Hesperian Health Guides

Mejorar el acceso a la atención médica para las mujeres embarazadas

Para promover que las mujeres embarazadas tengan acceso a la atención de salud debe saber dónde están los proveedores de salud y el hospital más cercano en caso de una emergencia. También debe ayudar a las mujeres a hacer planes para que tengan consultas prenatales regulares y sepan cómo llegar al hospital si lo necesitan. También se deben identificar y resolver los obstáculos que previenen que las mujeres reciban una buena atención.

Plan para el parto

Una mujer embarazada debe de tener suficiente poder para tomar sus propias decisiones sobre dónde y cómo quiere dar a luz. También necesita el apoyo de su familia y comunidad, así como de las trabajadoras de salud que atiendan su parto. En muchas familias, es especialmente importante incluir a los hombres, a las suegras y a otros líderes de la familia al hacer el plan para el parto. Estas son las personas que van a estar cerca, que pueden ayudar y que muchas veces controlan el dinero o el transporte de la familia.

Estas preguntas ayudan a una mujer y a su familia a hacer un plan para el parto.

  • ¿Dónde va a dar a luz? ¿Tiene que pagar la atención que va a recibir? ¿Cuánto va a costar? ¿Quién va a pagar?
  • ¿Qué materiales van a necesitar y quién los va a proporcionar?
  • ¿Cómo van a llegar? ¿La mujer va a necesitar transporte? ¿Cuánto cuesta y quién lo va a pagar?
  • ¿Quién va a cuidar a sus otros hijos, sus cultivos y animales cuando ella esté dando a luz y se esté recuperando después del parto?


3 female health workers talking in a group.
Yo le pregunto a todas las mujeres a las que les hago consulta que piensen en dónde y cómo quieren dar a luz.
Yo ayudo a las mujeres y a sus familias a preparar y tener todo listo antes de que empiece el trabajo de parto.
Yo he visto que las mujeres que hicieron sus planes y saben qué esperar tienen menos problemas durante el parto.

Prepararse para las emergencias

Una emergencia durante el embarazo o el parto puede ocurrirle a cualquier mujer. En una emergencia, la mujer necesita recibir atención médica dentro de 2 horas. Un plan para emergencias incluye saber qué hacer rápidamente y cómo y dónde obtener ayuda para salvarles la vida a la mujer y a su bebé. Si el hospital está tan lejos que no será posible llegar en 2 horas, la mujer se puede quedar con amistades o familiares que viven más cerca del hospital durante las últimas semanas del embarazo.

Las 4 demoras

Algunos problemas durante el embarazo o el parto se vuelven muy peligrosos en muy poco tiempo. Cuatro demoras comunes en obtener ayuda aumentan el peligro. Para prevenir que las mujeres mueran, estas demoras deben reducirse:

  • Una demora en darse cuenta del peligro. A veces las personas no saben mucho del nacimiento y de las señas de peligro durante el parto. No se dan cuenta que algo está mal y no actúan con suficiente rapidez para ayudar. Leer más información sobre las señas de peligro.
  • Una demora por tardarse demasiado tiempo en conseguir ayuda. A veces las personas saben que algo está mal, pero no deciden buscar ayudar con suficiente rapidez. Muchas personas no se preparan para las emergencias. A veces no tienen transporte o dinero para pagar los costos del doctor o del hospital.
  • Una demora por tardar en llegar al hospital. El hospital puede estar muy lejos, o el viaje puede tomar mucho tiempo por otras razones.
  • Una demora en recibir atención en el hospital. El hospital a veces no tiene los materiales o el personal capacitado que necesita para salvar la vida de las mujeres. Pueden haber complicaciones, especialmente cuando las enfermeras o los doctores no hablan el mismo idioma que la mujer. Los trabajadores de salud que no tratan a las mujeres con respeto a menudo las hacen esperar demasiado tiempo antes de atenderlas.


a woman being carried to a pickup truck for transport from a village to the hospital.

El juego de “Pero ¿por qué?” puede ser útil para que el grupo reflexione sobre cada una de estas 4 demoras y no se agobien. Si usted pregunta “Pero ¿por qué las personas no ven el peligro?” y le responden “Porque no conocen las señas de peligro” este es un buen momento para que exploren las causas de fondo y las formas en que el grupo puede movilizar a la gente para enfrentar estos problemas.

Obstáculos en la atención prenatal y de emergencia

Hay muchas razones por las cuales las mujeres no reciben la atención prenatal que necesitan, no tienen planes de emergencias o esperan demasiado tiempo para recibir atención cuando su vida está en peligro. Hay ejemplos de varias razones dentro de las historias: ¡Nunca más! Cómo una muerte prevenible se transformó en un movimiento por el cambio y Los embarazos inseguros de Vanna. Las mujeres en estas 2 historias tenían miedo de ir a al centro de salud más cercano porque no se sentían bien recibidas en esos lugares y no confiaban en que las trabajadoras de salud las trataran con amabilidad y respeto.

Si las mujeres de su comunidad tienen miedo o no están dispuestas a ir al centro de salud o al hospital, trate de averiguar por qué. Conocer sus razones le ayudará a trabajar con los líderes de la comunidad y con el personal del centro de salud para hacer cambios y ganarse la confianza de la comunidad.

Los sociodramas pueden ayudar a que el grupo reflexione más a fondo sobre los diferentes obstáculos que impiden que las mujeres reciban la atención que necesitan. Las siguientes 2 situaciones de ejemplo pueden usarse para hacer teatro y sociodramas sobre el por qué las mujeres embarazadas no buscan atención médica. (Prepare estas situaciones con anticipación). Para mayor información sobre los sociodramas, vea Los sociodramas ayudan a hablar sobre la violencia de género y Enseñar a través del teatro.

También puede usar la historia de Vanna para preparar su sociodrama.

Una chica de 15 años se entera de que está embarazada y tiene miedo de lo que va a pasar cuando sus padres se enteren. La enfermera del centro de salud es muy religiosa y siempre delata a las jóvenes con sus padres cuando van al centro de salud a conseguir anticonceptivos.
Una mujer con 5 hijos se vuelve a embarazar. Ha tenido muchos problemas para conseguir suficiente comida para darle de comer a sus hijos porque su esposo se fue a otro país a buscar trabajo y todavía no ha podido enviarle dinero. No tuvo problemas con sus otros partos y espera que todo salga bien en este.
ActividadSociodrama: ¿Por qué las mujeres no reciben atención?

  1. Forme varios grupitos de 5 personas. Cada grupo tiene de 15 a 20 minutos para preparar un sociodrama de 5 minutos. Cada grupo presenta su sociodrama frente a los demás. Anime a que todas las personas tengan un personaje.
  2. Ayude a los grupos a preparar sus sociodramas con preguntas tales como:
    • ¿Cómo tratarían a la mujer los empleados del centro de salud? ¿La tratarían de diferente manera que a otras? ¿Cómo tratan a las mujeres solteras?
    • ¿Cuánto tiempo va esperar para ver a una trabajadora de salud? ¿Cuáles son las horas de atención del centro de salud?
    • ¿Cuánto cuestan los servicios? ¿Todos pagan lo mismo por los mismos servicios? ¿Se espera que los empleados reciban sobornos o que cobren cuotas adicionales?
    • ¿Qué tan lejos queda el centro de salud?
    • ¿Cómo es el centro de salud? ¿Está bien equipado?
    • ¿Hay alguna persona que las mujeres embarazadas prefieren que las atienda antes, durante y después del parto? ¿Por qué prefieren a esa persona o personas?
  3. Cada grupo presenta su sociodrama.
  4. Cuando terminen, hablen sobre los obstáculos que impiden que las mujeres busquen o reciban la atención que necesitan.
  5. Termine la actividad con la actividad Cabeza, corazón, manos para que el grupo reflexione sobre lo que han aprendido al hablar de sus ideas (cabeza), sus sentimientos (corazón) y las acciones que van a tomar (manos). Anime a las y los participantes a identificar los cambios que deberían de haber en el hospital o centro de salud para que sea más fácil que todas las mujeres embarazadas reciban la atención que necesitan.

a woman speaking.
Hicimos una encuesta informal para conocer las experiencias de las mujeres que han ido al centro de salud. Escribimos sus historias y las compartimos en una reunión grande. No usamos los nombres reales de las mujeres. Fue muy impactante para todos escuchar los testimonios de las mujeres sobre el por qué no se sentían cómodas de ir al centro de salud.

Problemas de salud que requieren atención adicional

Algunas mujeres deben tratar de dar a luz en un centro médico u hospital, incluso si no tienen señas de peligro durante el embarazo. Estas mujeres incluyen a las que:

  • son menores de 17 ó mayores de 35 años de edad.
  • han tenido más de 5 partos.
  • tienen alguna enfermedad como eclampsia (muy alta presión de la sangre) o tienen anemia (sangre débil por falta de hierro).
  • tienen diabetes (demasiada azúcar en la sangre).
  • tuvieron problemas en sus embarazos o partos anteriores, tales como un sangrado abundante, la presión alta o un parto obstruido o que duró mucho tiempo.
  • tuvieron un parto anterior por cesárea.


El parto es más seguro para una mujer con VIH y su bebé si da a luz en un hospital.

El parto por cirugía (cesárea)

La mayoría de las mujeres pueden dar a luz por la vagina. Pero dar a luz así puede ser peligroso en ciertas condiciones como si el bebé está en una posición difícil y no puede pasar por la vagina, o si la mujer está sangrando, tiene eclampsia o una infección grave. Cuando las complicaciones como estas hacen que sea peligroso tener un parto normal, entonces se hace una cirugía muy sencilla llamada cesárea. Se le hace un corte al vientre de la mamá para poder sacar a la bebé por ahí.

La cesárea a veces es necesaria para salvarle la vida a la mujer y a su bebé. Pero muchos doctores presionan a las mujeres a hacerse cesáreas porque es más fácil para ellos o para el hospital, pero no para la mujer.

a woman speaking.
En nuestro grupo de maternidad segura aprendimos que los partos por cesárea aumentan los riesgos de salud para las mamás y sus bebés. Cuando las cesáreas son necesarias, pueden salvar vidas. Pero si no, es más seguro y saludable tener un parto vaginal tanto para la mamá como para su bebé. En el grupo nos enseñaron que solo un 13% de los partos deben ser cesáreas, y un 87% deben ser partos normales. Hicimos un monitoreo de cada doctor y cada hospital en la región. Para nuestra sorpresa, ¡casi la mitad de las mujeres tenían partos por cirugía! Cuando compartimos esta información con la comunidad, y educamos a todas y a todos sobre el riesgo de la cirugía cuando no es necesaria, empezamos a ver que menos mujeres se sentían presionadas a tener partos por cesárea. Y ahora las mamás y los bebés tienen menos complicaciones después del parto.

El embarazo en niñas y adolescentes

Los riesgos para la salud de un bebé aumentan cuando su mamá es una adolescente y su cuerpo aún no ha madurado lo suficiente. A menudo, los bebés de mujeres jóvenes pesan menos de lo normal y sus órganos, como su corazón y pulmones, quizás no estén bien desarrollados. Por eso es mayor el riesgo de que tenga retrasos en su desarrollo y de que fallezca en el primer mes. Y también hay riesgos para la mamá adolescente.

Las adolescentes deben ser protegidas del embarazo. Deben saber cómo prevenir el embarazo y tener acceso a anticonceptivos de bajo costo y accesibles. Si la joven lo desea, debe tener acceso a un aborto seguro. Una joven embarazada debe de tener cuidado prenatal lo antes posible, comer bastante y saludable y recibir el apoyo que necesita para tener acceso a los servicios de salud antes, durante y después del parto.

Para la mayoría de las adolescentes, el embarazo no es una situación planificada ni esperada. Muchas veces es el resultado de la violación, la falta de anticonceptivos o porque no tienen muchas opciones para un futuro pleno. Pero los embarazos en jóvenes se pueden reducir bastante cuando luchamos contra la discriminación, aumentamos el acceso a los anticonceptivos para todas las personas y creamos más posibilidades y futuros mejores para las mujeres y niñas.

Prevenir la diabetes para prevenir los riesgos durante el embarazo

A medida que aumentan los casos de obesidad y diabetes alrededor del mundo, en especial las comunidades pobres, aumenta el número de mujeres que tienen diabetes durante el embarazo. Las mujeres con diabetes pueden tener embarazos difíciles y sus bebés tienden a crecer demasiado en el vientre, lo que dificulta el parto. Latino Health Access es un grupo de base en el sur de California, EEUU, que ayuda a prevenir y manejar la diabetes antes, durante y después del embarazo y a reducir los daños que causa para las mujeres embarazadas, sus hijas e hijos y sus familias y comunidades.

A través de sociodramas, obras de teatro y experiencias compartidas, las personas con diabetes aprenden a sentirse capaces de manejar su salud y ayudar a otras personas a hacer lo mismo. Capacitan a las personas con diabetes a reconocer los riesgos de la diabetes en general y durante el embarazo, así como la importancia de que las mujeres reciban atención médica para su diabetes antes de embarazarse para que puedan manejarla de forma saludable. Las promotoras de Latino Health Access vinculan a las mujeres con los servicios de salud que necesitan para estar saludables durante su embarazo.

Además del trabajo directo con personas con diabetes, Latino Health Access organiza coaliciones para abordar las causas raíz de la diabetes, como la falta de espacios públicos para hacer ejercicio y el costo de la comida saludable.



Este página se actualizó el 13 mar 2019