Hesperian Health Guides

Justicia medioambiental

Uno de los únicos recursos que la gente tiene para proteger su salud en las regiones ricas en petróleo es asegurarse de que cualquiera que sea la entidad que controla los recursos petroleros, ésta realice sus labores de tal manera que se proteja a la gente contra los riesgos para la salud y se den a las personas los beneficios a los que haya lugar; el petróleo es muy valioso y las empresas que lo explotan cuentan con enormes capitales.


Las mujeres protestan contra la explotación petrolera
Es EHB Ch22 Page 521-1.png

Hubo un tiempo en que el delta del río Níger en Nigeria era una tierra fértil con muchos peces, vida silvestre y granjas saludables. Cuando las compañías petroleras vinieron por primera vez a esta región, prometieron beneficios económicos para todos. Pero después de más de 30 años de desarrollo petrolero, las compañías no han cumplido con su palabra. Como lo explicaba una mujer nigeriana, “estamos enojados. Desde 1970, cuando la compañía vino aquí, nos han privado de todos los organismos vivos. No tenemos nada que mostrar excepto la contaminación de nuestros ríos y arroyos, la destrucción de nuestros bosques y manglares y el ruido terrible de las quemas de gas. No tenemos esperanza, mientras que ellos ganan millones con nuestros regalos de Dios. No les importa oír nuestro clamor”.


Las mujeres lanzaron una campaña de protestas pacíficas con participación de todas las tribus de la región. Exigieron a Chevron-Texaco, una de las principales empresas petroleras, brindarles empleos, recursos para la educación, agua, electricidad y desarrollo comunitario, y también compensación por los daños que habia causado.


Chevron-Texaco pidió al gobierno que respondiera con mano dura. La policía y los militares dispararon gases lacrimógenos y atacaron a las mujeres, golpeándolas y torturándolas. Muchas fueron heridas y algunas fueron asesinadas. Sin embargo, las mujeres respondieron con determinación y creatividad. Algunas formaron piquetes frente a las oficinas centrales de la petrolera, y otras ocuparon la terminal principal de exportación. Cientos más se tomaron 4 estaciones de bombeo en el río Níger para detener los embarques de petróleo. ¡Chevron-Texaco perdió más de 100 mil dólares diarios mientras las mujeres ocupaban la terminal y las estaciones de bombeo!


Los ejecutivos de la compañía petrolera finalmente cedieron y Chevron-Texaco convino en crear empleos y establecer un programa de microcrédito para ayudar a las mujeres a crear sus propios negocios. También les prometieron dotar de escuelas, hospitales, agua y electricidad a los poblados.


Las acciones brutales de las compañías petroleras y de sus gobiernos aliados en Nigeria demuestran que no se detendrán ante nada para aumentar sus ganancias. Las mujeres de Nigeria han inspirado a la gente de todo el mundo a demandar del desarrollo petrolero una parte de los beneficios, no el sufrimiento. De otra manera detendrán totalmente el desarrollo petrolero.