Hesperian Health Guides

Hesperian Health Guides

Tratamientos para el cáncer

WikiSalud > Nuevo Donde no hay doctor > El cáncer > Tratamientos para el cáncer

Los tratamientos para el cáncer sirven a veces para curar o limitar el daño de un cáncer y a veces el propósito es ayudar a la persona a vivir por más tiempo y a tener una mejor calidad de vida.

El tipo de tratamiento depende del tipo de cáncer, si se encuentra en una sola parte del cuerpo o se ha pasado a otras partes del cuerpo, y del estado de salud de la persona en general. Los tratamientos pueden usarse solos o combinados. También se puede cambiar el tratamiento si el primero no funciona bien. Hay 4 tipos de tratamientos principales.

  1. Cirugía – elimina las células de cáncer en el cuerpo.
  2. Quimioterapia - usa medicinas para matar las células de cáncer.
  3. Radiación – usa rayos de alta energía para matar las células de cáncer.
  4. Terapia hormonal - usa medicina para detener las hormonas que empeoreel cáncer.


Aunque algunos tratamientos tienen efectos incómodos, a menudo son la única manera de destruir el cáncer para que la persona se mejore.

Algunos tratamientos son más costosos que otros, y algunos no están disponibles en todas partes. Por lo tanto, la desigualdad también determinan quienes reciben tratamiento y quienes no.

Así como el cáncer afecta a las personas de diferentes maneras, lo mismo sucede con los tratamientos. Por ejemplo, una persona puede sentir nausea como resultado de un tratamiento mientras que otra persona no se siente mal con el mismo tratamiento. De igual forma, el mismo tratamiento puede ayudar a una persona y no a otra. Además los tratamientos afectan el ánimo de las personas de maneras diferentes.

Remisión

Cuando el tratamiento es exitoso, ya no se detecta el cáncer en el cuerpo. Se usa la palabra “remisión” en lugar de cura porque aún existe la posibilidad de que el cáncer regrese. Se llama “estado de remisión parcial” cuando el tratamiento logra que el cáncer deje de crecer, aunque el tumor siga presente.

Después del tratamiento, es necesario ver al médico o ir a la clínica con regularidad para monitorear que el cáncer siga en remisión. La frecuencia de irse depende del tipo de cáncer.

Cirugía

Cuando el cáncer se encuentra en una sola parte del cuerpo, se puede remover mediante la cirugía. A veces se puede quitar un cáncer pequeño en un centro de salud local. Otros tipos de cáncer requieren que la persona se interne en el hospital, y necesitará tiempo para recuperarse.

A veces se combina la cirugía con la quimioterapia o la radiación para matar cualquier célula de cáncer que no se haya sacado con la cirugía.

Quimioterapia

Algunos tipos de cáncer se pueden tratar con medicinas. A esto se le llama quimioterapia. A menudo estas medicinas son costosas, aunque en los últimos años, muchas se han vuelto más económicas. Los programas nacionales de salud deben hacer disponibles estas medicinas para que más personas puedan recibir tratamiento y sobrevivir el cáncer.

La quimioterapia puede ayudar a:

  • evitar que el cáncer se extienda a otras partes del cuerpo
  • retrasar el crecimiento del cáncer o reducir el tamaño del área con cáncer
  • matar el cáncer

A veces, basta con solo la quimioterapia, pero a menudo se usa en combinación con otro tipo de tratamiento. Por ejemplo, la quimioterapia puede ayudar a encoger el tumor para que se pueda sacar con cirugía. O también se puede usar después de la cirugía o de la radiación para matar cualquier célula de cáncer que haya quedado.

Las medicinas de la quimioterapia vienen en diferentes presentaciones. Pueden ser pastillas o líquidos que se toman por la boca, pero casi siempre las medicinas de la quimioterapia se dan por la vena (intravenosa). También es común dar más de una medicina de quimioterapia, un “coctél”.

La frecuencia con la que se toma la quimioterapia y cuánto dura el tratamiento, dependen del tipo de cáncer y de la medicina. También depende de cómo reacciona el cuerpo al tratamiento, lo cual puede variar de una persona a otra. Se puede dar quimioterapia de forma diaria, semanal o mensual, pero normalmente hay tiempos de descanso entre los ciclos de tratamiento para permitir que el cuerpo se recupere.

La quimioterapia es buena para matar las células de cáncer, pero también afecta las células sanas. Normalmente las células sanas se recuperan, pero la quimioterapia puede ser muy dura para el cuerpo. Es bastante común que la quimioterapia cause efectos incómodos:

  • Náusea.
  • Irritación dentro de la nariz y la boca. Puede haber enrojecimiento, llagas y a veces dolor ardiente en la boca y la garganta. Puede cambiar el sentido del gusto y los alimentos pueden saber a metal o demasiado amargos o dulces. Para reducir las llagas, enjuague la boca varias veces al día con una combinación de: 1 taza de agua potable, ¼ de cucharadita de bicarbonato de sodio y ⅛ de cucharadita de sal. Luego enjuague la boca con agua.
  • Cansancio. Descanse cuando lo necesite. Caminar 15 minutos al día puede darle más energía. Tomar bastante agua y otros líquidos también ayuda.
  • Pérdida del cabello. La quimioterapia mata las células de cáncer y otras células de rápido crecimiento, incluidas las células del cabello. El cabello volverá a crecer cuando se termine el tratamiento.


Estos efectos incómodos pueden ser peores unos días después del tratamiento, pero mejoran con el tiempo.
Cuídese durante el tratamiento de quimioterapia:

  • Descanse cuando sienta la necesidad de hacerlo.
  • Consuma alimentos saludables.
  • Evite el alcohol, que puede afectar cómo funcionan las medicinas de la quimioterapia, además de dañar el hígado.

La radiación (radioterapia)

Al igual que la quimioterapia, la radiación mata las células de cáncer y otras células que crecen rápido. La radiación se usa para eliminar el cáncer o para retrasar su crecimiento. Según el tipo de cáncer y la situación de la persona, se usa por sí sola o combinada con la cirugía o la quimioterapia.

Las máquinas de radiación aplican un rayo de alta energía para matar las células de cáncer. La radiación puede ser un tratamiento muy eficaz cuando se encuentra el cáncer a tiempo, antes de que se extienda a otras partes del cuerpo (metástasis). Esto se debe a que a diferencia de la quimioterapia, la radiación se concentra para tratar un área específica y no afecta todo el cuerpo. Los tratamientos de radiación pueden eliminar el cáncer del cuerpo, ya sea por un tiempo o para siempre.


El tratamiento de radiación no duele. Uno se recuesta en una mesa, debajo de la máquina de radiación, por unos 15 a 30 minutos. Cuántos tratamientos y su frecuencia dependen del tipo de cáncer y del tamaño del tumor.

Efectos incómodos de la radiación que son comunes:

  • Cansancio. Descanse cuando lo necesite. Caminar 15 minutos al día puede darle más energía. Tomar bastante agua y otros líquidos también ayuda.
  • Pérdida del apetito. Quizás sea más fácil comer varias comidas pequeñas al día, en vez de pocas comidas grandes. Si comer le duele, coma sopas o alimentos blandos.
  • Cambios en la piel. La piel que recibe el tratamiento puede ponerse de color rosa u oscurecerse. Es posible que empiece a doler, se sienta quemada, reseca, que dé comezón, que se hinche o que le salga sarpullido o ampollas.
  • Náusea.


Los efectos incómodos se quitan con el tiempo.

Cuídese durante el tratamiento de radiación:

  • Descanse cuando sienta la necesidad de hacerlo.
  • Coma alimentos saludables como frutas y verduras frescas, alimentos con proteína y granos o cereales integrales.
  • Cuide la piel que recibe el tratamiento. Límpiela de forma suave todos los días. Evite todo lo que pueda irritar la piel, como la ropa ajustada, los talcos y perfumes.
  • Proteja la piel del sol, con un sombrero y ropa holgada que cubra todo el cuerpo.

Terapia hormonal

Las medicinas que afectan las hormonas del cuerpo pueden encoger un tumor o retrasar el crecimiento del cáncer. A esto se le llama terapia hormonal. Estas medicinas pueden venir en forma de pastillas, pero algunas también se inyectan. A veces se combina la terapia hormonal con uno o varios de los otros tratamientos contra el cáncer: la cirugía, la quimioterapia o la radiación.

Los posibles efectos incómodos de la terapia hormonal incluyen:

  • Cansancio
  • Aumento de peso
  • Problemas con la memoria
  • Cambios en el estado de ánimo o depresión
  • Sentir mucho calor y sudar de repente
  • Falta de deseo sexual

Ayuda para aliviar la náusea

La náusea puede ser un efecto incómodo de la quimioterapia o de la radiación. Además de sentirse mal, si la náusea no le permite comer, no se podrá nutrir bien. Hay medicinas que reducen la náusea. Posiblemente tenga que probar varias hasta encontrar la que funcione mejor para usted. También puede intentar reducir la náusea de las siguientes maneras:

  • Para calmar el estómago, coma galletas saladas, pan seco, tortilla seca, avena u otros granos o cereales. Evite cualquier alimento que le haga sentir peor, en especial los alimentos fritos o picantes.
  • Coma varias comidas pequeñas al día en lugar de 2 ó 3 comidas grandes, y tome pequeños sorbos de líquido cada vez que pueda. Tomar más agua que lo normal será de ayuda.
  • En lugar de acostarse, manténgase sentado durante un rato después de comer.
  • Use acupressure to relieve nausea. Press on the spot 3 fingers above the wrist between the 2 tendons on the inside of the arm, moving your finger in small circles. Press firmly but not hard enough to hurt. If acupressure is going to help, it will start to feel better in a few minutes.
  • Tome infusiones de yerbabuena o jengibre. Para preparar una infusión de yerbabuena, ponga una cucharadita de hojas de yerbabuena en una taza de agua hervida. Déjela reposar por unos minutos antes de beber. Para preparar una infusión de jengibre, ponga a hervir la raíz de jengibre, ya sea rebanada o machacada, durante 15 minutos.
  • En los lugares donde es legal usar la marihuana, algunas personas la usan para aliviar la náusea o para sentir deseo de comer.


En los días de tratamiento, algunas personas comen algo antes del tratamiento. Otras personas lo evitan si se sienten mal cuando comen o beben algo inmediatamente antes o después del tratamiento. Si comienza a sentir náusea durante el tratamiento, intente masticar una rebanada de jengibre. Después del tratamiento, espere por lo menos 1 hora antes de comer o beber.

Otros tratamientos contra el cáncer

Existen otros métodos que las personas usan para intentar curar el cáncer o aliviar los efectos que causa, como la curación espiritual, la hipnosis, la meditación, las hierbas, las dietas especiales, el ejercicio, la acupuntura y el masaje. Estos métodos a menudo ayudan a las personas que reciben quimioterapia o radiación, porque contribuyen a que el cuerpo se recupere más pronto y reducen los efectos del cáncer o del propio tratamiento. Platique con una trabajadora de salud acerca de cuáles métodos se pueden combinar. Algunos de estos métodos pueden disminuir la ansiedad o depresión, por lo que ayudan a sentirse mejor. Y también pueden contribuir a que la persona esté más cómoda si ya no recibe quimioterapia o radiación, o si está muriendo de cáncer. No se ha comprobado que ninguno de estos métodos cura el cáncer.

Desafortunadamente, hay personas, hasta algunos médicos, que se aprovechan de la esperanza o desesperación de las personas con cáncer, y dicen tener tratamientos especiales o secretos que curan el cáncer. Tristemente, debido a estas promesas falsas, las personas pierden su dinero o demoran en buscar un tratamiento que les ayudaría más.



es.hesperian.org