Hesperian Health Guides

Cómo decidir que aparatos y atencion necesita un niño

Paso 1: Hable con el niño y su familia. Al hacerlo, fíjese cómo se mueve el niño. Observe con cuidado qué partes de su cuerpo parecen fuertes y cuáles parecen débiles. Busque diferencias entre un lado del cuerpo y el otro—como diferencias en el grosor o el largo de las piernas. ¿Ve usted alguna deformidad o nota que algunas coyunturas no parecen enderezarse bien? Si el niño camina, ¿cojea? ¿Se inclina hacia adelante o hacia un lado? ¿Se detiene una pierna con la mano? ¿Tiene una cadera más baja que la otra? ¿O un hombro? ¿Tiene joroba en la espalda, o la cintura hundida o una curva hacia un lado?

Todas estas observaciones iniciales le ayudarán a saber qué partes del cuerpo debe revisar más, probando su fuerza y movimiento. De hecho, muchas veces con observar al niño puede usted darse una buena idea de la clase de equipo o asistencia que le servirá. Por ejemplo:





Paso 2: El examen físico. Generalmente debe incluir:

  1. Pruebas del movimiento, todo donde sospeche que haya contracturas. (Vea “Examen físico” y “Contracturas”.)
  2. pruebas de los músculos, sobre todo de los que crea que están débiles. También revise los músculos que necesitan estar fuertes para compensar por los débiles (como los del brazo y el hombro que deben estar fuertes para el uso de muletas).
  3. Revisión de deformidades: contracturas; dislocaciones (de cadera, rodilla, pie, hombro, codo); diferencia en el largo de las piernas; inclinación de las caderas; curva o forma anormal de la espina dorsal.


Paso 3: Después del examen físico, vuelva a fijarse cómo se mueve o camina el niño. Trate de relacionar el modo en que se mueve y camina con lo que usted observó en el examen físico (como la debilidad de ciertos músculos, las contracturas o el largo de las piernas.)

Paso 4: Basándose en sus observaciones y pruebas, trate de decidir qué clase de ejercicios, aparatos o asistencia le serviría más al niño. Considere las ventajas de las diferentes posibilidades: su beneficio, costo, comodidad, apariencia, la disponibilidad de materiales y si el niño usaría los aparatos que le hiciera. Pídale al niño y a los padres su opinión y sus sugerencias.

Paso 5: Antes de hacer un aparato definitivo para un niño, si es posible pruebe un aparato provisional o un aparato viejo de otro niño para ver cómo funciona. Por ejemplo;


Si el tobillo de un niño tiende a doblarse así hacia afuera... DVC Ch7 Page 68-1.png ... una suela que sea más alta del lado de afuera como esta podría ayudar al pie a estar más derecho. DVC Ch7 Page 68-2.png
Pero antes de fijar la nueva suela con clavos y pegamento, haga una sencilla con cartón u otra cosa y amárrela con mecate o cinta al calzado del niño. Haga que el niño camine y vea el cambio.

a lift taped to a shoe

cinta

Nota: Este tipo de suela les servirá a unos cuantos niños, pero no a la mayoría.


Pídale al niño su opinión.


Paso 6: Cuando el niño, sus padres y usted hayan decidido qué clase de aparato probablemente funcionará mejor, tome las medidas necesarias y hágalo. A medida que lo vaya haciendo, es bueno, otra vez, que se lo pruebe al niño y que haga cualquier cambio antes de pegar, clavar o remachar el aparato definitivo.

DVC Ch7 Page 68-4.jpg
Mari y Chelo hacen un aparato.

Paso 7: Pídale al niño que use el aparato por unos días para que se acostumbre a él y para ver cómo le funciona. Pregúntele al niño y a sus padres si: ¿Le causa dolor al niño? ¿Hay algún problema? ¿Cómo podría mejorarlo? Haga todos los ajustes necesarios. Pero recuerde, no hay aparato ortopédico que satisfaga perfectamente las necesidades de un niño. Haga lo que pueda.

En la historia que sigue, los trabajadores de un programa rural de rehabilitación resolvieron qué clase de aparato necesitaba un niño. ¿Cuántos de los pasos que acabamos de describir se siguieron? ¿Fue importante cada paso?


UNA HISTORIA: UN APARATO PARA SAUL

Saul and his family with Mari and Chelo

Mari
Chelo
Saúl
la mamá de Saúl
los pantalones de Saúl
la hermanita de Saúl

Un día, llegó una señora de otro pueblo con su hijo Saúl, de 6 años de edad, al centro de rehabilitación. Mari y Chelo, 2 de los trabajadores, los recibieron amablemente. AI enterarse que Saúl había tenido polio, Mari y Chelo le pidieron que caminara—y que corriera—mientras lo observaban con cuidado. Saúl cojeaba mucho y una pierna se le veía más delgada y corta. A cada paso, la rodilla se le doblaba hacia atrás.

—La verdad es que camina bastante bien —dijo Mari—. Pero tiene que trabar hacia atrás la rodilla para ponerle peso. La rodilla se le va a seguir estirando hacia atrás hasta que un día se le zafe.

—Un aparato largo le protegería la rodilla — sugirió Chelo.

Saul throws off his brace

—¡Uuuy noo, por favor! —dijo la mamá—. Hace un año lo llevamos a la ciudad y los doctores le mandaron a hacer un aparato grande de fierro. ¡Nos costó tanto que todavía no lo hemos acabado de pagar! ¡Saúl lo odiaba! Siempre se lo quitaba y lo escondía. Mucho tratamos de que lo usara, pero él se rehusó.

—Así pasa —dijo Mari—. Muchas veces si un niño camina más o menos bien sin aparato, no quiere usar uno—aunque camine mejor con él. Pero le podríamos hacer un aparato de plástico. Sería más liviano. ¿Tú qué dices Saúl? Saúl se puso a llorar.

—Ya, ya, no llores —le pidió Mari—. A lo mejor podemos hacer otra cosa. Pero primero vamos a examinarte Saúl, ¿sí? Saúl asintió.

Al revisarle a Saúl los músculos, se dieron cuenta que le faltaba fuerza para enderezar la rodilla, pero que sí tenía fuerza para doblarla hacia atrás
Saul tries to bend back his knee and talks
Es lo más alto que la puedo
subir.
y para doblar la cadera hacia adelante

Saul bends his hip forward to touch the finger and talks

¡Te toqué!



y hacia atrás.

Saul bends his hip backward to touch the finger

¡Muy bien!
—Con la fuerza que tiene en la cadera y en el muslo, debería poder pararse en esa pierna sin doblar la rodilla hacia atrás —dijo Mari—. A ver Saúl, quiero ver una cosa. ¡Haz de cuenta que eres una garza! Saúl pudo pararse como una garza por un momento. —jMuy bien! —dijo Mari—. Párate así todos los días y ve qué tanto puedes durar sin que se te doble la rodilla. ¡Cada día trata de durar más! ¿Sí?



Saul stands on one leg and talks

1, 2, 3, 4, 5!
—Bueno —dijo Saúl—. ¡Suena divertido!


—El ejercicio puede ayudar, —dijo Chelo—. Pero, yo todavía pienso que necesita un aparato; por lo menos al principio.

DVC Ch7 Page 70-2.png

Un aparato largo podría debilitar los músculos que Saúl necesita fortalecer.
—Vamos a pensar en las ventajas y desventajas — dijo Mari—. Un aparato a lo largo de toda la pierna le mantendría la rodilla derecha. Pero podría debilitarle los músculos que más necesita fortalecer. Como el aparato no dejaría que la pierna se doblara hacia atrás, Saúl no tendría que usar sus músculos para hacerlo.

—Por otro lado, podríamos ver qué tal funciona un aparato corto que le detenga el pie casi en ángulo recto—continuó Mari—. Para poder pisar plano con el aparato tendría que mantener la rodilla casi derecha. Esto le ayudaría a fortalecer los músculos de atrás del muslo... ¡Hay que probarlo!

Todos aceptaron, menos Saúl.

DVC Ch7 Page 70-3.png
aparato corto de plástico
Chelo trajo un aparato corto ya usado y se lo enseñó a Saúl. —Fíjate cómo se amolda a la pierna—dijo Chelo—. Además no tiene bisagras y casi no pesa. ¡Levántalo! ¿Que dices? ¿Te lo quieres probar?


—Bueno —dijo Saúl.


Cuando el aparato estuvo listo, Saúl se lo probó y dijo que le gustaba. Al principio, cuando él hacía un esfuerzo, podía caminar sin doblar la rodilla hacia atrás. Pero después de unos días, su mamá se quejó que caminaba y se paraba con la rodilla doblada hacia atrás y con el pie levantado así.

"PENSAMOS QUE FUNCIONARIA ASÍ..." the leg with the brace is flat on the ground "PERO RESULTO ASÍ." the leg with the brace is bent backward

—Tengo una idea —dijo Chelo—. ¿Por qué no alargamos la suela hacia atrás? Así, cuando pise, su peso se vendrá hacia adelante. Eso ayudará a bajarle el pie y a empujarle la rodilla hacia adelante.

Lo probaron, y casi todo el tiempo (sobre todo cuando le decían) Saúl caminaba sin dejar que la rodilla se le fuera mucho para atrás.

ESTO FUNCIONO MEJOR
La suela extendida hacia atrás ayuda a mantener la rodilla hacia adelante.
arrows point at a brace flat on the ground
El frente de la suela está redondeada para no empujar la rodilla hacia atrás al final de cada paso.
En casa, la mamá de Saúl lo animó a hacer sus ejercicios ‘de garza’. A medida que se le fueron fortaleciendo los músculos, Saúl caminó más y más sin dejar que la rodilla se le doblara hacia atrás—aún cuando jugaba! DVC Ch7 Page 70-7.png

Saul shows off his improving score

Mira cuántas veces he mejorado mi
propia marca!

“¿LLEGARA A CAMINAR MI HIJO ALGÚN DÍA?”

DVC Ch7 Page 71-1.png

Muchas veces, esto es lo primero que preguntan los padres de un niño con discapacidad. Es una pregunta importante. Pero hay que ayudarles a ver que otras cosas en la vida pueden ser más importantes que caminar.

Para que un niño con las piernas muy paralizadas por polio pueda caminar, generalmente necesitará por lo menos 2 cosas:

  1. hombros y brazos suficientemente fuertes para usar muletas
  2. piernas más o menos derechas (caderas, rodillas y pies). (Es importante corregir las contracturas hasta que las piernas estén derechas o casi derechas antes de tratar de darle al niño aparatos para caminar.)


Para evaluar las posibilidades de que un niño camine, una de las primeras cosas que hay que hacer es probar la fuerza de los brazos y hombros:

Pídale que trate de levantar su peso con los brazos así.

Es DVC Ch7 Page 71-2.png Si puede levantarse varias veces fácilmente, hay una BUENA posibilidad de que pueda caminar con muletas. Si tiene los brazos y los hombros tan débiles que no puede ni comenzar a levantarse, hay POCAS posibilidades de que camine con muletas.


Si el niño levanta su peso deteniéndose de una barra así, se le fortalecerán las manos y las muñecas. Esto también le servirá para usar muletas.

Si tiene una fuerza MEDIANA en los brazos y hombros, y puede casi levantarse, un ejercicio diario levantando su peso así podría aumentarle la fuerza lo suficiente para que pueda caminar con muletas. DVC Ch7 Page 71-3.png


DVC Ch7 Page 71-4.png Una buena manera de fortalecer los hombros, brazos y manos es empujándose en una silla de ruedas o una tabla con ruedas.



DVC Ch7 Page 71-5.png
Si el niño no se puede levantar por la debilidad de los codos, entablíllele los brazos para ver si así se puede levantar.
DVC Ch7 Page 71-6.png
Si puede levantarse con las tablillas, quizás pueda usar muletas que le apoyen los codos.



Si el niño está gordo, debe bajar de peso. Así le será más fácil caminar.

a woman talks to a child

No, no puedes comer más dulces.





Además, hay que revisar qué tanto se le enderezan las piernas al niño. (Vea las pruebas del movimiento.)

Si las caderas, las rodillas y los pies se le enderezan bastante, hay una buena posibilidad de que el niño camine pronto con muletas (si tiene fuertes los brazos). Pero si el niño tiene muchas contracturas en los pies, las caderas o las rodillas, habrá que corregírselas antes de que pueda caminar.
a woman straightens a child's leg someone helps a child bend their knee
Vea cómo corregir contracturas en los Capítulo 8 y 59.
A veces, si el niño sólo tiene contracturas severas en una pierna, puede aprender a caminar sobre la pierna buena con muletas. Pero, siempre que sea posible, es mejor usar ambas piernas. DVC Ch7 Page 71-10.png



Después de revisar la fuerza de los brazos y la derechura de las piernas, es necesario revisar la fuerza de los tobillos, las rodillas y las caderas. Esto le ayudará a decidir si el niño necesita aparatos ortopédicos y de qué tipo.

A un niño con un pie que le cuelga (pie caído) o que se le va hacia un lado le puede servir un aparato de plástico o de metal (desde el pie hasta la base de la rodilla).

DVC Ch7 Page 72-1.png Pie caído: no puede levantar el pie.
DVC Ch7 Page 72-2.png
El pie se va de lado. DVC Ch7 Page 72-3.png
PLÁSTICO METAL
DVC Ch7 Page 72-4.png DVC Ch7 Page 72-5.png

Para un pie caído, puede usted hacer un aparato con un resorte o una banda de hule que levante el pie.

a brace with a spring and a brace with inner tube
resorte
bisagra
cámara de llanta

El tipo de aparato que usted escoja dependerá de varios factores, incluyendo su costo, el conocimiento y los materiales que tenga a su disposición, y de lo que parezca servirle más al niño. Hablamos de las ventajas y desventajas de diferentes clases de aparatos y de la manera de hacerlos en el Capítulo 58.

Un niño con una rodilla débil puede necesitar un aparato largo de plástico o metal.

arrows point to a leg with weak thigh and lower leg muscles
no puede levantarla
no puede levantarla
músculos débiles del muslo y de la pantorrilla
plastic brace
plástico
metal brace
metal
Un aparato largo puede hacerse con o sin bisagras que mantengan el aparato derecho cuando el niño camine, y que permitan que se doble cuando él se siente. Hablamos de diferentes modelos en el Capítulo 58.



Nota: No todos los niños que no tienen fuerza para enderezar la rodilla necesitan aparatos para las piernas. Un niño que tiene fuertes los músculos de las nalgas muchas veces puede caminar sin un aparato.


músculos fuertes de la nalga Los músculos FUERTES de la nalga jalan el muslo hacia atrás y no dejan que se doble la rodilla. DVC Ch7 Page 72-11.png
a child lies down flat and lifts his bent leg back



Un niño que tiene derecha la rodilla y fuerza MEDIANA en la nalga podría sólo necesitar un aparato en la parte baja de la pierna que le empuje hacia atrás la rodilla.
arrows point at child with fair butt strength and brace
El aparato empuja la rodilla hacia atrás.

Como el aparato está inclinado un poco hacia abajo, empuja la rodilla hacia atrás cuando el niño Un niño con apoya su peso.



Un niño con muy poca fuerza en los músculos de la nalga puede caminar empujándose el muslo débil con la mano. DVC Ch7 Page 72-13.png O puede caminar trabando la rodilla hacia atrás para poder ponerle peso. DVC Ch7 Page 72-14.png
DVC Ch7 Page 72-15.png

Si un niño tiene una contractura y no puede enderezar la rodilla al caminar, usted podría ayudarle a caminar mejor, corrigiéndole la contractura hasta que la rodilla se le doble un poquito hacia atrás.

¡PRECAUCIÓN! Un pie que está tieso hacia abajo (por contracturas) puede hacer que, al caminar, la rodilla se vaya hacia atrás, como lo haría un aparato. En este caso, sería mejor no corregir la contractura, pues sin ella sería más difícil caminar. (Vea el Capítulo 56.)


A un niño con los músculos de la cadera muy débiles le puede quedar muy suelta la pierna o se le puede torcer mucho de lado a lado con un aparato largo.

Si los músculos están débiles aquí. el niño no puede levantar la pierna así.
a child with weak hip muscles lies on his side and lifts his leg up
DVC Ch7 Page 73-2.png
Si no puede voltear la pierna hacia adentro y hacia afuera así. ésta le puede quedar muy suelta y torcerse con un aparato así. a child with a long leg brace and crutches

Es posible que necesite un aparato con un cinto en la cadera que le afirme la pierna a la altura de la cadera.

Un cinto que pasa sobre las nalgas muchas veces hace que el niño tenga una mejor postura que un cinto más alto.

bisagra que permite sentarse (con un seguro si es necesario)

Un cinto de plástico es menos firme pero más flexible y ayuda a algunos niños a caminar mejor.
arrows point at child with brace with hip band
Un cinto puesto arriba de las nalgas muchas veces permite que las nalgas se salgan y que se hunda la cintura.
arrows point at child with swayback
MEJOR PEOR

Un niño que tiene débiles los músculos del cuerpo y la espalda y que no se puede sostener bien, puede necesitar aparatos largos para las piernas con un chaleco ortopédico o corsé.

a child held up at the hip while kneeling
Si tiene dificultades para detenerse así.
DVC Ch7 Page 73-7.png
quizás necesite un aparato que le apoye el cuerpo.

Nota: Muchas veces, un niño puede necesitar un cinto en la cadera o un corsé que le ayude a estabilizarse cuando camine. Pero quizás después de unas cuantas semanas o meses ya no lo necesite. Si deja de usar el cinto o corsé es posible que gane más fuerza y control. Es importante evaluar periódicamente la necesidad del niño de usar un aparato.


Tenga cuidado de no usar más aparatos de los necesarios.


DVC Ch7 Page 73-8.png Si se está formando una curva en la espina dorsal, puede necesitar un corsé (o en casos avanzados, una operación).

Si es necesario, puede unir el corsé con los aparatos para las piernas, como se muestra arriba.
DVC Ch7 Page 73-9.png



En el Capítulo 20 hay más información sobre las curvas de la espina. En el Capítulo 58 explicamos cómo hacer chalecos y corsés.


Esta página se actualizó el 27 may 2020