Hesperian Health Guides

Hesperian Health Guides

Problemas de la salud de los niños

WikiSalud > Nuevo Donde no hay doctor > {{{chaptitle}}} > Problemas de la salud de los niños

A veces, a pesar de nuestros mejores esfuerzos preventivos, los niños se enferman. En los niños, las enfermedades pueden empeorarse rápidamente. Es importante notar las primeras señas de enfermedad y atenderlas inmediatamente.

  
 Señas de peligro
El niño que muestra una de estas señas necesita tratamiento rápido y constante. Con los cuidados necesarios debería mejorarse pronto. Si tiene más de una de estas señas o alguna seña empeora, el niño está en peligro:
  • Deshidratación. La falta de orina, la boca seca, o el hundimiento de la fontonela (mollera) en la cabeza del bebé son señas de deshidratación – que pone en riesgo la vida del niño. Vea abajo.
  • Ataque. De repente se da un período breve de pérdida de conocimiento y estremecimiento del cuerpo – muchas veces sucede cuando tiene fiebre alta.
  • Letargo. Estar débil y cansado no es normal ni saludable. La falta de interés en comer y el pensamiento confuso son de particular preocupación. Cualquier enfermedad grave puede causar letargo.
  • Dificultad para respirar o respiración rápida. Estas son señas de la pulmonía (neumonía) que puede ser mortal en niños pequeños.

Deshidratación

La deshidratación es la falta de agua en el cuerpo y es la principal causa de muerte en niños con diarrea. Se trata con la rehidratación — simplemente beber más líquido para reemplazar el líquido perdido. La rehidratación sirve para tratar la pérdida de agua causada por diarreas, vómitos o exceso de calor. Ya que la deshidratación causada por la diarrea es muy peligrosa para los niños pequeños, siempre hay que estar atento a estas señas:

Señas
  • Diarrea aun cuando no existen otras señas de deshidratación
  • Sed (aunque los niños no siempre dicen cuando tienen sed)
  • Boca y lengua secas (al tocar la parte interior de la mejilla del niño se siente seca)
  • Orina con menos frecuencia y el color de la orina es oscura

Comience el tratamiento inmediatamente, antes que las señas empeoren más.

Señas de empeoramiento de la deshidratación
  • Letargo: cansancio, baja energía
  • Pulso rápido
  • Respiración más profunda
  • Ojos hundidos, sin lágrimas
  • Al apretarla, la piel no recobra su forma después de soltarla
Levante la piel de la barriga, con dos dedos así.
Si la piel tarda en bajar a su posición normal, el niño puede estar deshidratado.

Cuando la deshidratación es grave, tal como en este caso, el niño se encuentra en peligro. Un tratamiento rápido puede salvarle la vida.

Tratamiento y prevención

El tratamiento para la deshidratación es sencillo: dele de tomar líquidos. Vea la receta para el suero rehidratante que salva vidas. Si el niño no mejora enseguida, consiga ayuda.

Leche materna

Si le está dando pecho a un niño deshidratado, continúe amamantándolo y también dele el suero rehidratrante. Dele de mamar con mayor frecuencia – al menos cada 2 horas — y déje que el niño amamante el tiempo que quiera.

Diarrea

La diarrea se refiere a las heces sueltas y aguadas. Los niños se enferman de diarrea por muchos motivos, mayormente por gérmenes que se propagan debido a la falta de un saneamiento y una alimentación adecuadas. Usualmente, la diarrea se mejora sin medicamentos. Pero todas las personas con diarrea deben tomar líquidos para reemplazar lo perdido en las heces. Si no toma líquidos, un niño con diarrea puede perder demasiado líquido hasta provocarle la muerte.

Para salvarle la vida a un niño, dele líquidos para reponer el líquido perdido.

¿Cree usted que darle algo de beber a un niño empeorará la diarrea? Es fácil creerlo, ya que la diarrea que sale es líquida. Pero los líquidos no causan la diarrea.

Negarle líquidos no alivia la diarrea. Pone en peligro la vida del niño.
Beber líquidos lo mantiene saludable cuando tiene diarrea.

Para más información sobre la diarrea, vea "El dolor de barriga, la diarrea y las lombrices intestinales". El tratamiento descrito a continuación está diseñado especialmente para los niños.

Tratamiento

  1. Dele suero rehidratante. Para un niño menor de 2 años, dele por lo menos ¼ de taza después de cada deposición aguada. Para un niño mayor de 2 años, dele ½ a 1 taza después de cada deposición aguada. El suero rehidratante es agua combinada con un poquito de sal y un poco de azúcar o grano cocido. A veces se le pone jugo de limón para mejorar el sabor. Vea la receta aquí.
  2. Dele alimentos. Muchas veces el niño dice que no tiene hambre, pero si no come, se debilitará y se enfermará más. Tenga paciencia. Dele solo algunas cucharadas de comida, 6 veces ó más al día. Dele porciones más grandes a medida que mejore. Enriquezca la mazamorra con alimentos energéticos como cacahuetes (molidos), huevo, pescado seco, yogúr, aguacate o plátano. Si no tiene proteínas o verduras, agregue 1 cucharada de aceite a la mazamorra.
  3. La leche materna repone los líquidos y las nutrientes que se pierden con la diarrea.
  4. Evite los medicamentos contra la diarrea. Solo actúan como tapones y mantienen la diarrea y la infección dentro del cuerpo. Los antibióticos sólo son útiles para ciertos casos de cólera y diarrea con sangre.
  5. Prevenga la diarrea al mejorar el saneamiento y la nutrición.

Desnutrición y diarrea

Los niños malnutridos se enferman de diarrea con más frecuencia. Les cuesta más recuperarse porque estas 2 enfermedades funcionan juntas en un ciclo peligroso.

1. La falta de comida y
alimentos nutritivos
(desnutrición) daña todo el
cuerpo, incluso los intestinos.
2. Los intestinos, dañados por la desnutrición, no absorben los nutrientes de la comida. Los alimentos pasan rápidamente por los intestinos. Esto es la diarrea.
3. Defecar constantemente vacía al cuerpo de nutrientes. La falta de nutrientes es la desnutrición.
La desnutrición provoca la diarrea – la diarrea provoke la desnutrición.

Detener este ciclo terrible evitará que el niño se muera por una combinación de diarrea y desnutrición, o por una de las variadas infecciones que atacan a los niños debilitados por la diarrea constante y el hambre.

Si tiene poco dinero, gástelo en alimentos nutritivos para el niño. Los alimentos lo fortalecerán para que se recupere más rápido y no vuelva a tener diarrea.

Para tratar la desnutrición grave, vea "Desnutrición aguda".

El cinc ayuda a detener la diarrea

El cinc (un mineral) ayuda a reducir la diarrea en los niños. Por este motivo, si lo puede adquirir, déselo a la niña con diarrea.

Para un bebé de 2 a 6 meses: Dele 10 mg zinc al día durante 10 días. Muela la pastilla y mézclela con un poco de leche materna.

De 6 meses a 5 años: Dé 20 mg al día durante 10 días.

Vómitos

Algunos niños vomitan con más frecuencia que otros. Cuando un niño vomita mucho o muestra señas de deshidratación, dele suero rehidratante. Al principio dele una cucharada cada 15 minutos, aun si continúa con los vómitos. Si retiene la bebida, dele una cucharada cada 5 minutos. Luego dele sorbos más largos. La niña podrá recobrar su fuerza si toma líquidos y alimentos lo antes posible.

Fiebre (calentura)

A los niños les da fiebre con frecuencia cuando sus cuerpos están luchando contra una enfermedad. Pueden tener fiebres altas. Para ayudarle a sentirse mejor, dele paracetamol (acetaminofén) o ibuprofeno. Paños frescos o un baño fresco (pero no frío) también puede ayudar. Dele bastante líquido para prevenir la deshidratación. Una fiebre muy alta en un niño pequeño puede provocar un ataque. Lo es más importante es tratar de descubrir la enfermedad que está provocando la fiebre y tratarla.

Para que la niña se sienta mejor, dele paracetamol (acetaminofén) o ibuprofeno. Paños frescos o un baño fresco (pero no frío) también puede ayudar. Dele bastante líquido para prevenir la deshidratación. Lo es más importante es tratar de descubrir la enfermedad que está provocando la fiebre y tratarla.

Señas de peligro y causas de la fiebre
Fiebre y ... Podría ser...
Cuello rígido o fuerte dolor de cabeza Meningitis
Sarpullido Sarampión
Tos que dura mucho tiempo Tuberculosis
Dolor de barriga con diarrea o estreñimiento, a veces con puntitos rosados en la panza o los costados. (Con la tifoidea, la fiebre suele aumentar gradualmente a lo largo de 1 semana antes de que empieza el dolor de barriga). Tifoidea.
Vea "Algunas enfermedades infecciosas graves" (en proceso de redacción).
Escalofríos o fiebre si usted vive donde el paludismo es común Paludismo
Centígrado
Fahrenheit
Muy Baja
N O R M A L
Poca Fiebre
Fiebre Alta

Paludismo

El paludismo se explica más detalladamente en "Enfermedades causadas por los zancudos" (en proceso de redacción). Es una de las causas principales de la muerte en niños en los lugares donde la enfermedad es común.

Señas
  • Fiebre
  • Escalofríos o mucho sudor
  • Dolor de cabeza, músculos adoloridos, dolor de barriga
  • Vómitos o diarrea
Tratamiento

Cuando sea posible, haga un análisis de sangre antes de tratar el paludismo. Pero si no se puede hacer el análisis, y el paludismo es común en la región donde vive, y no encuentra otra causa para la fiebre, dé inmediatamente los medicamentos para tratar el paludismo.

Los niños con paludismo comúnmente tienen anemia también, por lo que además deben tomar tomar suplementos de hierro.

Señas de peligro
  • Dificultad para respirar
  • Ataques, confusión, pérdida de conocimiento o cualquier otra seña de infección al cerebro (vea Meningitis).

Un niño con estas señas está en peligro y necesita ayuda médica inmediatamente. En camino, inyecte artesunato. Si no tiene artesunato, inyecte quinina. Vea "Enfermedades causadas por los zancudos" (en processo de redacción).

Prevención

Vea "Enfermedades causadas por los zancudos" (en proceso de redacción) para conocer distintas medidas que puede tomar para evitar el paludismo en su familia y comunidad.

No deje que entre el paludismo. Use mosquiteros en las camas y mallas mosquiteras en las ventanas.

Ataques, convulsiones

Los ataques son períodos repentinos y breves de pérdida de conocimiento o cambios en el estado mental. A menudo el cuerpo también se estremece o, a veces, el niño se pone muy quieto.

Un niño pequeño puede sufrir ataques debido a una fiebre alta, la deshidratación, una herida, el paludismo, o por otras razones. La epilepsia es el nombre que se le da a estos ataques cuando se repiten. Vea "Problemas de la cabeza y el cerebro" (en proceso de redacción).

Durante un ataque, despeje el área alrededor del niño para evitar que se golpee contra algo que le haga daño. Acueste al niño de costado para que no se atragante si vomita. Nunca sujete al niño que sufre un ataque ni intente agarrarle la lengua.

  • Para un ataque causado por el paludismo, consiga ayuda médica. En el camino, dé diazepam. Dé el tratamiento con medicamentos contra el paludismo (vea "Enfermedades causadas por los zancudos : Medicinas" - en proceso de redacción).
  • Para los ataques causados por la deshidratación, consiga ayuda médica. Después de que acabe el ataque, dé suero rehidratante.
  • Para los ataques causados por la meningitis, consiga ayuda médica.


Un ataque aislado, que aparentemente no se debe a una de estas causas peligrosas, quizás no sea un problema (aun da susto observarlo). Si los ataques se repiten, consulte con el trabajador de salud.

Los espasmos que provoca el tétanos pueden confundirse con ataques. La mandíbula se cierra (“bloqueo” de la mandíbula) y el cuerpo se arquea hacia atrás. Aprenda a identificar las señas tempranas del tétanos.

Meningitis

La meningitis es una infección poco común pero muy grave que afecta al cerebro y a la médula espinal. Por lo general empieza sin motivo aparente y la primera seña es la fiebre. A veces se produce como consecuencia de otra enfermedad, tal como la tuberculosis, el sarampión o las paperas.

La meningitis provocada por la tuberculosis puede tardar varias semanas en desarrollarse.

Señas
  • Fiebre
  • Fuerte dolor de cabeza
  • Vómitos
  • Ataques
  • Cuello rígido — la persona no puede doblar la cabeza entre las rodillas
  • La persona no quiere que nadie la toque – un niño llora si alguien intenta tomarlo en brazos
  • Sensibilidad a la luz
  • Irritable, sensible y alterada
  • Letargo: debilidad, cansancio o pérdida de conocimiento


Señas en el recién nacido

La fontanela (mollera) en la cabeza puede hincharse. El niño puede tener vómitos o diarrea. Puede tener fiebre o su temperatura puede estar más baja que lo normal.

El cuello del bebé sano se dobla al levantar su cabeza.
El cuello del bebé con meningitis es rígido. Al levantarle la cabeza, la espalda se alza también.
Tratamiento

Consigaayuda médica inmediatamente. El niño necesitará una combinación de antibióticos específicos.

Si la meningitis se da después de tener tuberculosis, también dele tratamiento para esa enfermedad. Vea "Algunas enfermedades infecciosas graves" (en proceso de redacción) para más información sobre la tuberculosis del cerebro.

Pulmonía (neumonía, infección de los pulmones)

La tos, los resfríos y los problemas para respirar pueden ser leves o graves. Uno de los problemas más graves es la pulmonía, una infección de los pulmones. La pulmonía se describe con mayor detalle en "Problemas de la respiración y la tos" (en proceso de redacción). La pulmonía es una de las causas más frecuentes de muerte en los niños pequeños.

Señas
  • La respiración rápida es la seña más importante de la pulmonía. La respiración rápida significa:
    Desde el nacimiento hasta los 2 meses: más de 60 respiraciones por minuto.
    De 2 meses a 12 meses: más de 50 respiraciones por minuto.
    De 12 meses a 5 años: más de 40 respiraciones por minuto.
    Todos los niños respiran rápidamente cuando lloran. Trate de calmar al niño. Cuando deje de llorar, coloque una mano en su barriga para sentirla subir y bajar. Observe y sienta con la mano cuántas respiraciones hace en un minuto.
  • Fiebre
  • Tos
  • La piel del pecho se hunde con cada respiración
  • Falta de apetito (no quiere comer)
Tratamiento

Si cree que un niño pequeño tiene pulmonía, dele amoxicilina inmediatamente.

Dele de tomar muchos líquidos y dele de comer.

El niño debería estar mejor dentro de 2 días. Si no mejora, puede haber una causa adicional, como la tuberculosis, el asma o una infección de lombrices que haya llegado hasta los pulmones. Si la salud del niño empeora, si tiene mucha dificultad para respirar, pierde el conocimiento o tiene un ataque, consiga ayuda médica. Es probable que el niño necesita inyecciones de ampicilina y ceftriaxona (o ampicilina y gentamicina si es un bebé con menos de 1 mes de nacido).

Prevención

Cuando los pulmones están irritados, se pueden infectar más fácilmente. El humo irrita y debilita los pulmones y la pulmonía puede ocurrir con más frecuencia. Si alguien en casa fuma, siempre debe fumar afuera y lejos de los niños.

Una cocina con chimenea jala el humo fuera de la casa y protege los pulmones de las niñas y mujeres que cocinan, y de los niños que estén cerca.

La pulmonía y la desnutrición

La mayor parte de los niños que mueren de pulmonía sufren de desnutrición. La desnutrición debilita tanto que no pueden resistir la infección.


Es un alivio para todos mejor cuando los niños comen suficientes alimentos nutritivos todos los días.

Tos

Por lo general, la tos es provocada por la gripa común y no requiere de medicamentos. Ayúdele al niño a sentirse mejor con té caliente y dulce, con vapor o solamente cargándolo y consolándolo. En una semana debería estar mejor.

Señas de una tos peligrosa
Señas Podría ser…
Tos que dure 2 semanas o más, con pérdida de peso y fiebre Tuberculosis.
Vea "Problemas con la respiración y la tos" (en proceso de redacción).
Tos con respiración rápida Pulmonía
Tos seca por la noche cuando el niño no parece estar enfermo (especialmente si también hay silbidos al respirar) Asma
Vea "Problemas con la respiración y la tos" (en proceso de redacción).

Crup (tos perruna)

Una tos perruna, o una tos que se prolonga por mucho tiempo y que produce una voz ronca, podría ser crup. Cuando el niño inhala, a veces se escuchan silbidos chillones.

El crup es causado por una infección en las vías respiratorias. Los antibióticos no suelen ayudar. Puede ayudarle al niño si le hace respirar vapor o salir a respirar aire fresco.

A veces se hincha tanto la garganta que el niño no puede respirar bien. Escuche su respiración y si considera que puede faltarle el aire, llévelo al centro de salud. Existen medicamentos que pueden reducir la hinchazón.

Tos ferina (pertussis)

La tos ferina empieza como una gripa – con fiebre, catarro y tos. Luego de 1 ó 2 semanas, la tos empeora. Produce ataques repentinos de tos rápida e intensa. La fuerza de la tos puede provocar vómitos.

Luego de un episodio de tos fuerte, la persona tiene que hacer un esfuerzo para tomar aire. Al inhalar, puede producir un sonido agudo, que parece un “wup”. La tos ferina puede durar meses.

La tos ferina es difícil para cualquier persona, pero lo es aún peor para un niño. Un bebé menor de 1 año puede morir por toser constantemente. Los bebés no siempre hacen el sonido característico “wup”, por lo que puede ser difícil reconocer la enfermedad.

Tratamiento
  • Descanso para evitar que se provoque la tos.
  • Darle pecho más seguido o delr más líquidos y comida.
  • Si el niño baja de peso o tiene dificultad para respirar, consiga ayuda médica.

La mejor forma de proteger a los niños contra la tos ferina es vacunarlos con la vacuna DPT. Vea" Las vacunas" (en proceso de redacción).

La tuberculosis

La tuberculosis afecta a los niños con mayor rapidez que a los adultos. Un niño podría tener tuberculosis si tiene una tos que dura 3 semanas o más, en particular si tiene fiebre o si alguien en casa podría tener tuberculosis. Vea "Problemas con la respiración y la tos" (en proceso de redacción).

Silbidos al respirar

A veces cuando una persona respira se oye un silbido. Este silbido se debe a una estrechez en los pulmones o la garganta que se produce por la gripa o un problema más grave. Si el silbido vuelve una y otra vez, probablemente sea una seña de asma. También puede ser seña de tuberculosis, en particular si el silbido se escucha más fuerte en un lado del pecho. Vea "Problemas con la respiración y la tos" (en proceso de redacción).

La gripe o gripa

El catarro, el dolor de garganta o la tos mejorarán por sí solos con descanso, abundantes líquidos y suficiente comida. El niño sanará sin medicinas. Los antibióticos no ayudan contra la gripa. La gripa a veces produce infección de los oídos o dolor de garganta.

Infección de los oídos

Si un bebé o un niño se frota la oreja y llora, podría tener una infección de los oídos. Las infecciones de los oídos son muy frecuentes en los niños, particularmente después de una gripa o un catarro. La parte interior de la nariz está conectada con la parte interior del oído, y los microbios pasan esa corta distancia con facilidad.

Señas
  • Un niño más grande puede decir que le duele el oído.
  • Los bebés lloran o se frotan las orejas o los lados de la cabeza.
  • Hay fiebre, falta de apetito, problemas para dormir o irritabilidad en general.
Tratamiento

La infección de los oídos puede ser muy dolorosa y puede provocar mucho llanto en los niños. Si el niño está saludable y bien nutrido, la infección generalmente se quitará por su cuenta. El paracetamol puede aliviar el dolor.

Un remedio casero que puede ayudar es el aceite de ajo. Remoje un diente de ajo en aceite durante la noche. Coloque unas gotas de este aceite en el oído varias veces al día.

Un remedio casero que puede ayudar es el aceite de ajo. Remoje un diente de ajo en aceite durante la noche. Coloque unas gotas de este aceite en el oído durante el día.

Cuándo dar antibioticós

Saque el pus usando un papel suave o tela enroscada.

Si un niño ya está delicado de salud, convendría darle amoxicilina o cotrimoxazol. Es más difícil que un niño debilitado resista la infección y por eso puede durar mucho tiempo. Una infección del oído que dura mucho o que se produce con mucha frecuencia puede causar sordera. Siempre dé un antibiótico cuando...

  • sale pus o sangre del oído.
  • la infección del oído no mejora luego de unos días.
  • un bebé de 6 meses o menos tiene una infección de los oídos.
Señas de peligro

Consiga ayuda para cualquiera de estas señas:

Tener sensibilidad e hinchazón detrás de la oreja podría ser una seña de una infección peligrosa de los huesos que se llama mastoiditis.
  • Dolor en el hueso detrás de la oreja
  • Dolor de cabeza, mareos o un ataque
  • Letargo (muy cansado o débil)
  • Pérdida parcial o total de la audición, sordera
Prevención

A veces la infección es causada por algo que ha entrado en el oído. Intente sacarlo irrigando el oído con una mezcla de mitad agua, mitad peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) o vinagre, utilizando una jeringa sin aguja. Otra opción es tratar de sacar el objeto con una pinza pequeña, con mucho cuidado de no perforar el oído. Pero es mejor evitar meter cualquier cosa en los oídos porque podrían entrar microbios al oído o perforar el tímpano. Incluso un pequeño rasguño podría infectarse.

Los bebés que toman el pecho sufren menos de infecciones de los oídos.

Las amígdalas

Dolor de garganta

El dolor de garganta viene de la gripa común. La garganta se ve enrojecida y duele cuando la persona traga. Las amígdalas o “anginas” (2 glándulas linfáticas que aparecen como bultos a cada lado de la parte posterior de la garganta) pueden hincharse y doler o soltar pus.

Tratamiento
  • Dele jugos, tés y otros líquidos en abundancia.
  • Enséñele al niño a hacer gárgaras con agua tibia y sal (use ½ cucharadita de sal en un vaso
    de agua).
  • paracetamol para el dolor.

Generalmente, no se debe tratar el dolor de garganta con antibióticos porque no sirven. Pero un tipo de dolor de garganta que sufren los niños - infección por estreptococo - es peligroso y debe tratarse con penicilina.

Señas de infección por estreptococos
  • Hinchazón y pus (pequeaos placas blancas) en la parte posterior de la garganta.
  • Nódulos linfáticos hinchados o sensibles en el cuello, debajo de las orejas
  • Fiebre
  • No hay tos ni catarro


Si un niño tiene 3 ó 4 de estas señas, la infección probablemente sea por estreptococo y debería tratarse con penicilina o amoxicilina, tomada por la boca, por 10 días, o con 1 sola inyección de penicilina benzatina. Un examen de cultivo de la garganta es la única manera de saber por cierto la causa del dolor de garganta. Se debe hacer ese examen si está disponible.

Si no se trata la infección por estreptococo, puede convertirse en una enfermedad dolorosa y peligrosa que se llama fiebre reumática.

Si la infección por estreptococos no es tratada, puede convertirse en una enfermedad dolorosa y peligrosa que se llama fiebre reumática.

Fiebre reumática

La fiebre reumática es una consecuencia de una infección por estreptococo y generalmente afecta a niños de entre 5 y 15 años. Si de 2 a 4 semanas después de sufrir dolor de la garganta el niño tiene alguna de estas señas, podría tener fiebre reumática:

  • Dolor en las articulaciones, en particular las muñecas y los tobillos
  • Articulaciones hinchadas, calientes y enrojecidas
  • Fiebre
  • Sarpullido que parece curvado o como anillo, debajo de la piel en el cuerpo, los brazos o las piernas, pero no en el rostro
  • Movimientos descontrolados del rostro, los pies o las manos (esto se llama corea, o el baile de San Vito)
  • Debilidad, dificultad para respirar, dolor de pecho

Si piensa que el niño podría tener fiebre reumática, dele penicilina para tratar la infección. Consiga ayuda médica. La fiebre reumática causa daño y debilita al corazón. Esto se llama enfermedad reumática del corazón y puede causar discapacidad o muerte.

Difteria

La difteria es una enfermedad peligrosa que comienza con dolor de garganta y una fiebre baja. Luego de algunos días una placa blanquecina puede aparecer en la parte posterior de la garganta. Con frecuencia la voz del niño se vuelve ronca, su cuello se hincha y su aliento tiene mal olor. La hinchazón y la placa en la garganta hacen difícil o imposible respirar.

Tratamiento
  • Consiga ayuda médica. Existe una antitoxina que quizás esté disponible.
  • eritromicina o penicilina procaína.
  • Haga gárgaras con agua tibia y un poco de sal.
  • Haga inhalaciones de vapor para facilitar la respiración.

Si la placa en la parte posterior de la garganta se pone tan gruesa que le dificulta la respiración al niño, quítela con una tela limpia.

Se puede prevenir la difteria fácilmente con la vacuna DPT. Asegure que existe un programa de vacunación en su comunidad y vacune a los niños.

Sarampión

Las primeras señas del sarampión son fiebre, catarri, ojos enrojecidos y dolorosos, y tos. Estas señas aparecen a los 10 días de tener contacto con una persona que tiene sarampión. Las señas que siguen son dolor en la boca y diarrea. Luego aparece el sarpullido detrás de las orejas y en el cuello primero, extendiéndose porel rostro y el cuerpo, y de allí a los brazos y las piernas.

Tratamiento

La niña con sarampión sanará en 5 a 10 días, si la ayuda a beber, comer y descansar.

  • Dele líquidos abundantes. Si el niño tiene diarrea o cualquier seña de deshidratación, dele suero rehidratante varias veces al día.
  • Continúe dándole pecho al niño lactante. Deje que lo tome las veces que quiera y por el tiempo que quiera. Si le cuesta tomar el pecho, dele leche materna con cuchara.
  • Ofrézcale bocadas de comida varias veces al día. Si le cuesta tragar alimentos sólidos, intente con sopas, mazamorras y jugos.
  • Dele paracetamol o ibuprofeno para aliviar el dolor y la fiebre.
  • Dele vitamina A.


El mayor peligro del sarampión es que puede llevar a otras enfermedades más graves. Esto es más común en niños desnutridos o con VIH u otra enfermedad. Esté atento a estos problemas y trátelos rápidamente:

  • Diarrea: Tratéla con suero rehidratante. Consiga ayuda si no se mejora en 1 ó 2 días.
  • Infección de los oídos: Una infección de los oídos causada por el sarampión puede causar sordera. Trate cualquier dolor de oído inmediatamente con amoxicilina o cotrimoxazole.
  • Problemas de la vista: El sarampión puede resultar en la ceguera. Prevenga la ceguera dándoles vitamina A a todos los niños con sarampión.
  • Pulmonía: Si un niño con sarampión respira más rápido que lo normal o si tiene dificultad para respirar, dele tratamiento para la pulmonía.
  • Meningitis: Consiga ayuda médica si el niño está desorientado, con dolor de cabeza fuerte, si tiene un ataque o pierde el conocimiento. Vea aquí para mayor información sobre la meningitis.
Prevención

Todos los niños deben vacunarse contra el sarampión (vea "Las vacunas" - en proceso de redacción). Si un niño tiene sarampión, podrá proteger a los demás niños en la casa o la escuela al vacunarlos inmediatamente. Mantenga en casa a un niño con sarampión, y de ser posible, lejos de sus hermanos si no están enfermos. Sin embargo, puede ser que los hermanos ya estén infectados aún si todavía no muestran las señas del sarampión. Es mejor mantenerlos en casa también hasta saber que todos estén sanos. Así se puede prevenir que se infecten otros niños de la comunidad. Una persona puede tener sarampión una sola vez, después es inmune.

Rubéola

La rubéola puede provocar un grave daño al bebé que lleva una mujer embarazada. Las mujeres embarazadas deben mantenerse lejos de niños con rubéola.
Señas
  • Fiebre leve, menos de 38,3° C (100° F)
  • Sarpullido leve que empieza en el rostro y se extiende por el cuerpo
  • Hinchazón de los nódulos linfáticos detrás de las orejas y en la parte posterior del cuello y la cabeza

En el caso de niños y adultos jóvenes, la rubéola es más leve que el sarampión. Se mejora por sí sola después de 3 ó 4 días.

En las mujeres adultas, la rubéola puede causar dolor en las rodillas, las muñecas y los dedos.

Vacunar a todos los niños de la comunidad contra la rubéola es la única manera de proteger a las mujeres embarazadas.

Varicela

La varicela provoca una fiebre baja y pequeños puntos rojos que causan comezón. Los puntos generalmente empiezan en la barriga y espalda y se extienden por el rostro, los brazos y las piernas. Después se convierten en ampollas que se abren y forman costras.

Generalmente la varicela dura más o menos 1 semana. Pero si el niño se rasca pueden meterse microbios y suciedad debajo de la piel y causar infecciones de la piel.

Distraiga al niño y ayúdele a no rascarse mucho. Mantenga cortas las uñas y limpias las manos, o cúbrale las manos con mitones o calcetines. Alivie la comezón con tela remojada en avena cocida y agua tibia. Un antihistamínico como clorfenamina también puede ayudar a aliviar la comezón.

La varicela se puede prevenir con una vacuna (vea "Las vacunas" - en proceso de redacción). Si usted fue vacunado, o ya tuvo varicela, es inmune.

Sarna

La sarna causa un sarpullido con comezón que aparece por los costados, las manos, los brazos, las piernas o el pene. Se presenta a menudo en los niños. Para más información sobre la sarna y otros problemas de la piel vea: "Problemas de la piel, las uñas y el cabello" (en proceso de redacción).

Paperas

Las paperas empiezan con fiebre, cansancio, dolor de cabeza o falta de apetito. Puede ser doloroso abrir la boca o comer. En 2 días, una hinchazón blanda y dolorosa aparece debajo de las orejas en el ángulo de la mandíbula.

Puede empezar en un lado del rostro y de allí pasar al otro.

Las paperas desaparecen por su cuenta después de unos 10 días. Si la hinchazón no desaparece, podría ser otro problema. Tanto la desnutrición como el VIH (vea "El VIH y el SIDA" – en proceso de redacción) pueden causar una hinchazón prolongada de los nódulos linfáticos debajo de las orejas, parecido a las paperas.

Rara vecz la infección de paperas se extiende hasta los oídos o el cerebro. Consiga atención médica inmediatamente si alguien con paperas tiene alguna seña de la meningitis o problemas de audición.

Se pueden prevenir las paperas con una vacuna (vea "Las vacunas" (en proceso de redacción).

La polio

La polio es una enfermedad muy seria. Empieza como una gripa con fiebre, diarrea, vómitos y dolores musculares. A menudo el niño se mejora rápidamente, pero para algunos niños, la polio daña los músculos.

Estos niños se vuelven muy débiles, generalmente en una sola pierna. A veces se produce la parálisis de una pierna. Si se mantiene paralizada, será delgada y pequeña mientras que la otra pierna crece normalmente. Si usted ve que al niño le cuesta mover sel cuerpo o parte de su cuerpo (parálisis), consiga atención médica inmediatamente.

La polio puede ser dolorosa. El paracetamol o el ibuprofeno pueden ayudar a aliviar el dolor, así como remojar el miembro en agua tibia. Ejercitar el miembro afectado con regularidad es importante y limita los efectos discapacitantes de la enfermedad. Vea el capítulo 7 del libro El niño campesino deshabilitado.

Prevención

Hay que vacunar a todos los niños contra la polio. Las campañas de vacunación han tenido tanto éxito que la polio ha desaparecido de diferentes partes del mundo. Si se vacunan a todos los niños, la enfermedad desaparecerá por completo.

VIH y SIDA

El VIH debilita las defensas que el cuerpo tiene para resisitir las enfermedades, haciendo que sea más fácil enfermarse de la pulmonía, la tuberculosis, la diarrea y otras enfermedades. Es importante saber lo antes posible si un niño tiene VIH. Si responde “sí” a cualquiera de estas preguntas, favor de leer "El VIH y el SIDA" (en proceso de redacción).

  • ¿El VIH es común en su región?
  • ¿Es usted una madre o un padre que podría tener VIH?
  • ¿Cuida usted a una mujer embarazada que podría tener VIH?
  • ¿Cuida a un niño que puede tener VIH?
  • ¿Cuida a un niño pequeño que no crece bien y se enferma más que otros niños de su edad?

Los medicamentos para el VIH pueden ayudar a un niño con VIH a vivir una vida larga y saludable.



Este página se actualizó el 26 may 2017
es.hesperian.org