llamado Hombres Aliados. Una de sus metas era motivar a los hombres a involucrarse activamente en la prevención de la violencia y asumir mayor responsabilidad en la prevención, atención y apoyo relacionados al VIH. Otra meta era ayudar a los hombres a observar sus actitudes, valores, formas de actuar e ideas sobre la masculinidad. Hombres Aliados ayudó a los hombres a reflexionar sobre cómo algunas expectativas de género causan que los hombres dañen su propia salud y la de sus parejas y familias.

Hombres Aliados realiza talleres educativos con grupos de hombres y niños en muchos lugares, como escuelas, lugares de trabajo, sindicatos, cárceles, organizaciones religiosas, centros comunitarios y deportivos. Abordan el tema de los roles de género para así cambiar las arraigadas actitudes y maneras de actuar de los participantes. Los talleres incluyen reflexiones en grupo, sociodramas y otras actividades participativas que ayudan a los grupos a entender la violencia, las relaciones sexuales, la paternidad y maternidad, el cuidar a otros y cómo los roles de género limitan las opciones tanto de las mujeres como de los hombres.

a man speaking to a small group of men.
Nuestra encuesta muestra que algunos de nosotros pensamos que las mujeres que se visten de forma atrevida tienen la culpa si las violan. Hablemos sobre esto.

Los grupos de Hombres Aliados usan otras actividades, como el teatro callejero, las manifestaciones, los murales y otros medios para visibilizar a los hombres que trabajan hacia una mayor igualdad de género. También capacitan a los trabajadores de salud para que mejoren los servicios de ITS dirigidos a los hombres.

Muchas organizaciones en todo Sudáfrica se han unido para crear una Red de Hombres Aliados. Ahora hay programas de Hombres Aliados en más de 15 países de África, Asia y América Latina.


Este página se actualizó el 13 mar 2019