Hesperian Health Guides

Capítulo 21: Tuberculosis de la espina dorsal: Enfermedad de Pott

WikiSalud > El niño campesino deshabilitado > Capítulo 21: Tuberculosis de la espina dorsal: Enfermedad de Pott

La tuberculosis (TB) de la espina no es común, pero todavía se ve en comunidades pobres, por lo general en niños. Es la forma más común de tuberculosis en los huesos.

Es importante reconocerla y tratarla pronto, antes de que el daño de la columna dañe a su vez la médula y cause parálisis.

DVC Ch21 Page 165-1.png
Cuando la columna esté muy doblada hacia adelante, puede que el niño tenga que sostenerse con los brazos.

Si a un niño se le empieza a formar un doblez o un bulto duro en la mitad de la columna, y al mismo tiempo se le encoge y engruesa el pecho, es probable que tenga tuberculosis de la espina dorsal. Usted puede estar casi seguro, si alguien en la familia tiene tuberculosis de los pulmones.

Busque ayuda médica pronto. Unas radiografías (del pecho y la espina), una prueba de la piel y un análisis del pus de los abscesos (bolsas de pus) pueden servir para el diagnóstico. Si las radiografías muestran la destrucción típica del hueso, al niño se le debe tratar contra la TB aunque en los análisis no se hayan encontrado gérmenes de esa enfermedad.

TRATAMIENTO
  • Use 2 ó 3 medicinas para la TB, por lo menos durante un año, como con la TB de los pulmones. (Vea Donde no hay doctor, pág. 180.)
  • Un aparato para la espalda puede ayudar a mantener derecha la espina. El aparato se puede hacer de yeso, o de plástico, usando técnicas parecidas a las que se usan para hacer los aparatos de plástico para las piernas.
    O puede usted hacer un aparato de hojalata:
1. Corte una pieza ovalada de un bote de lata. 2. A golpe de martillo, moldéela a la medida de la espalda del niño. Luego enderécele al niño la espalda lo más que pueda sin forzarla. 3. Acojine el pedazo de lata y fórrelo con tela suave. 4.Con una venda elástica fíjelo bien a la espalda del niño.
DVC Ch21 Page 166-1.png
DVC Ch21 Page 166-2.png
DVC Ch21 Page 166-3.png
DVC Ch21 Page 166-4.png
¡PRECAUCIÓN! Asegúrese de que la venda no lastime al niño, no le dañe la piel y no le dificulte la respiración.

Al niño de la foto de la página anterior le sirvió mucho un aparato como éste que le puso un huesero (sobandero) de su pueblo.

  • En casos graves o avanzados es posible que se necesite una operación para enderezar y estabilizar los huesos de la columna.
¡PRECAUCIÓN! Por el riesgo de parálisis que hay, siempre que sea posible consulte a un cirujano ortopedista.

ESPERANZAS PARA EL FUTURO

Con un tratamiento temprano y completo, los huesos dañados generalmente sanan y el niño llega a vivir normalmente, aunque muchas veces queda algo jorobado.

Si ya hay señas de daño de la médula y de parálisis, a veces una operación (o el uso de un aparato durante el tratamiento) puede mejorar el problema.

Para una parálisis avanzada, se necesitará la misma rehabilitación que para el daño de la médula espinal.(Vea los capítulos 23, 24, y 25).

La PREVENCION consiste en diagnosticar y tratar temprano la TB, y en luchar contra la pobreza. La vacuna contra la tuberculosis también puede ser de ayuda.


Esta página se actualizó el 27 may 2020