Hesperian Health Guides

Tipos de ataques epilepticos

Nota: Esta información es para los trabajadores de rehabilitación y los padres porque muchos médicos no tratan los ataques correctamente. Si usted se empeña, quizás pueda hacerlo mejor. Pero puede ser difícil hacer un buen diagnóstico y dar un tratamiento adecuado. Si es posible, pídale consejos a un trabajador de salud bien informado. Pídale que le ayude a usar este cuadro. Está adaptado del Current Pediatric Diagnosis and Treatment escrito por Kempe, Silver y O’Brien (Lange Medical Publishing), en donde se provee más información.


TIPO DE ATAQUES EDAD EN QUE EMPIEZAN APARIENCIA TRATAMIENTO
Ataques del recién nacido
del nacimiento a las 2 semanas de edad Por lo general, no son como los ataques que aparecen después. El niño puede ponerse aguado o tieso de repente; deja de respirar por ratitos y se pone azul; grita raro; los ojos se le voltean y parpadean o ‘brincan’; hace movimientos como si estuviera chupando o masticando; parte del cuerpo o el cuerpo entero da sacudidas o se mueve raro.

ADVERTENCIA! Asegúrese de que los espasmos no sean por tétano o meningitis.

Un recién nacido con parálisis cerebral típicamente está aguado. Por lo general, la rigidez y/o los movimientos involuntarios aparecen meses después, pero no hay pérdida del conocimiento.
Fenobarbital o fenitoína. Agregue diacepam si no se controlan.

(Los ataques debidos al daño cerebral de nacimiento casi siempre son difíciles de controlar.)
Bebé recién nacido
Espasmos de bebé (síndrome de West)
3 a 18 meses (a veces, hasta los 4 años)

Un niño tiene espasmos con las manos extendidas.
Niño que tiene espasmos con las manos cruzadas sobre el pecho El niño abre de repente los brazos y las piernas y luego los cierra—o repite ciertos movimientos extraños. Los espasmos muchas veces se repiten en grupos cuando el niño despierta o se duerme, o cuando está muy cansado, enfermo o molesto.

La mayoría de los niños con estos espasmos tienen retraso mental.
Puede tratar de darle corticosteroides—pero son peligrosos. Pídale ayuda a un promotor de salud o a un médico. El diacepam o el ácido valproico a veces sirven.
Ataques por fiebre (ataques que sólo aparecen cuando el niño tiene fiebre) 6 meses a 4 años Por lo general son ataques ‘grandes’ que sólo le dan al niño cuando tiene fiebre alta por alguna otra razón (dolor de garganta, infección del oído, catarro fuerte). Pueden durar hasta 15 minutos o más. Por lo general, hay historia de este tipo de ataques en la familia.

ADVERTENCIA: Busque señas de meningitis.
El niño que ha tenido varios ataques por fiebre debe tomar fenobarbital continuamente hasta los 4 años de edad o hasta que haya pasado un año desde el último ataque. Estos ataques usualmente desaparecen cuando el niño se vuelve mayor.
Un termómetro que indica fiebre.
Ataques ‘relámpago’ (síndrome de Lennox-Gastaut)
cualquier edad, pero usualmente de 4 a 7 años Al niño le dan espasmos violentos y repentinos de algunos músculos, sin advertencia. Lo pueden tumbar hacia un lado, hacia adelante o hacia atrás. Por lo general, el niño no pierde el conocimiento, o sólo lo pierde por un momento.

A muchos de estos niños también les dan ataques ‘grandes’ o generales.

Quizás antes el niño haya tenido ‘espasmos de bebé.’ (Vea arriba.)
Empiece dándole al niño fenobarbital, con ácido valproico. Si no mejora, piense en darle corticosteroides u otra medicina con el consejo de un médico.

Protéjale al niño la cabeza con un casco y un cojincito para la barbilla.
Un niño tiene una convulsión por sacudidas mientras camina.
Niño con casco y almohadilla para la barbilla
‘Ausencias’ o períodos en blanco (pequeño mal). (Es raro que este tipo de ataque aparezca solo.) 3 a 15 años

Un niño con una expresión en blanco
De repente el niño deja de hacer lo que estaba haciendo y por un momento tiene una mirada rara o vacía. Generalmente no se cae, pero parece no ver ni oír durante el ataque. Estas ‘ausencias’ generalmente ocurren en grupos. Puede que el niño haga movimientos inconscientes, parpadee o mueva los ojos rápidamente. La respiración rápida y profunda puede causar estos ataques. (Use esto como prueba.) A veces se confunden con los ataques ‘sicomotores’, que son mucho más comunes. Acido valproico o etosuximida. Como muchos niños también tienen ataques ‘grandes’, agregue fenobarbital si es necesario (o pruebe primero con fenobarbital si cree que son ataques ‘sicomotores’— vea abajo).
Ataques en ‘marcha’ (convulsiones focales) cualquier edad El movimiento empieza en una parte del cuerpo. Puede extenderse de una manera determinada (marcha Jacksoniana) y volverse general.

Un niño tirado en el suelo con convulsiones en la mano y luego se extiende a los pies

Nota: Si los ataques que ocurren en una parte del cuerpo empeoran mucho o aparecen otras señas de daño cerebral, la causa puede ser un tumor en el cerebro.


PFenobarbital o fenitoína (o los dos). Si no ayudan mucho, dé carbamazepina o primidona.
Ataques de ‘mente y cuerpo’ (sicomotores)
cualquier edad Empieza con señas de advertencia: sensación de miedo, malestar en la barriga, olor o sabor extraños, el niño ‘oye’ o ‘ve’ cosas imaginarias. El ataque puede consistir de una mirada vacía; movimientos raros de la cara, boca, o lengua; sonidos extraños; otros movimientos raros (el niño puede jalarse la ropa, por ejemplo). A diferencia de los ‘períodos en blanco’, los ataques sicomotores generalmente no ocurren en grupos y duran más. A la mayoría de los niños con ataques sicomotores les dan ataques generales más tarde. Dé primero fenobarbital— luego, fenitoína o los dos juntos, después carbamazepina o los 3 juntos. El ácido valproico puede ayudar. O dé primidona en lugar de fenobarbital. El tratamiento sicológico a veces también ayuda.
Una niña jalando el cuello de su vestido mientras está irritada
ARRRR
Ataques ‘grandes’ o generales (gran mal). cualquier edad Pérdida del conocimiento—muchas veces después de una vaga sensación de advertencia o un grito. El niño se tuerce involuntariamente o se mueve con violencia. Se le voltean los ojos. Quizás se muerda la lengua, o ‘se haga’ (caca u orina) en la ropa sin querer. Confusión y sueño después del ataque. Muchas veces mezclados con otros tipos de ataques. A veces hay historia de ataques en la familia. Dé primero fenobarbital. Luego fenitoína. Luego carbamazepina—o una combinación de éstos. O combine primidona con una o más de las otras medicinas.
Un niño tirado en el suelo con movimientos de torsión incontrolados.
Berrinches, ataques de coraje (no es realmente epilepsia)
menos de 7 años
Algunos niños en un ‘ataque de coraje’ dejan de respirar y se ponen azules. Por falta de aire pueden desmayarse un ratito y hasta tener convulsiones (espasmos, ojos volteados, etc.). Estos ataques breves, en los que el niño se pone azul antes de desmayarse, no son peligrosos.
No es necesario ningún tratamiento médico. Use métodos que ayuden a mejorar la conducta. (Vea el Capítulo 40).
DVC Ch29 Page 241-5.png





Esta página se actualizó el 01 feb 2021