Hesperian Health Guides

Cuidado del niño con discapacidad severa

Para decidir cómo promover el desarrollo de un niño que tiene una combinación de discapacidades severas, es importante evaluar, lo mejor posible, sus capacidades y discapacidades. Esto no es fácil, sobre todo con un niño muy pequeño. Hay que fijarse siempre en nuevas señas que podrían cambiar la evaluación. Esto, a su vez, podría cambiar el plan de actividades que se tenga para el niño, para poder ayudarle mejor a desarrollar las destrezas que estén a su alcance.

Al evaluar al niño y planear actividades, trate de ser realista. No exija demasiado porque podría hacer que el niño y su familia se desanimen. Pero tampoco exija muy poco.

Por ejemplo, una niña con una discapacidad física grave que además es sorda y/o ciega podría parecer retrasada mental simplemente porque no tiene un modo de percibir y responder bien a las cosas que la rodean. Pero realmente la niña podría tener mucha más capacidad mental de la que aparenta. Sería un error no buscar las formas de alcanzar y desarrollar su mente. Pero esto requerirá mucha paciencia y creatividad por parte de quienes la cuiden.

Algunas metas en el cuidado de un niño con discapacidades múltiples severas

  1. Ayudar al niño a estar físicamente cómodo, limpio, seguro y bien alimentado.
  2. Ayudarle con ejercicios y posturas para prevenir otras deformidades y facilitar su cuidado.
  3. Ayudarle a desarrollar cualquier habilidad que sea posible—como el control de las manos y la cabeza y alguna forma de comunicación. Ayudarle también a relacionarse con los demás para que pueda satisfacer sus necesidades y aprenda a portarse de una manera aceptable.
  4. Hacer que su cuidado sea más fácil y divertido para las personas que están a cargo de él.


a child in a seat that supports his body and head while a woman feeds him.
Al niño con discapacidad severa puede ayudarle un asiento especial que lo mantenga en una posición que le dé más control.

Mucha de la información y de las sugerencias en los Capítulos 34 y 35 sobre la estimulación temprana y el desarrollo pueden ser útiles para el niño con discapacidades múltiples. Identifique las áreas de desarrollo en las que el niño parezca tener las mayores posibilidades. Luego haga un plan de actividades, estimulación y premios que ayuden al niño a avanzar paso a paso. Algunas de las sugerencias incluidas en el Capítulo 40, “Maneras de mejorar el aprendizaje y la conducta”, podrían ser de ayuda. Pero tendrá que seguirlas con mucha constancia y paciencia.

Para satisfacer las necesidades de un niño con varias discapacidades, también le servirá la información en los capítulos sobre las diferentes discapacidades que tenga el niño.

Las posturas y los asientos especiales que mostramos en el Capítulo 65 podrían ayudarle al niño a controlar mejor el cuerpo. Esto a su vez podría facilitar la alimentación, la comunicación básica y otras actividades.

A baby is being helped to roll over
Una niña que es más lenta que los otros niños en aprender a usar el cuerpo y la mente necesita ayuda adicional. Es importante para su desarrollo que aprenda a torcerse y a rodar, y a levantarse con los brazos y a voltearse. Aquí una fisioterapeuta primero le ayuda a una niña a relajarse, meciéndole las caderas de lado a lado.
a woman holding a baby bottle while a child turns to look at it.
Luego anima a la niña a levantarse y a voltearse para seguir un objeto que ella quiere.


¡PRECAUCIÓN! Es más sano amamantar a un niño que darle biberón (mamila, pacha). Por eso, usualmente es mejor usar una sonaja o un juguete, y no un biberón, para llamarle la atención al niño.



Esta página se actualizó el 27 may 2020