Hesperian Health Guides

Conducta extraña

Hay niños con diferentes discapacidades que a veces tienen hábitos raros o formas extrañas de portarse. Esto es común y pasa sobre todo en niños retrasados o con daño cerebral que pueden estar confundidos o asustados porque no entienden bien lo que pasa a su alrededor.

Para ayudar a los niños con estas dificultades, primero trate de entender por qué se portan raro. Por ejemplo:

SI EL NIÑO SE MECE...

DVC Ch40 Page 364-1.png

“Muy seguido, Toño se pone a mecerse y parece que se escapa a su propio mundo. No muestra interés en nada de lo que hay a su alrededor. A veces está así hasta una hora.”

“¿Cuándo sucede más esto?”

“Sobre todo cuando está con otros niños o cuando vienen visitas a la casa. Pero a veces también cuando está solo.”

Parece ser que Toño se va a su propio mundo cuando las cosas lo confunden, lo asustan o lo aburren. Para que deje de mecerse, quizás sea necesario ayudarle poco a poco a descubrir que puede ser divertido estar y jugar con otras personas y cosas. Pero para que no se confunda y no se frustre, la gente que él conoce mejor y en la que más confía tendrá que presentarle a nuevas personas y enseñarle nuevos juguetes y actividades poco a poco y con cuidado. Lo puede usted felicitar o premiar cuando sonría o se interese en jugar con otros niños o un nuevo juguete. Cuando empiece a mecerse, trate de enfocar su interés en algo que usted sabe que le gusta. (Pero asegúrese de pasarse más tiempo haciendo con él las cosas que le gustan cuando no se esté meciendo. De otro modo lo estará animando a mecerse más para llamarle la atención.)

SI EL NIÑO SE PICA lOS OJOs ...

DVC Ch40 Page 364-2.png

“Julieta, mi niña de 5 años, es ciega y un poco retrasada. Tiene la costumbre de picarse los ojos con los dedos. Y a causa de esto se le infectan mucho los ojos.”

Para Julieta, que vive en la oscuridad, la vida no siempre es muy interesante. No puede ver las cosas con las que puede jugar. Cuando trata de explorar un lugar, choca contra las cosas. Y ha descubierto que picándose los ojos ve chispas de luz, así que para ella esto se ha vuelto un juego. Además, ha descubierto que cuando se pica los ojos su mamá viene corriendo. A veces su mama le pega en las manos pero por lo menos le presta atención.

Para que Julieta aprenda a no picarse los ojos, necesitará mucha ayuda para encontrar cosas que sean más interesantes y le den más satisfacción:
DVC Ch40 Page 364-3.png
  • juguetes con formas y superficies interesantes, que hagan diferentes ruidos;
  • quizás su propia parte de la casa, donde todo siempre esté en el mismo lugar para que ella pueda moverse sin chocar con las cosas y pueda encontrar sus juguetes (vea el Capítulo 30 sobre ceguera); on blindness.)
  • más atención y felicitaciones cuando no se pique los ojos que cuando lo haga.


Siempre que su niño empiece a portarse de formas que usted no pueda entender, quizás le sea útil preguntarse: ¿Qué gana el niño portándose así? ¿De qué otras formas podría portarse y por que le dan éstas menos satisfacción? Y, ¿cómo podemos ayudarle a portarse de maneras que le den mayor satisfacción?


Esta página se actualizó el 27 may 2020