Hesperian Health Guides

Alta calidad a bajo costo

Para muchas familias, una silla de ruedas puede ser un gasto enorme o imposible. Hay muchas formas de mantener bajos los costos. Pero tenga cuidado. A veces una silla barata puede ser muy incómoda, débil o peligrosa. Pero también hay alternativas económicas, que aumentan la utilidad y durabilidad de la silla. Por ejemplo, usted podría hacer una silla de ruedas muy práctica y duradera usando madera. Hasta las ruedas de madera (si están bien hechas) pueden servir bien y durar mucho tiempo. Pero usualmente, las mazas (cubos) y los baleros (cojinetes) de madera sólo causan problemas. Los baleros de las sillas de ruedas comerciales son muy caros. Pero muchas veces es posible conseguir baleros usados, más resistentes y en buenas condiciones en talleres eléctricos, a un buen precio o gratis.

¿Sillas de fábrica o hechas en casa?

Girl sitting in chair, girl sitting in chair adapted into a wheelchair.

Muchas veces puede ahorrar dinero si hace usted mismo la silla o la manda a hacer con un artesano del pueblo. Además, es más fácil adaptar una silla hecha en casa a las necesidades particulares del niño.

La información de las siguientes páginas quizás le ayude a decidir qué tipo de silla necesita y cómo gastar menos para hacerla.

Usted puede hacer una silla de ruedas bastante útil y barata poniéndole llantas de bicicleta o ruedas de madera a cualquier silla. Además es más fácil añadirle adaptaciones especiales a una silla de madera que a una de metal. Este diseño fue adaptado del folleto de AHRTAG, Personal Transport for Disabled People. (Vea Cómo hacerlos: Materiales de referencia para sillas de ruedas, tablas con ruedas y otros asientos).


RECUERDE: Una silla de ruedas debe satisfacer al usuario; no sólo al fabricante. Antes (y después) de hacer o comprar una silla, piense con cuidado en las características de la silla que vayan a satisfacer mejor las necesidades del niño y su familia.


Al comprar o hacer una silla de ruedas (o cualquier equipo) considere:

Girl giving a thumbs up in an inclined wheelchair.
  • ¿Cuánto cuesta? Mantenga bajo el costo, pero sin comprometer la calidad que satisfaga las necesidades del niño.
  • ¿Cuánto durará? Entre más dure, mejor, a menos que la silla sólo se vaya a usar poco tiempo.
  • ¿Qué tan fácil o rápido se puede hacer? Entre más fácil y rápido mejor, siempre y cuando satisfaga sus necesidades.
  • ¿Qué tan fácil es conseguir los materiales? Aproveche los recursos locales baratos y de buena calidad (madera, metal y baleros usados, piezas de bicicleta, etc.).
  • ¿Qué herramientas y habilidades se necesitan para hacerla? Por ejemplo, si no tiene equipo o conocimientos para soldar, quizás le convenga más hacer una silla de madera.
  • ¿Qué tan fácil es de reparar? Las sillas de madera armadas con tornillos muchas veces son más fáciles de ajustar o adaptar.
  • ¿Cuánto pesa? Entre más liviana mejor, siempre y cuando sea resistente.
  • ¿Qué tan resistente es? Las personas pesadas necesitan sillas más fuertes con ejes más gruesos. (Una silla para un niño pequeño solo necesita tener apoyado el eje por un lado. Pero para un niño más grande hay que apoyar el eje por los dos lados, o usar un eje más fuerte.
  • ¿Qué tan grande es? Entre más corta y angosta la silla, mejor, si le queda bien al niño (y él no se cae fácilmente).
  • ¿Qué tan fácil es mover la silla-para el niño o un ayudante? ¿Se puede inclinar hacia atrás fácilmente para pasar trechos disparejos? ¿Es fácil transportarla? ¿Subirla por escaleras? (¿Se dobla para ocupar menos lugar?)
  • ¿Tiene la silla lo que el niño quiere y necesita? ¿Es cómoda? ¿Le permite al niño sentarse en una posición saludable?
  • ¿Corresponde a las medidas del niño y se puede adaptar según vaya creciendo? ¿Qué tan bien le queda ahora al niño? ¿Cuánto tiempo va a poder seguir usándola? ¿Qué tanto se puede ajustar cuando el niño crezca?
  • ¿Está bien adaptada a la situación de vida del niño, a su hogar, a las costumbres del lugar, al ancho de las puertas, a la superficie del piso y los caminos, a las banquetas y otros obstáculos?
  • ¿Qué tal se ve? ¿Se ve bien? ¿Le gusta al niño y le da orgullo? ¿Quieren usarla otros niños?


Al escoger el diseño y los materiales de una silla, asegúrese de tener en cuenta estas preguntas.



Esta página se actualizó el 27 may 2020