Hesperian Health Guides

Hesperian Health Guides

Problemas del cérvix (cuello de la matriz)

WikiSalud > Donde no hay doctor para mujeres > Capítulo 24: Cáncer y tumores > Problemas del cérvix (cuello de la matriz)

Problemas comunes del cérvix que no son cáncer

quistes de Naboth en el cérvix

Los quistes de Naboth son pequeños bultos o ampollas en el cérvix que están llenos de líquido. No causan señas, pero se pueden ver durante un examen pélvico (con un espéculo). Estos quistes no causan problemas, así que no es necesario ningún tratamiento.

Los pólipos son bultos rojo oscuro, que a veces se hallan en el cérvix o dentro de la matriz. No es necesario ningún tratamiento. Para mayor información acerca de ellos, vea ‘Tumores comunes de la matriz’.

Inflamación del cérvix. Muchas infecciones de la vagina—como las de tricomonas—y ciertas infecciones sexuales afectan el cérvix, y pueden producir tumores, llagas o irritación y sangrado después de las relaciones sexuales. Para información sobre esos tipos de problemas, incluyendo tratamientos, vea el Capítulo 16, sobre infecciones sexuales.

Cáncer del cérvix

El cáncer del cérvix es la causa más común de muerte por cáncer para mujeres en muchas partes del mundo. Es causado por el Virus del Papiloma Humano, o VPH. Hay muchos tipos de VPH, pero solo algunos causan el cáncer del cérvix. (Otro tipo de VPH causa las verrugas genitales).

El VPH es una infección común que mucha gente padece durante toda la vida. La mayoría de estas infecciones desaparecen sin tratamiento. Las infecciones del VPH que no desaparecen (son persistentes) poco a poco pueden causar el cáncer. Dado que el cáncer empieza en forma lenta, hay tiempo para la detección temprana y para curarlo por completo. Lastimosamente, muchas mujeres mueren de cáncer del cérvix porque nunca se dan cuenta que lo tienen.

El mejor momento para hacerse el examen del cáncer del cérvix es a los 30 años de edad, y cada 5 años después.

Las mujeres con VIH tienen más probabilidad de contraer cáncer del cérvix porque su sistema inmune no puede combatir bien al VPH. Ellas deben hacerse el examen, aun si no han cumplido los 30 años de edad, y volver a hacérselo en períodos de 12 meses si es posible.

Temas relacionados
La historia de Mira
Señas de advertencia:

Con el cáncer del cérvix, generalmente una mujer no se siente enferma hasta que el cáncer se ha extendido y es más difícil de curar. (Con frecuencia sí hay señas en el cérvix desde el comienzo, que pueden detectarse durante un examen pélvico. Por eso es que es tan importante hacerse exámenes regularmente.)

Las otras señas de advertencia incluyen sangrado anormal de la vagina, incluyendo sangrado después del sexo y un desecho persistente y anormal o un mal olor en la vagina. Si tiene alguna de estas señas, trate de hacerse un examen pélvico y el exámen para el cáncer del cérvix.

¡IMPORTANTE! Si usted toma medicinas para un desecho vaginal y no se mejora, debe tratar de conseguir que le examinen el cérvix y que le hagan una exámen para revisar si tiene cáncer.

Detección y tratamiento del cáncer del cérvix

Si usted es trabajadora de salud, trate de obtener la capacitación necesaria para detectar el cáncer cervical. Anime a su comunidad a que ofrezca exámenes del cáncer y tratamientos a bajo costo (crioterapia).

Como ya ha sido mencionado, el cáncer cervical no presenta señas de advertencia en sus inicios, pero puede curarse si se detecta a tiempo. Por eso, de ser posible, es bueno hacerse una prueba de detección regularmente. El propósito de las pruebas es buscar tejido anormal en el cérvix. A veces también se descubre el cáncer.

La prueba de Pap

Para la prueba de Pap, un trabajador de salud raspa unas células del cérvix (eso no es doloroso) durante un examen pélvico, y las envía a un laboratorio para que sean examinadas bajo un microscopio. Generalmente hay que regresar por los resultados varias semanas después de la prueba.

Las pruebas de detección para el cáncer cervical hechas con regularidad pueden salvar muchas vidas.
Examen visual

Otro método de revisar si una mujer tiene cáncer cervical consiste en untar una solución de vinagre en el cérvix. La solución hace que el tejido anormal se vuelva blanco. El beneficio de este examen es que la mujer recibe el resultado inmediatamente y muchas veces puede recibir el tratamiento el mismo día.

Examen del VPH

En este examen se toman unas células del cérvix o la vagina con un algodón. El examen busca los tipos de VPH que causan el cáncer. Solamente le dice si tiene el VPH o no. No le dice si tiene células anormales o si necesita tratamiento. Si hace el examen del VPH aún necesitará realizarse una prueba de Pap o un exámen visual.

Otras pruebas

A veces estos otros exámenes se usan para detectar el cáncer cuando el examen da positivo.

  • Biopsia. Consiste en tomar un pedazo de tejido del cérvix y enviarlo a un laboratorio para que se revise si tiene células de cáncer.
  • Colposcopía. Se usa un instrumento, que algunos hospitales tienen, que hace que el cérvix se vea más grande para que sea más fácil ver si hay señas de cáncer.
Tratamiento:

Si un examen demuestra que tiene pre cáncer o cáncer, usted necesita tratamiento. El tratamiento para pre cáncer es sencillo, utilizando métodos que remueven o destruyen el tejido anormal.

Si necesita tratamiento para el cáncer, tal vez tenga que ir a un hospital grande, especial.

En algunos lugares hay un método llamado crioterapia, que congela el cérvix y mata el cáncer. Otro tratamiento consiste en quitar parte del cérvix (biopsia cónica).

El cáncer es curable cuando se detecta y se trata antes de que se extienda. Si el cáncer solamente existe en el cérvix, necesitará practicarse una histerectomía (quitar la matriz, incluyendo el cérvix).

Si el cáncer se detecta tarde, y si éste ha pasado del cérvix a otras partes del cuerpo, posiblemente necesite cirugía para remover el cérvix, la matriz, partes de la vagina u otras partes donde pueda haber llegado el cáncer. La terapia de radiación es muy efectiva para curar el cáncer del cérvix si no ha afectado a otras partes del cuerpo.

Se puede evitar las muertes del cáncer cervical

Para reducir los riesgos de desarrollar cáncer del cérvix a través de una temprana detección y tratamiento, podemos…

  • trabajar unidas para encontrar formas de reducir los riesgos de las mujeres. Es de especial importancia que las jóvenes no tengan que tener relaciones sexuales sino hasta que su cuerpo se haya desarrollado completamente. Además, todas las mujeres deben poder protegerse contra las infecciones sexuales, incluyendo el VIH.
  • ayudar a las mujeres a evitar o dejar de fumar tabaco.
  • informarnos sobre las pruebas de detección para el cáncer y trabajar para que sean más disponsibles. El encontrar el cáncer cervical en sus inicios puede salvar vidas.


Puede parecer muy caro desarrollar programas para la detección del cáncer, pero es más barato que proporcionar tratamiento. Un programa de detección puede ayudar al mayor número de mujeres y al mismo tiempo ser lo más económico posible si…

  • atiende principalmente a mujeres mayores de edad. Las mujeres jóvenes raras veces contraen cáncer del cérvix y las que tienen más de 35 años tienen un riesgo más elevado.
  • hace la prueba al mayor número posible de mujeres, aunque esto signifique hacerles la prueba menos seguido. Un programa detectará más casos de cáncer si revisa a todas las mujeres de la comunidad cada 5 a 10 años, que si revisa a menos mujeres con mayor frecuencia.
  • capacita a los trabajadores de salud locales a hacer las exámenes visuales, la crioterapia y la prueba de Pap.


Una nueva vacuna llamada ‘vacuna del VPH’ para protegerle del cáncer del cérvix ya se está usando en muchos países. Una joven tiene que ser vacunada antes de empezar a tener relaciones sexuales. Averigüe si está disponible en su región.


Otros idiomas