Hesperian Health Guides

Capítulo 3: La salud mental

una mujer en silla de ruedas hablando.
Una mujer que tiene autoestima y una buena salud mental, se ama, respeta y tiene confianza
en sí misma.
Ella es una persona con dignidad y fortaleza para ayudarse más a sí misma y para ayudar a los demás.

Es tan importante tener la mente y el espíritu sanos como lo es tener el cuerpo sano. Cuando la mente y el espíritu de una mujer están sanos, ella tiene la fuerza emocional necesaria para cuidar de sí misma y de su familia, para enfrentar y solucionar problemas, hacer planes para el futuro y forjar relaciones gratificantes con otras personas. Una mujer que tiene buena salud mental puede aceptar ayuda de los demás sin dejar de valorarse a sí misma.

Muchas mujeres con discapacidad sufren problemas de salud mental que les hacen difícil superar problemas, sentirse satisfechas con su vida o aportar a la comunidad. A veces, los problemas de salud mental se deben a la discapacidad de la mujer, pero generalmente se deben a la forma en que la comunidad trata a las mujeres con discapacidad.

Este capítulo describe los problemas de salud mental que enfrentan muchas mujeres con discapacidad. También describe los trastornos de salud mental más frecuentes y sugiere cosas que se pueden hacer para sentirse mejor. Además, explica cómo las familias y las comunidades pueden promover la salud mental.

Recuerde que no hay soluciones rápidas para los problemas de salud mental. Desconfíe de toda persona que le prometa eso.