Hesperian Health Guides

¿Que se puede hacer?

Durante la enfermedad original

  • No hay medicina que ayude, ni al principio de la enfermedad ni después.
  • El descanso es importante. El niño debe evitar cualquier ejercicio pesado porque le podría aumentar la parálisis. Se deben evitar las inyecciones.
  • Una buena alimentación durante la recuperación ayuda al niño a fortalecerse. Pero no debe comer mucho y engordar. Un niño pesado tendrá más dificultades para caminar y moverse. Puede usted ver las sugerencias para una buena alimentación que se dan en el Capítulo 11 de Donde no hay doctor.
  • Acomode al niño para que esté cómodo y para que no se le formen contracturas. Al principio, al niño le dolerán los músculos y no querrá enderezar las coyunturas. Trate de enderezarle los brazos y las piernas suavemente y con cuidado para acostarlos en las mejores posiciones posibles. (Vea el Capítulo 8.)


BUENA POSICIÓN MALA POSICIÓN
child in a good position
child in a bad position
Brazos, caderas y piernas lo más derechos posible. Pies apoyados. Brazos, caderas y piernas doblados. Pies de punta.


Nota: Para reducir el dolor, tal vez tenga que poner cojines debajo de las rodillas, pero trate de mantenerlas tan derechas como pueda.


Después de la enfermedad original

  • Siga alimentando bien al niño y manténgalo en buenas posiciones.
  • Tan pronto como le baje la fiebre, empiece a hacer ejercicios para prevenir contracturas y recobrar la fuerza. En el Capítulo 42 explicamos cómo hacer los ejercicios para mantener el movimiento de las coyunturas. Siempre que pueda, trate que los ejercicios sean divertidos. El ejercicio, los juegos, la natación y otras actividades que mantienen los miembros en movimiento son importantes durante toda la rehabilitación del niño.
DVC Ch7 Page 63-3.png
  • Las muletas y los aparatos ortopédicos para las piernas pueden ayudarle al niño a moverse mejor y a evitar contracturas o deformidades.
  • En casos especiales puede ser necesaria una operación para corregir contracturas o para hacer que los músculos fuertes ayuden a hacer el trabajo de los músculos paralizados. Cuando un pie cuelga mucho o se dobla hacia un lado, puede ser útil una operación para unir ciertos huesos del pie. Como esta cirugía detiene el crecimiento del pie, es preferible esperar hasta que el niño cumpla 12 ó 13 años de edad antes de hacerla.
  • Anime al niño a usar el cuerpo y la mente lo más posible, a jugar activamente con otros niños, a hacerse cargo de sus necesidades diarias y a ayudar con el trabajo e ir a la escuela. Lo más que pueda, trátelo como a cualquier otro niño.




Esta página se actualizó el 27 may 2020