Hesperian Health Guides

Hesperian Health Guides

Problemas del cérvix (cuello de la matriz)

WikiSalud > Donde no hay doctor para mujeres > Capítulo 24: Cáncer y tumores > Problemas del cérvix (cuello de la matriz)

Problemas comunes del cérvix que no son cáncer

quistes de Naboth en el cérvix

Los quistes de Naboth son pequeños bultos o ampollas en el cérvix. No molestan, pero se pueden ver durante el examen pélvico (con un espéculo). Estos quistes no causan problemas, así que no es necesitan ningún tratamiento.

Los pólipos son bultos color rojo oscuro que a veces se hallan en el cérvix o dentro de la matriz. No es necesitan tratamiento. Para mayor información acerca de ellos, vea ‘Tumores comunes de la matriz’.

Inflamación del cérvix. Muchas infecciones sexuales—como la tricomonas—afectan el cérvix y pueden producir tumores, llagas o irritación y sangrado después de tener relaciones sexuales. Para información sobre esos tipos de problemas y cómo tratarlos, vea el Capítulo 16, sobre infecciones sexuales.

Cáncer del cuello de la matriz (el cérvix)

El cáncer del cuello de la matriz es la causa más común de muerte por cáncer de las mujeres en muchas partes del mundo. La causa principal de este tipo de cáncer es el Virus del Papiloma Humano, o VPH. Hay muchos tipos de VPH, pero solo algunos causan el cáncer del cérvix. (Otro tipo de VPH causa las verrugas genitales).

El VPH es una infección común. Mucha gente la tendrá alguna vez en la vida pero generalmente desaparece sin tratamiento. Las infecciones del VPH que no desaparecen (son persistentes) pueden causar el cáncer tiempo después. Dado que este cáncer crece lentamente, hay tiempo para detectarlo temprano y curarlo por completo. Desgraciadamente, muchas mujeres mueren de cáncer del cérvix porque nunca se dan cuenta que lo tienen.

El mejor momento para hacerse una prueba para detectar del cáncer del cérvix es a los 30 años de edad, y cada 3 a 5 años en adelante. Las mujeres con VIH tienen más probabilidad de contraer el cáncer del cérvix porque su sistema inmune no puede resistir la infección por VPH. Ellas deben hacerse el examen aun si no han cumplido los 30 años. Si el resultado es normal, deben repetir el examen cada 3 años.

Temas relacionados
La historia de Mira
Señas de advertencia:

Las señas del cáncer del cérvix generalmente no se sienten hasta que el cáncer se ha extendido y es más difícil de curar. Pero muchas veces hay señas de pre-cáncer en el cérvix que se pueden detectar durante el examen pélvico. Por eso es tan importante hacerse examinar periódicamente.

Las señas de advertencia del cáncer más avanzado incluyen el sangrado anormal de la vagina (incluyendo el sangrado después de tener relaciones sexuales), y un desecho persistente y anormal o mal olor en la vagina. Si tiene alguna de estas señas, trate de hacerse un examen pélvico con inspección visual o la prueba Pap.

¡IMPORTANTE! Si usted toma medicinas para un desecho vaginal y no se mejora, debe tratar de conseguir que le examinen el cérvix y que le hagan una prueba que detecta cáncer.

Detección y tratamiento del cáncer del cérvix

Si usted es una trabajadora de salud, trate de capacitarse para hacer las pruebas de detección del cáncer cervical. Anime a su comunidad a que ofrezca las pruebas y el tratamiento de bajo costo (crioterapia).

El cáncer del cérvix se puede curar si se descubre antes de que presente señas de advertencia. Por eso conviene hacerse periódicamente una prueba de detección. Hay 3 pruebas que un trabajador de salud puede hacer durante el examen pélvico. Cada prueba requiere que se toque el cuello de la matriz con un hisopo o una escobilla pequeña. Las pruebas no duelen.

Inspección visual

Un trabajador de salud examina el cérvix mirándolo a través del espéculo (vea la página 536). Luego remoja con vinagre (ácido acético) el algodón en la punta de un hisopo o una espátula y lo pasa suavemente encima del cérvix. Si hay células anormales se verán como manchas blancas después del contacto con el vinagre. El resultado se sabe de inmediato y a veces se puede tratar el mismo día. La inspección visual es de bajo costo y es fácil de aprender.

La prueba de Papanicolau (prueba Pap)

Un trabajador de salud frota suavemente el cérvix con una espátula pequeña. Así toma una muestra de células que envía a un laboratorio. Con un microscopio, se buscan células anormales que podrían ser cáncer o pre-cáncer. Usted debe volver en 2 ó 3 semanas para los resultados.

Las pruebas de periódicas de detección del cáncer cervical pueden salvar muchas vidas.
Examen visual

Otro método de revisar si una mujer tiene cáncer cervical consiste en untar una solución de vinagre en el cérvix. La solución hace que el tejido anormal se vuelva blanco. El beneficio de este examen es que la mujer recibe el resultado inmediatamente y muchas veces puede recibir el tratamiento el mismo día.

La prueba para detectar el VPH

Al igual que la prueba Pap, un trabajador de salud toma una muestra de células del cérvix y la envía a un laboratorio para ver si hay VPH. Esta prueba no detecta células anormales. Ud. debe volver en 2 ó 3 semanas para recibir el resultado. Si el resultado es positivo por VPH no significa que tiene cáncer, pero indica que debe hacerse una prueba Pap o una inspección visual.

Otras pruebas

A veces se usan estas pruebas cuando la inspección visual o la prueba Pap muestra células anormales en el cérvix:

  • Colposcopía. Un médico mira el cérvix con un lente especial que hace que el cérvix se vea más grande y que sea más fácil ver las señas de cáncer.
  • Biopsia. Un trabajador de salud quita un pedacito del cérvix y lo envía a un laboratorio donde se examina para ver si las células anormales son cáncer.
Tratamiento:

Si un examen demuestra que tiene pre cáncer o cáncer, usted necesita tratamiento. El tratamiento para pre-cáncer pocos minutos, y se puede hacer en usa clínica primaria. Otros traramientos son cirugías que quitan la parte del cérvix afectada (la excisión electroquirúrgica, conocida como LEEP por su sigla en inglés, y la biopsia en cono).

Si necesita tratamiento para el cáncer, tal vez tenga que ir a un hospital grande o especializado.

El cáncer es curable cuando se detecta y se trata antes de que se extienda. Si el cáncer afecta solamente el cérvix, es posible que necesite radioterapia, sola o después de una histerectomía (cirugía que quita el cérvix y toda la matriz). Si el cáncer se detecta además en otras partes del cuerpo, posiblemente necesite una cirugía mayor para quitar todas las partes afectadas por el cáncer.

Se pueden prevenir las muertes por el cáncer del cérvix

Para reducir los riesgos de desarrollar el cáncer del cérvix podemos...

  • trabajar unidas para reducir los riesgos que presentan las mujeres. Es de especial importancia que las jóvenes puedan evitar tener relaciones sexuales hasta que su cuerpo se haya desarrollado completamente. Además, todas las mujeres deben poder protegerse contra las infecciones sexuales, incluyendo el VIH.
  • ayudar a las mujeres a no fumar tabaco.
  • informarnos sobre las pruebas de detección para el cáncer y trabajar para que sean más accesibles.


Puede parecer muy caro desarrollar programas para la detección del cáncer, pero es más barato que proveer tratamiento. Un programa de detección puede ayudar al mayor número de mujeres y a la vez ser lo más económico si…

  • prioriza a las mujeres mayores. Las mujeres jóvenes rara vez desarrollan cáncer del cérvix. Las mujeres mayores de 35 años tienen un riesgo más elevado.
  • hace la prueba al mayor número posible de mujeres, aunque esto signifique hacerles la prueba menos seguido. Un programa detectará más casos de cáncer si revisa a todas las mujeres cada 5 a 10 años, que si revisa a menos mujeres con mayor frecuencia.
  • capacita a los trabajadores de salud a hacer el exámen visual, la crioterapia y la prueba Pap.


Una nueva vacuna contra el VPH ya se está usando en muchos países para proteger a las jóvenes del cáncer del cérvix. Una joven tiene que ser vacunada antes de empiece a tener relaciones sexuales. Averigüe si está disponible en su región.


es.hesperian.org
Otros idiomas