Hesperian Health Guides

La lucha por el cambio

Lo que pueden hacer las familias y los asistentes:

una mujer empleando lenguaje de señas.
Nosotras las mujeres con discapacidad tenemos básicamente las mismas inquietudes que otras mujeres embarazadas. Queremos tener un embarazo saludable y un bebé sano.
  • Ayudarnos para que comamos y descansemos lo suficiente.
  • Tener una actitud positiva respecto al embarazo.
  • Asegurarse de que recibamos atención prenatal y acompañarnos a las consultas.
  • Estar dispuestos a ayudarnos en cualquier momento.

Lo que pueden hacer las parteras, los doctores y otros trabajadores de salud:

Los trabajadores de salud podrán ayudarnos si les empezamos a consultar desde el principio del embarazo, o inclusive antes de que quedemos embarazadas. Hay muy pocos doctores, enfermeras, parteras y otros trabajadores de salud que tienen experiencia en la atención de las mujeres con discapacidad, pero podemos ayudarles a aprender lo que es natural para nosotras y cómo nuestras discapacidades podrían afectarnos (y no afectarnos) durante el embarazo. Los trabajadores de salud también pueden:

  • informarse sobre los problemas que podríamos tener durante el embarazo (y los que generalmente no tenemos).
  • estar conscientes de lo que sí podemos hacer. Por ejemplo, no deben dar por sentado que no podemos dar a luz por la vía vaginal. Deben recordar que el hecho de que una mujer tenga una discapacidad no significa que su matriz esté dañada. Aunque el cuerpo y las piernas estén paralizados, es posible que la matriz pueda contraerse y abrirse para que nazca el bebé sin problemas.
  • organizar reuniones para grupos de mujeres con discapacidad donde les dan información y consejos sobre la buena alimentación, las medicinas y los exámenes prenatales.
  • asegurarnos acceso fácil a servicios de salud durante el embarazo.
Mujeres con discapacidad mejoran el acceso a los servicios de salud en Uganda

La Organización de Recursos y Red de Mujeres con Discapacidad de Uganda (o DWNRO, la sigla por su nombre en inglés) se dedica a concientizar a los trabajadores de salud sobre las necesidades de las mujeres con discapacidad. Su labor se enfoca más que nada en mejorar las actitudes de los trabajadores de salud, la disponibilidad de servicios y el acceso a ellos. Por ejemplo, cuando el personal de un hospital trata mal a las mujeres con discapacidad embarazadas, muchas veces ellas se desaniman y dejan de ir a las consultas prenatales. A veces tienen problemas con el embarazo más adelante, o con el parto, que podrían haberse prevenido si hubieran continuado asistiendo a consulta regularmente.

un trabajador de salud saluda a una mujer con discapacidad embarazada mientras dos otras mujeres susurran entre ellas.
Pase, Sara. Ya estoy listo para atenderla.
No sabía que una mujer como ella pudiera tener un bebé.


DWNRO llevó a cabo talleres regionales para doctores y parteras sobre las dificultades de acceso a las salas y los servicios hospitalarios, como por ejemplo, la atención postnatal, las básculas, las mesas de examen y la comunicación adecuada con las mujeres sordas o ciegas. Algunos hospitales han mejorado el acceso a sus salas y, hace poco, un grupo de mujeres sordas capacitó a un grupo de parteras en lengua de señas. Actualmente, DWNRO está tratando de informar a las mujeres con discapacidad sobre estos servicios para que los pidan.


Create your own user feedback survey